Home » Ciudadanía

Adopción de dos menores de Oaxaca, una bella historia de amor

Publicado por shinji_nerv el Viernes, 4 septiembre 2015
Sin Comentarios


Oaxaca.- Alejandra ya esperaba a su mamá, tan solo verla corrió a abrazarla, la emoción de finalmente poder estar entre sus brazos era papable a los ojos y corazón de los presentes, sin embargo ella no sabía lo que era un papá, los primeros días de conocerlo, no se le acercaba mucho, ahora con el paso de los días y la convivencia diaria, la pequeña de 4 años, no se aparta de su lado, bajo las palabras: papi es mío.

 “Es difícil expresar los movimientos del corazón y de nuestra aventura, queríamos una hermana para Lissette y hemos recibido el regalo de que tenga una hermana y un hermano. ¡La vida nos da más de lo que nosotros pedimos!  “Bárbara, madre de los niños

adopcion2Esta semana, Alejandra de 5 años y Luis Ángel de 4, viajarán a Italia junto a su nueva familia, a su nuevo hogar. Después de 12 meses, requeridos por un proceso de adopción internacional,  y gracias al acompañamiento de la ONG Italiana AVSI con sede en México, y al trabajo del DIF estatal de Oaxaca, el Tribunal Superior de Justicia del Estado ha dado el fallo a favor de la adopción plena de los infantes a los Italianos Bárbara Casagrande y Mauro Ferracchiato.

El matrimonio había realizado ya una primera adopción en nuestro estado, en mayo de 2004, Lizette a sus 10 meses de edad, renació en la familia Ferracchiato.

 “En el mundo hay miles de niños que esperan una familia y nosotros éramos una familia que esperaba un niño, intentamos unir estas necesidades” comentó Mauro Ferrachiato en entrevista

Es ahora que en 2015, con su hija ya de 11 años, han vuelto a Oaxaca para adoptar nuevamente.

 La espera

Iniciaron el papeleo para la segunda adopción en el 2005, renovaron la solicitud en 2007, 2009 y 2011, esperando que en Oaxaca se resolvieran los conflictos. Pacientemente esperaron para adoptar un niño del mismo estado, porque querían otro hijo de la tierra de origen de Lissette y  dar una oportunidad a la primogénita de descubrir sus raíces.

Durante los procesos de adopción AVSI acompaña a la familia y las prepara en 2 momentos, una fase inicial en la que una psicóloga ayuda a entender que “el niño real no es el  niño que tienes en tu mente, te preparan el corazón, la mente” explica Bárbara, madre de los pequeños.

Posteriormente, cuando se asignan a los niños, se lleva a cabo la preparación específica:

 “sabes que aquel niño y aquella niña tienen 2 o 3 años, y es distinto que si tuvieran 6 o 7 años… Así en un segundo momento de preparación nos ayudaron a escoger que juguetes llevar, como hablar, es decir como entrar en relación con esos niños que tienen características específicas”  continuó Bárbara.

Los documentos de la pareja llegaron a Oaxaca en otoño de 2014, certificaciones penales, estudios psicológicos, médicos,  declaraciones de pago de impuestos, certificados de trabajo, cartas de recomendación de los empleadores y del párroco, fotografías etc., enviados a México por AVSI, que es, la única Institución italiana autorizada en Oaxaca para este tipo de trámites, ya que cada adopción internacional debe ser realizada a través de una institución reconocida oficialmente por el gobierno del país de origen de la pareja adoptante.

Un año después, con la documentación traducida y validada por la Secretaria de Relaciones Exteriores, conforme a la convención de la Haya sobre la protección de menores y la cooperación en materia de adopción internacional, el DIF asignó a los pequeños a la familia Ferracchiato, que llegó a Oaxaca el pasado  9 de julio para conocer a Alejandra y Luis Angel en el DIF en Oaxaca, en una semana de encuentros de dos horas cada día en la casa hogar – como establece la ley –  para posteriormente empezar un período de convivencia, durante el cual los niños  comenzaron a vivir con sus padres aquí en Oaxaca.

Un testimonio del corazón para el mundo

En palabras de los padres, el mundo occidental actualmente, está enfermo por el egoísmo y el racismo, que se han intensificado por las crisis económicas y la migración. Una  familia que adopta niños huérfanos y de otro país, que no tendrían la posibilidad de estudiar ni de un vida mejor y les donan todas estas posibilidades, “pone delante de todos un hecho concreto de respuesta a la crisis de valores generada por el bienestar y el egoismo de occidente” comenta Barbara. “Nuestras familias han recibido el don de la fe, y este es un testimonio… es un signo físico del hecho que nosotros pensamos que todos somos hermanos, porque es el amor del Dios que nos hace hermanos y no la sangre”.

“Todos somos iguales  -aclara Mauro-  y si nos queremos crecemos juntos. Hoy la crisis más que cultural es de valores respecto a lo extranjero; hoy nuestra familia  es más oaxaqueña que italiana….. los niños nos ganaron,  3 a 2.”

Esta familia, no solo retorna a Italia con 5 integrantes, también con un nuevo aprendizaje, brindando a las personas un ejemplo de vida.

“Yo estaba más acostumbrada a jugar con niñas y ahora me afeccioné tanto a un niño: es una experiencia nueva con un hermano” platica Lissette.

Historias como la de esta familia, comprueban que acciones como estas contribuyen al bien de todos y que la cooperación eficaz entre Actores No Estatales y organizaciones gubernamentales aumenta el impacto positivo de las acciones en bienestar de la sociedad

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.