Home » Cultura

Descubren dinámica de fluidos tras técnica de pintura accidental

Publicado por Naked snake el Sábado, 15 agosto 2015
Sin Comentarios


Notimex
Oaxaca, México.-.- Un equipo interdisciplinario de la UNAM encabezado por Roberto Zenit, del Instituto de Investigaciones en Materiales, encontró la física y específicamente la dinámica de fluidos detrás de la técnica llamada “accidente controlado”, del pintor David Alfaro Siqueiros.En un comunicado de la Universidad Nacional Autónoma de México, Zenit que en 1936, el afamado pintor chihuahuense descubrió “algo maravilloso, sólo semejante al misterio de la creación biológica, al secreto de las configuraciones geológicas, al misterio de la creación entera”.

“Ello, mediante el uso de simples superposiciones de colores que por absorción, en un tremendo pintura 01e inexplicable maridaje, producen los más extraños y gloriosos fenómenos plásticos”, lo señaló él mismo.

Se trataba, comentó el experto del Instituto de Investigaciones en Materiales (IIM), de una nueva técnica pictórica que llevaría por nombre pintura accidental, pero que él mismo llamó “accidente controlado”.

Para realizar sus obras utilizó todos los procedimientos imaginables: la brocha de mano, la brocha mecánica, las veladuras, las raspaduras y los trucos imaginables de la alquimia pictórica. Sin embargo, nadie había explicado cómo se producen tales efectos.

Zenit destacó que la pintura accidental se explica por un fenómeno presente en la naturaleza denominado inestabilidad Rayleigh-Taylor, que se produce si un fluido de baja densidad “empuja” a otro de alta.

Así ocurre en las nubes, los domos salinos, las nebulosas o, incluso, al hacer un hot cake y el fluido de la masa con leche, al entrar en contacto con el aire caliente del sartén, de diferente densidad, genera “inestabilidades” en las orillas, explicó Francisco Godínez, del Instituto de Ingeniería. II.

Suicidio colectivo, El nacimiento del fascismo o El fin del mundo, son algunas de las obras de Siqueiros representativas de esta técnica. La primera, exhibida en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, es un monumento a las culturas prehispánicas condenadas de las Américas y un grito de guerra contra los regímenes totalitarios contemporáneos.

Sandra Zetina, coordinadora del Laboratorio de Diagnóstico de Obras de Arte del Instituto de Investigaciones Estéticas (IIE), se interesó en la técnica accidental. Como parte de su tesis de maestría, se había concentrado en el estudio de Explosión en la ciudad, obra del Museo Carrillo Gil.

Zenit encontró que el artista tiraba la pintura y la dejaba actuar; así, aparentemente de la nada se creaba esa especie de formas autoenvolventes. Reprodujimos la técnica muchas veces, y con los científicos aún más, relató.

De inmediato, Zenit identificó la inestabilidad Rayleigh-Taylor, y que la densidad de las diferentes pinturas es la causante de los efectos, pero había que probarlo.

Para el estudio la base fue un trabajo del Premio Nobel de Física (1983), Subrahmanyan Chandrasekhar, quien planteó el análisis de inestabilidades de Rayleigh-Taylor combinando fluidos de diferente densidad, precisó Francisco Godínez, del II.

Por la importancia de esta investigación y el realce internacional que ha tenido, Sandra Zetina informó que continuará la colaboración entre científicos e historiadores del arte, no sólo para el análisis de obras artísticas, sino por la importancia para su conservación.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.