Home » Ciencia y Tecnología, Cultura

Cómo la música clásica se adapta al streaming

Publicado por Naked snake el Viernes, 14 agosto 2015
Sin Comentarios


Oaxaca, México.Se lanzó la plataforma Idagio, que lidera la Filarmónica de Viena y contiene mil horas de música. El público docto no ha sintonizado con lo digital como el auditor pop.

Los tiempos a veces operan con ejemplos absolutamente contrarios. Cuando en 1979 el compact disc hizo aparición en el mundo de la música, el director Herbert von Karajan y el pianista chileno Claudio Arrau se apresuraron a grabar casi al mismo tiempo. Fueron los dos primeros discos compactos de la historia. Tal como había sucedido en 1948 con la aparición del longplay, la música docta otra vez se impuso a la hora de probar nuevas tecnologías.

Más de 30 años después, el género clásico ha ido quedando abajo en su ingreso a las plataformas de reproducción musical en streaming. Quienes escuchan a Bach, Mozart o Beethoven suelen desconfiar de los soportes digitales y, en general, aún compran discos compactos, ven óperas en Blu-ray o DVD o escuchan radio. De acuerdo a datos de la Federación Internacional de la Industria Discográfica (IFPI), en Alemania (el centro de la música clásica con sellos como Deutsche Grammophon o Sony Masterworks), el 70 por ciento de las ventas musicales  son aún en formato físico.

La obra del más grande compositor será explicada en el primer videoconcierto didáctico.

La obra del más grande compositor será explicada en el primer videoconcierto didáctico.

Es justamente en Alemania donde este lunes se lanzó el sitio de streaming Idagio, una contracción de la letra I de Iphone y la palabra Adagio, tradicional movimientos de una sinfonía. La plataforma digital, que por ahora sólo se puede descargar en Iphones y Ipads, tiene entre sus impulsores a la Orquesta Filarmónica de Viena, la Orquesta de Cleveland, la Orquesta Philharmonia de Londres y el barítono estadounidense Thomas Hampson. Se dedica exclusivamente a la música clásica y dispone de más de mil horas con la Filarmónica de Viena, una de las mejores del mundo, y cientos de grabaciones de la Orquesta de Cleveland, alguna vez considerada la mejor de Estados Unidos.

“Si Herbert von Karajan estuviera vivo, estaría probablemente en Silicon Valley. Su apetito por la tecnología era similar al que tenía por la música”, afirmó en la presentación Till Janczukowicz, fundador de Idagio. Con tal expresión hacía referencia a la importancia que tuvo el maestro austríaco en la masificación del compact disc, formato del llegó a ser nombrado embajador. “Nuestro sitio cuenta con miles de horas de música, pero esta es sólo la base. En el futuro incorporaremos videos de conciertos, entrevistas, tickets, foros y todo lo que nuestros socios y usuarios estimen conveniente”, afirmó Janzukowicz. El catálogo de Idagio también ofrece amplios registros  de la soprano Maria Callas, el director Leonard Bernstein, el conductor Wilhelm Furtwängler o el mencionado Karajan.

Una de las deficiencias de los actuales sistemas de streaming es también una de las razones por las que el aficionado docto lo rechaza: sus criterios de búsqueda son básicos, generalmente reducidos a los parámetros de canción, intérprete y álbum. Karajan, por ejemplo, grabó al menos tres veces la Quinta Sinfonía de Beethoven con la Filarmónica de Berlín. El consenso de la crítica dice que la versión de 1962 es la mejor, pero la búsqueda en un sistema de streaming tradicional difícilmente especificará si la versión hallada es la del 62, la del 77 o la de 1982.

Para un melómano, esa falta de sintonía fina puede ser la razón por la cual no optar por un sistema de streaming. La otra gran razón es la calidad de audio, que con los 160 kilobites promedio de las plataformas tradicionales dista bastante del sonido de un CD y está a años luz de la profundidad del vinilo. El recién lanzado Idagio, sin embargo, promete lanzar música en alta definición, al igual que lo hace Tidal, la plataforma boutique creada hace unos meses por artistas pop como Jay Z, Rihanna y Taylor Swift.

Lejos de las plataformas tradicionales (Spotify, Google Play, Deezer o Apple Music ofrecen básicamente lo mismo), existen esfuerzos como el servicio Qobuz, una web francesa orientada al jazz y la música clásica en alta calidad de audio

Lo que sí siempre ha estado es YouTube, que con su  heterogéneo aporte de masa crítica incorpora de todo, desde extractos de discos  a óperas completas, de conciertos en vivo descatalogados en VHS o laserdisc a portales de las orquestas más prestigiosas del mundo.

Fuente: La Tercera

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.