Home » Democracia, Género

Acoso sexual a trabajadoras, práctica común en el INE

Publicado por @Shinji_Mcfly el Miércoles, 5 agosto 2015
Sin Comentarios


Silvia Núñez Esquer/CIMAC

Oaxaca, México.– La ex asesora del Instituto Nacional Electoral Leyla Acedo Ung denunció hostigamiento sexual y laboral de parte de su jefe directo, José Roberto Ruiz Saldaña, consejero del INE, razón por la que dejó el empleo el pasado 1 de mayo.

La denuncia fue interpuesta ante la Unidad Técnica de Igualdad de Género y No Discriminación del INE, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, y la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra).

ineSu interés por denunciar ante las diversas instancias tiene como propósito que los otros organismos también tomen postura, y con ello evitar que su caso se resuelva en forma privada, entre unos cuantos, y tratar de garantizar que existan elementos para que no se vuelva a presentar el hostigamiento.

En entrevista, Acedo Ung expresó que las mujeres están muy vulnerables en ese tipo de trabajos desempeñados en las instituciones públicas, y en especial en espacios de relaciones laborales de confianza.

Lamentó que el Protocolo para Prevenir, Atender y Sancionar el Hostigamiento y Acoso Sexual y Laboral del INE niegue la posibilidad de que exista violencia en mandos medios.

Consideró que la violencia está permeada en todos los niveles jerárquicos y ese es el punto medular de su caso, pues ella estaba contratada como personal de confianza. Sólo se considera que la violencia puede suceder en los niveles bajos, siendo que la violencia está en todos los planos estructurales, criticó.

Recordó que la mayor parte del personal de confianza en el INE son hombres, precisamente por los tipos de dinámica laboral con jornadas de más de 10 horas, no ven a sus hijas e hijos, y por lo mismo, al ser menos cantidad de mujeres están más vulnerables, y menos protegidas ante este tipo de situaciones.

Lo ocurrido a ella es un reflejo de la violencia estructural que vive el país y que trastoca los planos laborales.

A siete días de presentada la denuncia, el INE emitió un comunicado en el que informa que la institución atiende la inconformidad bajo la normatividad vigente para su resolución respetando las vías y tiempos establecidos.

Agrega que agotará todas las investigaciones para que el caso sea aclarado a la brevedad, “tal como el propio consejero Ruiz Saldaña lo ha solicitado”.

Sin embargo, la Unidad Técnica de Igualdad de Género y No Discriminación del INE no se ha pronunciado al respecto, por lo que ella supone están buscando alguna variable por medio de la cual puedan analizar su caso y atenderlo de acuerdo con el protocolo.

La Unidad de Género está instalada por decreto gubernamental, pues todas las instituciones deben tener una, más no ha surtido un efecto que atraviese todas las tomas de decisiones, incluida la selección del personal y de los representantes, en este caso los consejeros, que garantice no sólo que tengan un diploma sino una práctica constante, afirmó Leyla Acedo.

cimacineOriginaria de Hermosillo, Sonora, licenciada en Derecho, Maestra en Ciencias Sociales y candidata a Doctora, Leyla Acedo explicó que la capacitación siempre se da a las personas de los rangos inferiores, cuando los tomadores de decisiones, las autoridades y los directivos no están necesariamente preparados, y lo que es peor no se les está capacitando para tener una sensibilización en ese sentido, pues se asume –y es parte de la cultura jerárquica que tenemos– que “si eres el jefe ya no necesitas capacitación. O que ya no necesitas reforzar ciertos aspectos”, comentó.

La afectada por violencia sexual y laboral comentó que no había denunciado por miedo y por inseguridad en cuanto a su capacidad profesional, pues su autoestima se vio afectada, ya que las subestimaciones a su trabajo fueron parte de la violencia laboral que sufrió.

“Me empecé a enfermar de todo, no me aliviaba, me dio influenza, estuve con el sistema inmunológico muy deteriorado”, recordó. Consideró que la mejor muestra de que el hostigamiento afectó su salud es que desde que salió de trabajar en el INE no se ha vuelto a enfermar.

Una vez que ha pasado por el reforzamiento psicológico, aclaró que lo que pide es garantía de no repetición para el resto de su equipo y para todo del personal del INE, porque es una práctica que ocurre y que seguirá ocurriendo. No demanda reinstalación ni alguna compensación monetaria.

Su única solicitud es la garantía de no repetición y eso tendría que traducirse en alguna sanción para el agresor, y modificar el Protocolo para Prevenir, Atender y Sancionar el Hostigamiento y Acoso Sexual y Laboral del INE para que incluya al personal de confianza. Implicaría también reforzar los estándares de evaluación y de sanción ante el hostigamiento sexual y laboral a todos los mandos.

Que se incluya en el estatuto y en el propio protocolo la incorporación de este tipo de casos de mandos medios, de personal de confianza, puesto que el hostigamiento se da a todos los niveles. Lo más importante es el reconocimiento de que existe un acto de hostigamiento sexual y laboral, insistió.

La también especialista en relaciones de género declaró que como activista y defensora de Derechos Humanos de las mujeres sintió que su deber era denunciar, para visibilizar que había no sólo una conducta sino una práctica constante de violación a los derechos laborales.

Leyla Acedo Ung llamó a que si existen otras mujeres en su misma situación se atrevan a denunciar, aunque aclaró que es una decisión difícil sobre todo cuando se está adentro de la institución.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.