Home » Reflexión

No sólo hay crisis de talentos; las corporaciones también sufren de una crisis humana

Publicado por Naked snake el Sábado, 19 septiembre 2015
Sin Comentarios


Advertising Age

Oaxaca, México.-– Una exploración a las conexiones entre la gente, sus propósitos y las ganancias empresarias.Me entristeció enormemente enterarme por mi e-mail que Curt Hecht, una de las figuras más respectadas en la industria de los medios y la publicidad digital de la actualidad, había fallecido a la muy joven edad de 47 años tras una batalla de cinco meses contra un cáncer de pulmón.

Curt pasó su carrera impulsando cambios en Starcom, y más recientemente en The Weather Co., y fue tan reconocido por su intelecto y sus ideas como por su régimen de salud. Era un ciclista dedicado que se levantaba temprano y llevaba su bicicleta a todas partes, e incluso organizaba eventos en conferencias industriales. La noticia de la muerte de Curt fue cubierta por todas las publicaciones de la industria y había una efusión de shock y tristeza en los medios sociales.

Allison Arden-OMi tiempo con Curt se había limitado a unas pocas reuniones en eventos industriales. Lo premiamos como el Media Maven en 2007, y más recientemente compartirnos un desayuno en Manhattan. Aunque no lo conocía bien, lo que sabía era que se trataba de un tipo brillante y que había creado una visión que la gente podía apoyar. No tenía temor de hablar claramente, aun si encrespaba los ánimos de algunos, y creía en el hecho de hacer el bien a la gente. Esta última idea nunca fue explícita, pero se hizo visible en algunas de las historias que compartimos durante el desayuno. En todo sentido, Curt era un líder.

Esto me lleva al tema de esta columna, que en realidad es una serie de trabajos que vine planeando mucho antes de abrir mi e-mail después de prometerme a mi misma que no lo chequearía durante mis vacaciones. Me ha atraído el tema después de ver ciertas estadísticas. Los editores y yo decidimos que lanzaríamos la serie después del Labor Day, con esta columna.

Durante la preparación, empecé a entrevistar gente a todos los niveles de las compañías de toda índole, desde las más establecidas a las más nuevas, para hallar un hilo conductor de los grandes líderes y las prósperas culturas e ideas que, a escala, pudieron tener un mayor impacto en toda la gente.

Lamentablemente, nunca tuve la oportunidad de entrevistar a Curt sobre este tema, pero puedo incluir algún conocimiento que David Kenny compartió en el memo que le envió a Weather Co. después de la muerte de Curt.

“En cada situación difícil, Curt me mantuvo aferrado a lo que más importa –la familia primero, nuestra gente después, los clientes y la audiencia en tercer lugar- y que el dinero se cuidaría por sí mismo. Curt entendió algo que muchos de nosotros a veces perdemos de vista; con tanta presión de las ganancias trimestrales y nuestro mundo impulsado por la tecnología y la data, estamos en peligro de perder perspectiva de lo que importa más: cuidar a nuestra gente.

Hablamos a menudo de una crisis de talento, pero la data muestra que estamos yendo directamente no sólo hacia eso, sino hacia una crisis humana.

Todo vimos el estudio de Gallup que mostraba que el 30% de los trabajadores están involucrados en su empleo en Estados Unidos, y sólo el 13% lo está globalmente. Y no hemos leído tanto sobre los niveles de stress y burnout que tienen en todo momento los altos ejecutivos y nuestras fuerzas laborales. Según los investigadores, la gente que trabaja 48 horas semanales o más está más expuesta al “riesgo del consumo de alcohol” de los que trabajan 47 y menos horas. La preocupación por nosotros mismos, nuestros colegas y amigos es obvia, y sólo continuará creciendo a menos que empecemos a convertir a este tema en una prioridad clave.

Desde un perspectiva puramente comercial, las implicaciones son significativas. Cuando nuestra gente está agotada, no obtenemos lo mejor de ella –sus mejores ideas, sus mejores esfuerzos o su pensamiento más claro acerca de un tema-, y esto les está costando a las organizaciones miles de millones de dólares, que se miden con los días de licencia por enfermedad y los cambios en los staffs.

Cuando comencé mis entrevistas, el primer hilo conductor consistente que emergió fue que las compañías que tienen empleados que están focalizados en el futuro tienen un juego de valores centrales que aparecen y se comparten a través de todas las comunicaciones. Esos valores también forman parte de todas las decisiones. Estas compañías y los ejecutivos que las conducen están centrados en la rentabilidad y al mismo tiempo dan grandes pasos para focalizarse en lo que importa: su gente. Están creando programas y culturas que les permitan obtener lo mejor para sí mismos y quienes están a su alrededor.

En esta serie, buscaré compartir insights recabados de los líderes a todos niveles para descubrir no sólo de lo que están hablando, sino también de lo que se está haciendo para cuidar a la gente y crear culturas en las que prosperen los talentos y negocios.

Hay mucho que la industria de la publicidad puede enseñarles a otras acerca de cómo desarrollar culturas y crear una conexión significativa con la gente, y también hay un gran trabajo que se realiza en otros sectores del cual nosotros podemos también aprender.

 

En última instancia, todo desemboca en el liderazgo, y por eso parece adecuado mencionar a Curt en este primer trabajo. Para honrar a su memoria, un fondo que se ha creado para que Curt consiga lo que más deseaba, que era asegurarse de que sus hijas estuvieran preparadas para alcanzar todo su potencial.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.