Home » Mérito Ciudadano

Bomberos de la capital oaxaqueña celebrarán su Día Nacional

Publicado por Naked snake el Viernes, 21 agosto 2015
Sin Comentarios


Oaxaca, México.-El Heroico Cuerpo de Bomberos de Oaxaca perteneciente a la Secretaría de Seguridad Pública (SSPO), se une al festejo del Día Nacional del Bombero, que se conmemora cada 22 de agosto para reconocer la noble labor, sacrificio y heroísmo de quienes conforman las agrupaciones a lo largo de toda la República Mexicana.

Actualmente, el director del Heroico Cuerpo de Bomberos Manuel Alberto Maza Sánchez, aseguró que a nivel nacional la corporación está calificada como uno de los tres mejores cuerpos de bomberos, brindando protección a casi un millón de personas que viven en la ciudad y zonas conurbadas.

cuebomberosLo anterior, debido a que a través de los años y desde 1999 se inició un programa de profesionalización de los bomberos oaxaqueños, alcanzando la dignificación plena de las instalaciones, equipos y uniforme, así como la priorización del trato humano y prestaciones, camino en el que continúan día a día.

“Para nosotros es importante que el avance del cuerpo de bomberos, no sea solamente en la infraestructura, en los vehículos o en el equipamiento, si no en el conocimiento”, aseveró Maza Sánchez.

Compromiso Social

Cuando una comunidad crece también crecen sus riegos, es por ello que hoy en día el estado cuenta con 182 bomberos, mismos que se encuentran distribuidos en sub estaciones.

En Valles Centrales se cuenta con tres bases, una en el municipio de San Jacinto Amilpas y dos en el municipio de Oaxaca de Juárez, y se espera de culminar la construcción de una cuarta estación en Santa Cruz Amilpas. Asimismo se localiza otra en la Costa, específicamente en Puerto Escondido y otra en el Istmo de Tehuantepec, ubicada en Juchitán de Zaragoza.

La gama de servicios que cubren no se compara con ningún otro cuerpo de rescate en el estado, su ayuda y cooperación va desde acudir a rescatar una mascota, hasta controlar una fuga de químicos peligrosos o una atención masiva en algún accidente.

Auxilian daños por ataques de abejas africanas, atienden fugas de gas, poda de árboles que caen en temporadas de lluvias, emergencias con cables caídos, e incluso atrapa animales como tarántulas, iguanas, entre otros.

“Nos llaman niños llorando para decirnos que perdieron a su mascota y quieren que los ayudemos, nos hablan muy frecuentemente en vacaciones para decirnos que están amarrados en su casa, que les pegaron o que están solos; escuchamos a los niños porque ellos tienen la confianza de que el bombero les va a ayudar”, compartió el director del Heroico Cuerpo de Bomberos.

Desafortunadamente, la corporación también se ve afectada por la falta de consciencia y educación de los usuarios que utilizan los números de emergencias para realizar llamadas de broma, e incluso de quienes en busca de cumplir alguna fantasía, marcan con la intensión de enamorar a un bombero.

Preparación

Quien quiere ser un bombero profesional, requiere mínimo de un año de entrenamiento constante basado en manuales, ya que para poder hacer una certificación como bombero se deben aprobar estatutos internacionales, mismos que vienen certificados por la Asociación Nacional de Protección contra el Fuego en los Estados Unidos de Norteamérica, además de las normas oficiales mexicanas 002 y 026 que hablan acerca de las condiciones de la prevención de los incendios en los centros laborales.

Un bombero no solamente debe ser especialista en apagar fuego pues su labor requiere estar preparado para muchas situaciones, deben incluso tener conocimientos de química, física, matemáticas e incluso cálculo.

Según comparte el directivo de la corporación, actualmente se capacitan con una segunda lengua que es el inglés, ya que la mayoría del equipo con el que cuentan viene en ese idioma, los camiones traen instrucciones en inglés y es necesario que el personal conozca qué significan las palabras.

Sin excepción alguna, el personal cuenta con un tronco común como bombero, mismos que como segundo paso se capacitan en diferentes áreas, motivo por el cual se cuenta con paramédicos y especialistas en rescate acuático, subacuático, montaña, desniveles, personal para extricación (víctimas atrapadas en accidentes vehiculares) y explosivos, además de búsqueda en ríos, arroyos y bajo escombros, caídas de avionetas, búsqueda, localización y rescate de personas incluso en los límites de otros estados como Chiapas y Guerrero.

Autoevaluación

Una vez que regresan de un auxilio, el personal se reúne para hacer una autoevaluación de su trabajo; acuden el comandante de guardia, los oficiales, los suboficiales y toda la escala jerárquica necesaria para determinar qué estuvo bien y qué estuvo mal, en busca de poder determinar los posibles errores que no deben volver a cometer.

Refiere el director de la corporación que es gracias a eso que durante los 61 años de actividad del Cuerpo de Bomberos, solamente se cuenta con una baja de personal durante un servicio, mismo que se atribuyó a un error humano del que aprendieron mucho.

Los usuarios pueden llamar a la línea directa de Bomberos, que es la 116, o bien por medio del servicio de Emergencias 066, también perteneciente a la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO).

Equipamiento

El equipo de protección personal básico de un bombero, consta de seis piezas: un casco, una monja que protege su cara, un chaquetón, pantalón, botas y guantes, mismas que en conjunto pesan aproximadamente 12 kilogramos, alcanzando los 17 kilogramos en caso de ser mojados, sin contar el equipo de respiración que pesa 12 kilogramos más.

Es por ello que los integrantes del Cuerpo de Bomberos están obligados a contar con una excelente condición física, aunada a un buen equilibrio mental. “Una persona que está cargando el equipamiento básico y el de respiración, más el peso de la manguera, el calor, el humo y todo lo demás que se pueda acumular, si no guarda la calma a la hora de entrar a un edificio a punto de colapsar, seguramente puede caer en una crisis y convertirse en una víctima”, apuntó Manuel Maza.

Largas jornadas

Además del sacrificio, se requiere de mucha voluntad para llevar a cabo el trabajo, ya que se encuentra muy alejado de ser una actividad convencional. Un bombero no sabe de horarios, puede estar descansando o pasando tiempo con su familia y en la siguiente hora ser llamado para viajar cinco horas para participar en un rescate. No importa el día, la hora ni el lugar, tiene el deber de estar disponible.

El trabajo de un bombero con funciones ya asignadas, es totalmente diferente al de cualquier otro servidor público, trabaja 24 horas y descansa 48; mientras el personal de nuevo ingreso se presenta todos los días de siete de la mañana a siete de la noche.

Ser bombero es vivir con sacrificio del tiempo propio, incluso de su propia vida y además de todos los conocimientos y disposición, se ven en la necesidad de desarrollar la capacidad de manejar el impacto que puede causar ver a una persona destrozada, quemada o mutilada.

Orgullo de ser bombero

El subcomandante del Heroico Cuerpo de Bomberos Taurino Gonzáles Mateo, con 37 años de servicio ininterrumpido, recuerda que inició su labor el primero de octubre de 1978, primero como policía estatal, dos años más tarde decidió incorporarse como bombero.

En toda su trayectoria el servicio más difícil que recuerda, fue un 31 de diciembre de 1985; con cinco años de experiencia acudió al siniestro de la gasera que está rumbo Santa María del Tule.

Tras tomar aire y acomodar sus recuerdos, asegura que fue una experiencia muy fuerte pues sintió mucho miedo, tanto que en algún momento, al ver las grandes bocanadas de fuego y humo pensó que no regresaría vivo a su casa y nunca más volvería a lado de su familia.

Comentó que tras ese auxilio, al verse entre las llamas, algunos de sus compañeros dijeron “esto no es para mí” y dejaron la corporación. Sin embargo él se quedó, dice que ama tanto lo que hace que no lo dejaría pues él está para salvar otras vidas, aún a costa de la suya.

Debido a su edad, hoy en día ya no participa en activo en algunos servicios, sin embargo continúa en la corporación capacitando a los jóvenes y enseñando todos sus conocimientos pues subraya que brindará el servicio hasta que su cuerpo diga no más.

Al final, no se arrepiente de su elección, pues destaca que hay una gran satisfacción después de salvar los bienes materiales de las personas, y mucho más al salvar una vida. Se siente orgulloso de ser bombero y aunque sabe que en la calle les reconocen su labor y en los desfiles son los más aplaudidos, no hay cosa mejor para él que escuchar a sus nietecitos decir que quieren ser como él: “Abuelito, quiero ser como tú, quiero ser bombero”.

La historia

Fue el 22 de agosto, la fecha en la que se creó el primer cuerpo de bomberos en el país, en el puerto de Veracruz en 1873. Años después, en 1922 se expidió el Reglamento del Cuerpo de Bomberos del Distrito Federal y fue hasta 1951 cuando se otorgó el carácter de Heroico Cuerpo de Bomberos por decreto presidencial.

En Oaxaca, según datos obtenidos en la Hemeroteca Pública de Oaxaca “Néstor Sánchez” y en el Archivo General del Poder Ejecutivo del Estado de Oaxaca, la fecha de fundación del Cuerpo de Bomberos, fue el dos de diciembre de 1954.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.