Home » Cultura

Los libros ayudan a sellar pactos emocionales: Juan Villoro

Publicado por Naked snake el Martes, 11 agosto 2015
Sin Comentarios


La Crónica

Oaxaca, México.-El Colegio Nacional. El escritor anuncia nueva temporada de su obra de teatro Conferencia sobre la lluvia, que se realizará los lunes 10, 17, 24 y 31 de agosto a las 19:00 horas, con entada libre. Dirige Sandra Félix y Arturo Beristain, en el papel del bibliotecario

Para Juan Villoro, los libros tienen una “vida interior”, más allá del contenido que resguardan.
“Son objetos que hay que entenderlos como una forma eficaz de mediación para acercarnos y conocer a otros por lo que leen. Entenderlos como esos objetos del amor que de pronto se convierten en auténticos talismanes de una relación y ayudan a sellar pactos emocionales”.

Lo anterior es el resultado de la travesía que realizó Juan Villoro al escribir Conferencia sobre la lluvia, obra de teatro que tendrá una temporada de cuatro funciones a partir del 10 de agosto en El Colegio Nacional, y en la cual los libros, con sus virtudes y bondades, son el foco de ese periplo.
Y son objetos únicos, para los cuales Juan Villoro cita a Umberto Eco para recordar su valía: “Son algo que se inventó bien, como el tenedor, el alfiler o la cuchara y pocas variantes pueden tener”.
ESCENA. Y para hablar de la temporada de Conferencia sobre la lluvia y los libros, la entrevista se realiza en la biblioteca de El Colegio Nacional. Ahí, en ese pasillo donde están los títulos de cada uno de los integrantes de la institución, el autor de El disparo de argón cuenta que hubo una función el 16 de junio para saber cómo funcionaba “en un espacio que no es un teatro. Nos interesaba mucho la combinación de presentar una obra de teatro que trata de una conferencia, en un sitio —la Aula Mayor— donde se dan conferencias”.

La función fue exitosa y asistieron 650 personas. Entonces a los amigos de El Colegio Nacional, dice, propusieron hacer una temporada con cuatro funciones: 10, 17, 24 y 31 de agosto a las 19:00 horas, con la dirección de Sandra Félix y Arturo Beristain, en el papel del bibliotecario.

Es un montaje que nace del vértigo, de esa incertidumbre que tienen los que “damos conferencias, cuando perdemos el hilo del discurso y hablamos de otras cosas, que muchas veces deriva en una confesión y exponemos cosas personales. Esto ocurre en el monólogo Conferencia sobre la lluvia”.
Su protagonista, explica, es un bibliotecario que ofrecerá una plática sobre la relación entre poesía amorosa y lluvia, pero pierde sus apuntes y entonces, al improvisar, habla mucho de él, “un soliloquio que no es normal”.

En ese discurso, emergen los libros y la relación que tiene el bibliotecario con éstos. “Así, en la obra trato de demostrar la `vida interior´ de los libros, que no solo tiene que ver con el contenido, sino con la forma en que nos relacionamos con éstos”.

Así, vemos cómo el bibliotecario ordena su mundo en torno a los libros, sus objetos de afecto. “Si alguien le presta uno, es una señal de cariño, si él regala alguno, también es señal de afecto. Se coordina y articula con los otros a través de los libros y, por supuesto, el amor pasa por éstos”.

Por esto, abunda, se sorprende que alguien los repudie. “No entienda por qué una mujer los rechaza, o al revés, puede admirar a otra por ser especialista en textos”. Lo anterior, añade, es la esencia de la obra: “Entender a los libros como objetos del amor, que de pronto se convierten en auténticos talismanes de una relación”.

Hoy que se habla mucho de los libros electrónicos, que también se mencionan en la obra, tenemos que diferenciarlos con los hechos en papel. “Éstos son objetos únicos y una de las cosas curiosas que tienen, es que pueden pasar de mano en mano. Se obsequian y, por esto, el protagonista dice que lo más valioso de los libros son las manos que te los entregan”.

Así, te vinculan con la gente y puede surgir una relación amistosa o amorosa. “Es el mundo íntimo de los libros y tiene que ver con la forma en que los usamos”.

Porque en muchas ocasiones, cuenta Juan Villoro, “nos protegemos, no decimos lo que somos y lo que sentimos porque asustaríamos a los otros. Alguien que de inmediato expresa sus emociones y sentimientos se le puede tachar de loco, de muy emocional y que no se controla. Por eso estamos acostumbrados a decir poco, a sugerir, y entonces utilizamos los libros como objeto de mediación”.

Por ejemplo, señala, si te gusta una mujer, no le dices lo que piensas de ella. Le regalas flores y, si te enteras de que le gusta la poesía, le prestas un libro de sonetos que lleva un mensaje subliminal que puede entender.

Entonces, agrega, los libros son esas mediaciones para acercarnos a los demás, para tener solidaridad, para conquistar a alguien y el camino para entender a los otros a través de lo que leen. “Un lector febril puede contactar a otro, porque se entera de los libros que lee y dice: esta persona tiene un gran gusto, igual al mío. Ahí se da la simpatía y afinidad. De esto también trata la obra: cómo sellamos pactos emocionales con los otros a través de los libros”.

Aunque en ocasiones, precisa el autor de Arrecife, generan situaciones complicadas. “Cuando prestas uno que es muy valioso a una persona que lo ama igual, es capaz de no devolvértelo. “Gana la desconfianza de alguien que ama más los libros que el respeto que te tiene como amigo”.
Son muchas sus virtudes, expone Juan Villoro, pero esencialmente, “son el depósito de sabiduría y conocimiento y existirán mientras haya humanidad”.

Juan Villoro es uno de los más importantes escritores de México. Es integrante de El Colegio Nacional y es autor de novelas como El testigo y Llamadas de Ámsterdam. Durante su carrera literaria, ha sido acreedor de diversos premios, como el Herralde y el José Donoso.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.