Home » Deporte

Crónicas Beisboleras

Publicado por Naked snake el Lunes, 3 agosto 2015
Sin Comentarios


Columna 121
Por Jaime Palau Ranz
Estadísticas.
Oaxaca, México.-El béisbol es un deporte de estadísticas, imposible que un pelotero se camuflajee y engañe a su manager si no está haciendo un trabajo eficiente, no hay manera de esconderse, hay demasiadas mediciones que te permiten cruzar los datos y determinar si está rindiendo lo que se espera de él.

Para los bateadores hay varias estadísticas que permiten medirlos, la principal es el porcentaje de bateo, mientras más alto sea, es mejor, se determina dividiendo el total de hits que ha conectado entre las oportunidades legales que ha tenido de batear, para los lectores que me han preguntado qué significa legales, les diré que mientras más hits conecte un bateador, aumentará su porcentaje y cada vez que falle y le hagan out, le disminuirá, solo que no todas las veces que llegue a la almohadilla de primera serán legales y le beneficiarán a su porcentaje y no todas las veces que falle le va a perjudicar disminuyéndolo.

unnamedbeisSi un bateador recibe base por bolas, base por bolas intencional o un golpe del lanzamiento en su cuerpo, llegará a primera base mas no se considera vez legal al bate, ahora bien, si conecta una rola al cuadro con la que sería retirado fácilmente en el tiro a primera, pero los defensivos deciden sacar out a algún corredor más adelantado y por eso llega quieto a la inicial, sí se considera vez legal al bate solo que no es un hit y por lo tanto falló y le disminuye su promedio, lo mismo sucede si hay error de fildeo en una rola o en el tiro hacia la primera y también llega quieto a la base, es vez legal y disminuye su promedio.

Si hay hombres en alguna de las dos primeras bases y el manager le ordena al bateador hacer un toque de sacrificio para avanzarlos, aunque lo hagan out en primera, habrá cumplido su tarea de avanzar al compañero, por lo tanto no se le puede castigar disminuyendo su promedio de bateo, no se considera como vez legal, situación similar es cuando hay hombre en tercera base y menos de dos outs, si el bateador eleva a los jardines y al momento de que se atrape la pelota el corredor arranca hacia el pentágono y anota la carrera en jugada de pisa y corre, se cumplió el cometido con el elevado de sacrificio que produce la anotación, igualmente hizo buen trabajo y no es vez legal, por lo tanto no le disminuye el porcentaje.

Otras mediciones para los bateadores son la cantidad de carreras producidas, la cantidad de jonrones conectados o el promedio de bases alcanzadas (un ejemplo que permite diferenciar a tres bateadores con el mismo porcentaje de bateo es la cantidad de bases alcanzadas por cada uno, supongamos que los tres acudieron al plato 100 veces legales, uno conectó 35 hits sencillos lo que da 35 bases, otro dio 20 hits sencillos, 10 dobles y cinco jonrones, 20+20+20 son 60 bases alcanzadas y el tercero pegó 10 sencillos, 15 dobles, 5 triples y 5 cuadrangulares, 10+30+15+20 lo que da 75 bases, eso clarifica quien fue mejor bateador con el mismo promedio de .350 de bateo).

En el caso de los lanzadores, se analizan igualmente diferentes mediciones, una de las más importantes es el promedio de carreras limpias aceptadas, ERA, ya que en inglés se dice Earned Run Average, contrariamente al porcentaje de bateo que debe ser lo más alto posible, aquí el más eficiente es quien tiene el promedio más bajo.

Hay diferentes tipos de lanzadores, unos son abridores y tiran cada quinto día, ellos deben aguantar al menos seis entradas cada vez que salen al terreno, hay relevos largos que cuando entran a jugar se espera se mantengan en la loma de tres a cinco entradas, los relevos intermedios deben permanecer de dos a tres innings, los relevos cortos, el preparador y el cerrador deben estar capacitados para enfrentar desde un bateador hasta dos entradas completas, entonces si tienen diferente participación y cantidad de enemigos enfrentados, ¿cómo se puede medir el desempeño de todos para que sea equivalente? Pues se aplica una formula general y se multiplica por nueve, de esa forma se mide el trabajo de todos en el equivalente a un juego completo que dura nueve entradas, ahora bien, solo se van a considerar las carreras aceptadas que sean limpias.

Igual que no le afectan para obtener su promedio a un bateador las veces que no fueron legales, lo mismo sucede con los lanzadores, las carreras sucias no le perjudican a su porcentaje, revisemos algunos ejemplos de cómo se consideran.

Si un bateador queda quieto en una base como consecuencia de un error de fildeo y debía ser un out fácil o de rutina y posteriormente anota carrera, esta es sucia, un ejemplo de otra situación sería, hombre en segunda con un out, el bateador saca rola hacia segunda base y este duda entre tirar a tercera para retirar al corredor que intenta avanzar a la siguiente almohadilla o a primera para hacer out al corredor, finalmente decide ir a primera y tira mal escapándosele la bola al inicialista, se marca error ya que debería ser out de rutina, queda quieto el bateador y el corredor que llega a tercera puede seguir hasta el pentágono anotando carrera, esta se considera sucia de momento ya que es consecuencia de un error y en una jugada normal no hubiera tenido oportunidad de ese avance, aquí tenemos dos opciones con el siguiente bateador, la primera es, si le hacen out, entonces debería haber sido el tercer out de la entrada y por lo tanto no habría sido anotada la carrera, el corredor se hubiera quedado en tercera, esa anotación se queda sucia y no afecta al lanzador, no importa que en la realidad sea apenas el segundo out de la entrada y aun cuando el siguiente bateador conecte hit, ya se queda sucia, ahora bien, la otra opción es que el bateador conecte de hit, supongamos un cuadrangular, entonces se anota lo siguiente, la carrera sucia se limpia en ese momento, ya que de no haber habido error, el corredor estaría en tercera con dos outs, con el hit hubiera anotado de todas formas, por lo tanto se limpia, el corredor de primera que está en base a consecuencia del error, será carrera sucia todo el tiempo y el nuevo bateador anota su carrera producto del homerun y esta es limpia

Todas las carreras que se anoten después de un error de fildeo cuando ya hay dos outs en la pizarra, serán sucias, la entrada debería haber terminado sin más daño y sin embargo se abrió una nueva oportunidad que no se desaprovecha, para el lanzador ya no es detrimento adicional a su promedio, veamos pues cual es la fórmula.

Se dividen las carreras limpias aceptadas entre el total de innings lanzados, el resultado se va a multiplicar por nueve, que es la manera de equiparar a todos los lanzadores, veamos un ejemplo, un pitcher ha recibido 10 carreras limpias y ha tirado por 70 entradas y dos tercios, pero un momento, que es eso de dos tercios, pues resulta que las entradas tienen tres outs, no todos los lanzadores son retirados del terreno por entradas completas, muchas veces los lanzadores de relevo entran con un out o con dos outs en una entrada, supongamos que ese lanzador ha entrado en treinta juegos, en 18 tiró por 3 entradas completas lo que da 54 innings, en 10 partidos sacó 5 outs, en algunos sacó una entrada completa que son tres outs y dos de la siguiente antes de ser cambiado, en otros sacó el tercer out de una entrada, la siguiente completa y uno de la que continuaba, como sea fueron 10 juegos de 5 retirados, esto son 50 outs conseguidos, entre 3, el promedio es 16 entradas y dos tercios, y en dos partidos no sacó un solo out, se enfrentó a varios enemigos sin poder hacer out a ninguno, la suma de 54+16.66+0 da los 70 innings y dos tercios del ejemplo.

Siguiendo la fórmula 10/70.66=0.14 al multiplicar por 9 da 1.27 lo que significa que recibe 1.27 carreras limpias por cada 9 innings lanzados, o sea por cada partido completo en teoría, ese promedio sería extraordinario, menor a 2 es muy bueno, menor a 3 es bueno, menor a 4 es aceptable y mayor a 4 empieza a ser un desastre.

Otras estadísticas para medir a un lanzador son la cantidad de juegos que ha ganado durante la temporada, cuantos ponches ha conseguido, cuantos juegos ha salvado y existen muchas más, cada una tiene su fórmula correspondiente que clarifica la valía de cada uno y no hay manera de engañar a nadie, es un deporte de conjunto con números individuales, ¿no es sorprendente?.
Si desea contactarme favor escribir a jpr.cronicas@gmail.com
Facebook: Jaime Palau Ranz
Tweeter: @jpranz
Seguiré comentando la próxima semana.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.