Home » Salud

México encabeza ventas de comida chatarra en AL: OMS

Publicado por Naked snake el Domingo, 6 septiembre 2015
Sin Comentarios


Juan Luis García Hernández/ Sin Embargo

Oaxaca.-México encabeza la lista de los países de América Latina en ventas al menudo de alimentos ultraprocesados con 212 kilotoneladas anuales, de acuerdo con un monitoreo internacional retomado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ambas organizaciones internacionales señalaron que estos alimentos han ido desplazando a las dietas tradicionales en la región y son el motor de las epidemias de sobrepeso y obesidad, ya que sus ventas aumentaron 26.7 por ciento entre el 2000 y 2013, mientras que, por otro lado, disminuyeron 9.8 por ciento en Estados Unidos y Canadá.

Un informe llamado “Alimentos y bebidas ultraprocesados en América Latina: tendencias, efecto sobre la obesidad e

Desencadena un sentimiento de bienestar y satisface provisionalmente a las personas.

Desencadena un sentimiento de bienestar y satisface provisionalmente a las personas.

implicaciones para las políticas públicas” llegó a esa conclusión luego de evaluar los efectos de productos como bebidas carbonatadas no alcohólicas, refrigerios dulces y salados, cereales de desayuno y barras, golosinas, helados, bebidas deportivas y energéticas, jugos de frutas y vegetales, té y café embotellados, pastas para untar, salsas y comidas preparadas.

Fueron 13 países los que el trabajo consideró para determinar los comportamientos en las ventas: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Gráfica: OPS/OMS

Especialmente México y Chile reportaron sociedades con mayores índices de masa corporal debido a la prevalencia de estos productos ultraprocesados.

“Los alimentos ultraprocesados y la comida rápida representan una parte cada vez mayor de lo que las personas comen y beben en América Latina, con resultados muy negativos”, dijo Enrique Jacoby, asesor sobre Nutrición y Actividad Física de la OPS/OMS, a través de un comunicado.

“Estos productos no están diseñados para satisfacer las necesidades nutricionales de las personas. Están diseñados para que se conserven por mucho tiempo en los estantes y generan deseos incontrolados de consumo que llegan a dominar los mecanismos innatos de control del apetito y hasta el deseo racional de dejar de comer”, comentó.

“Por eso, resultan doblemente perjudiciales: son casi adictivos y eso lleva a aumentar el sobrepeso y la obesidad, al tiempo que sustituyen los alimentos frescos, que son la base de una dieta natural rica en nutrientes”, añadió Jacoby.

De acuerdo con ambos organismos internacionales la causa principal de este fenómeno se deben a la globalización y la desregulación del mercado, proceso que han fortalecido la incursión de las empresas multinacionales en los mercados locales.

El informe, que llama a los alimentos ultra procesados un “motor de la epidemia de obesidad”, encontró un vínculo directo, a través de datos oficiales de 74 países, entre las ventas de estos alimentos y la desregulación económica.

“América Latina y otras regiones en desarrollo se han convertido en atractivos mercados para los fabricantes de alimentos industriales, especialmente cuando los mercados de altos ingresos se saturan o incluso empiezan a reducir el consumo de estos productos”, dijo a través del reporte de la OPS Jean-Claude Moubarac, experto en nutrición de la Universidad de São Paulo, quien ha colaborado en estudios para el organismo.

GASTO DE BOLSILLO

En lo que respecta a México, un monitoreo de los avances en la lucha contra enfermedades no transmisibles realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), el Aspen Institute México y la Secretaría de Salud, reveló que las 32 entidades del país superan el 45 por ciento de prevalencia de sobrepeso y obesidad.

La iniciativa llamada “Sistema de Indicadores para Monitorear los Avances de la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes”, develó lo que gastan las familias de acuerdo con datos oficiales para paliar los efectos de los productos ultraprocesados.

“Es el gasto de bolsillo que hacen las familias, se puede interpretar como lo que tiene que completar la familia con recursos propios para compensar lo que no reciben en el sistema público. Hay que recordar que los gastos de hipertensión, obesidad y diabetes, son solo un subgrupo del total de gastos en salud”, dijo en entrevista con SinEmbargo, Fátima Masse Torres Tirado, consultora del IMCO.

Gráfico: SinEmbargo

Otra estimación del IMCO develó las pérdidas de ingreso por mortalidad prematura por diabetes y enfermedades hipertensivas, ambas están directamente relacionadas con el problema de obesidad y sobrepeso, que representan el 12 por ciento de los 85 mil millones de pesos que le cuestan a México anualmente atender las comorbilidades de la obesidad.

Con base en datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, así como de registros del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), se estimó el número de años productivos que le quedaban a las personas que murieron por dichos padecimientos.

“A la hora de morir dejo de producir cierta cantidad de años, y calculamos de qué manera incide en el hogar, la empresa y otros. Decidimos que la vida productiva de los 15 años a los 65. Son 50 años de vida productiva. Y entonces sacamos el numero muertes a nivel estatal. Si, por ejemplo, una persona murió a los 20 años es una persona que le quedaban 45 años de vida laboral productiva, y entonces tomamos esos 45 años y los multiplicamos por el salario promedio caído al valor presente”, explicó Masse.

Tabla: SinEmbargo

Aún así, de acuerdo con la consultora, estas serían cifras conservadoras debido a que sólo se tomó en cuenta la población que tiene un empleo u ocupación para hacer la estimación de cuánto dinero se pierde en productividad, como también sólo está considerada la población que fue diagnosticada con esas enfermedades, cuando el número total de personas que tienen esas enfermedades podría ser del doble, “puesto que pueden tener la enfermedad pero no lo saben”, dijo Masse.

Tabla: SinEmbargo

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.