Home » Pueblos Originarios

V Encuentro Estatal de Mujeres Indigenas y Afromexicanas del Estado de Oaxaca

Publicado por Naked snake el Viernes, 25 septiembre 2015
Sin Comentarios


Comunicado

Oaxaca, México.En la Heroica Ciudad de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, 150 mujeres provenientes de los 15 pueblos indígenas y del pueblo afromexicano de Oaxaca, nos reunimos los días 4 y 5 de septiembre del 2015, para llevar a cabo el V Encuentro Estatal de Mujeres Indígenas y Afromexicanas en el marco de la conmemoración del “Día Internacional de la Mujer Indígena”.

Durante dos días, compartimos nuestra palabra, sentimientos y pensamientos; pusimos en común nuestras preocupaciones, esperanzas y sueños, que tenemos como mujeres indígenas y negro afromexicanas. Fueron días de acercamiento y de verdadero diálogo intercultural que nos permitieron generar propuestas para alcanzar una sociedad más justa, digna y de plena igualdad entre hombres y mujeres, en el marco de un Estado pluriétnico y multicultural como lo es Oaxaca.

En este sentido y,
CONSIDERANDO

Que una sociedad que construye la igualdad de derechos entre hombres y mujeres -reconociendo las especificidades culturales de nuestras comunidades y pueblos-, es una sociedad que avanza hacia la justicia plena y hacia la dignificación humana.

Que los derechos de las mujeres indígenas y negro afromexicanas, en tanto portadoras de sabiduría ancestral y con la fuerza espiritual necesaria para reconfigurar nuestro entorno, no deben ser vistos de manera desagregada de los derechos colectivos de nuestros pueblos.

FB_IMG_1441761311665Que las reflexiones que hemos realizado, tienen como fundamento, nuestras culturas, valores, cosmovisión, sabidurías y forma de vida en comunidad, que se basa en decisiones colectivas de las asambleas, en la propiedad colectiva de la tierra, en la realización de tequios y fiestas que hacen que compartamos el esfuerzo y el goce en común, así como en el sistema de cargos, que en muchas comunidades sigue siendo gratuito.
Que la demanda de representación igualitaria de las mujeres en los diversos ámbitos y niveles, incluyendo el contexto estatal y municipal, debe partir de una reflexión incluyente y sobre todo intercultural. Por ello, desde nuestras realidades hemos dicho que la falta de una participación plena en nuestras comunidades, es debida, entre otras razones, a que no se ha dado una perspectiva y atención integral a todos los derechos, en particular los derechos económicos y sociales.
Que para alcanzar una participación y representación efectiva, es necesario generar condiciones que atiendan a nuestra especificidad cultural, tanto en el ámbito familiar como en el ámbito comunitario. En este sentido, las actividades del hogar no deben ser una actividad exclusiva de las mujeres, sino una tarea compartida con los hombres, de tal manera que nos permita participar en las asambleas y ocupar cargos comunitarios. Si no avanzamos en esta dirección, seguiremos en condiciones de desigualdad.
Que el sistema de salud estatal y federal que actualmente existe no contempla los intereses ni las necesidades de las mujeres indígenas y afromexicanas. En este sentido, se ha vuelto frecuente la noticia que mujeres indígenas paren a sus hijos en banquetas o jardines fuera de los hospitales públicos.
Que dicho sistema de salud no está diseñado para atender a las mujeres indígenas y afromexicanas, ya que no cuenta con las instalaciones adecuadas, personal necesario, traductores, ni actitud de servicio que permita el entendimiento y trato humano.

Que los programas sociales como Prospera, aprovechándose de nuestra condición de género, étnica y precariedad económica, nos obligan a acudir periódicamente a consulta médica y pláticas orientadas a la reducción de la natalidad como condición para brindarnos sus apoyos, lo cual desajusta nuestras actividades cotidianas; insisten en esterilizarnos o usar métodos anticonceptivos y asumen actitudes que menosprecian o atacan los sistemas de salud tradicionales practicados por nuestras parteras y médicos tradicionales.

FB_IMG_1441761218649Que para avanzar en el ejercicio pleno de nuestros derechos, otro de los obstáculos que hay que erradicar es la situación de violencia que se vive en muchas de nuestras comunidades y en la sociedad en general.

Que Oaxaca es uno de los estados con un alto índice de feminicidios que han quedado impunes, propiciado por un lado, por la corrupción imperante en las instancias de procuración y administración de justicia y los cuerpos de seguridad pública, y por otro, por el clima de inseguridad y violencia que se vive en muchos lugares del Estado, lo que no ha hecho posible reducir los delitos en general y los feminicidios en particular.
Por todo lo anterior y en honor de todas las mujeres que día a día luchan y resisten en la defensa de sus derechos individuales y colectivos, las mujeres indígenas y negro afromexicanas de Oaxaca, emitimos el siguiente,

PRONUNCIAMIENTO

PRIMERO.- Exigimos el pleno reconocimiento y respeto de la participación y representación política de las mujeres indígenas y afromexicanas en todas las instancias de toma de decisiones a nivel comunitario, municipal, regional y estatal, sobre la base del principio de la igualdad de derechos. Dicha participación y representación debe darse en condiciones de igualdad entre hombres y mujeres tal como lo establece el ordenamiento jurídico estatal, federal e internacional. En este marco afirmamos que no importa que seamos amas de casa, profesionistas, campesinas, panaderas, comerciantes, indígenas o negras, podemos desempeñar un cargo de manera eficaz, responsable y comprometida. La paridad de género en el contexto de las comunidades y municipios indígenas y afromexicanos, debe atender nuestras características y especificidades culturales y los principios que sustentan nuestra vida comunitaria.

SEGUNDO.- Las instituciones de salud deben establecer un programa que tome en cuenta nuestras especificidades culturales y geográficas, propiciando que nuestra medicina ancestral y la medicina occidental queden a la par. Es necesario y urgente que se reconozca el trabajo de las parteras, las médicas y médicos tradicionales y se garantice su labor dentro de los servicios de salud, en virtud de que estos salvaguardan prácticas milenarias de nuestras comunidades indígenas y afromexicanas; sólo de esta manera alcanzaremos una atención culturalmente adecuada.

Exigimos en consecuencia, la creación de hospitales maternos infantiles con médicos ginecólogos de planta y parteras, con infraestructura necesaria para atender dignamente a las mujeres indígenas y afromexicanas; asimismo exigimos para nuestros jóvenes atención médica pertinente y apoyo psicológico para quienes lo requieran.

Demandamos una atención pronta y eficaz al virus de la fiebre chikungunya en todo el estado, principalmente en las regiones de la Costa, Istmo y Cuenca, dadas las características epidémicas de esta enfermedad.

Solicitamos a las instituciones gubernamentales campañas de difusión de los derechos de las mujeres, tanto en español como en nuestras lenguas indígenas, en el ámbito de la salud y los métodos de anticoncepción.

Del mismo modo en que se anunció que los apoyos del programa Prospera no dependerán de la firma de los maestros, exigimos que también se nos otorgue sin la firma de los médicos, ya que permanentemente nos hostigan y nos someten a actividades innecesarias para acceder a dicho programa.

TERCERO.- Demandamos a las instituciones educativas trabajar por una educación indígena intercultural con perspectiva de género, que promueva nuestros derechos, con total respeto de nuestras lenguas, culturas, tradiciones y conocimientos propios; así mismo exigimos que existan en nuestras comunidades las condiciones adecuadas de infraestructura educativa. Reclamamos atención especial en la educación para las niñas y mujeres, e intensificar los programas de educación para adultos en las comunidades para abatir el analfabetismo que en mujeres indígenas y afromexicanas presenta las más graves afectaciones.

CUARTO.- Es apremiante involucrar a los hombres en temas sobre igualdad de género para impulsar la erradicación de la violencia y promover un trato justo entre hombres y mujeres; así como el respeto a los derechos de las personas homosexuales o con preferencias sexuales diferentes.

Es urgente que se fortalezcan los espacios comunitarios que nos ayuden a eliminar la violencia de género, así como establecer campañas y programas de capacitación en los que participen mujeres y hombres, que nos ayuden a visibilizar la violencia y sentar las bases para su eliminación.

QUINTO.- Exigimos un alto total a la situación de impunidad y corrupción existente en el actual sistema de procuración e impartición de justicia; los magistrados, jueces, ministerios públicos, fiscales y autoridades municipales, deben capacitarse en perspectiva de género e interculturalidad y esto debe verse reflejado en las resoluciones que emitan.
SEXTO.- Exigimos a las instancias competentes del Gobierno del Estado, seguir incidiendo en la iniciativa sobre el tema de derecho y acceso a la tierra para las mujeres indígenas y afromexicanas y a nuestras autoridades comunitarias sensibilidad para propiciar el ejercicio de este derecho; asimismo, que el presupuesto establecido para las instancias municipales de la mujer se ejerza para este fin.
SEPTIMO.- Demandamos políticas públicas que fortalezcan nuestra soberanía alimentaria, así como el respeto y protección de nuestro territorio para poder sembrar y cultivar nuestros alimentos y tener un mejor desarrollo y cuidado de nuestra salud; así mismo nos manifestamos en contra de la siembra y consumo de maíz transgénico, es urgente impulsar la siembra y conservación de los maíces nativos.
OCTAVO.- Exigimos el respeto e implementación del derecho de consulta y consentimiento libre previo e informado a los pueblos y comunidades indígenas y afromexicano; considerando la participación activa de las mujeres indígenas y afromexicanas, así como nuestros intereses, perspectivas y aspiraciones, en un marco de respeto de los derechos colectivos de nuestros pueblos.
NOVENO.- Nos pronunciamos en contra del hostigamiento y la violencia ejercida hacia la compañera Ana Lilia Hernández coordinadora de la instancia municipal de la mujer del municipio de Tlacolula de Matamoros. Nos sumamos a los reclamos que exigen garantizar su integridad física y psicológica, así como la de su familia. Demandamos una pronta atención al procedimiento administrativo instaurado en el Congreso del Estado.

DECIMO.- Demandamos se investigue y sancione a los responsables del asesinato de Leticia Reyes Lucas, así como de las muertes de Rosa Isela Chirino López y Mari Cruz Antonio Jiménez.

Exigimos salvaguardar la integridad física de las defensoras y defensores de derechos humanos y líderes sociales, sobre todo de mujeres que están trabajando por mejorar las condiciones de vida de otras mujeres. En general, nos pronunciamos en contra de la criminalización de la lucha social.

DECIMO PRIMERO.- Este Encuentro Estatal respalda a las mujeres afromexicanas en su exigencia por el reconocimiento del Pueblo Negro Afromexicano en la Constitución federal, pues pese a los esfuerzos realizados por las diversas organizaciones sociales, siguen viviendo en condiciones de invisibilidad y discriminación al no existir jurídicamente como pueblo culturalmente diferenciado. Exigimos al Gobierno Federal ponga mayor énfasis en este tema en el marco del Decenio Afrodescendiente, proclamado por la Organización de las Naciones Unidas que dio inicio en este año 2015.

DECIMO SEGUNDO.- Exigimos a los y las diputadas del Congreso del Estado, cumplan con su compromiso de velar por los intereses de la colectividad y a la brevedad posible aprueben la iniciativa de reforma constitucional sobre los derechos de los pueblos indígenas y afromexicano de Oaxaca, enviada por el Titular del Ejecutivo del Estado hace más de un año.

DECIMO TERCERO.- En atención a la situación que enfrentan las creaciones artísticas de los pueblos indígenas y sus conocimientos tradicionales, demandamos su protección y defensa, llamamos a los especialistas a trabajar y proponer un marco jurídico adecuado para proteger y sancionar a quienes se adjudican nuestra creatividad y nuestros conocimientos para obtener lucros indebidos. Animamos la lucha que ha emprendido el municipio de Tlahuitoltepec en la defensa de la blusa tradicional de esa comunidad Mixe.
DECIMO CUARTO.- Llamamos a dar continuidad a los Encuentros Estatales de Mujeres Indígenas y convocamos a todas las mujeres a crear una Red Estatal de Mujeres Indígenas y Afromexicanas de Oaxaca, que trabaje de manera coordinada con el Consejo Consultivo de los Pueblos Indígenas y Afromexicano de Oaxaca, mediante la cual podamos seguir informadas de los acontecimientos relevantes en materia de derechos de las mujeres, hacer oír nuestra voz y acompañar las luchas de muchas de nuestras compañeras.
Finalmente, conjugando nuestros objetivos, indígenas y afromexicanas queremos dar a conocer que nunca nos cansaremos de exigir justicia, a pesar de los oídos sordos, de las puertas cerradas o de los desprecios que encontremos en nuestro camino. Jamás dejaremos de luchar por lograr nuestros anhelos de una vida justa y digna para todas y todos.

Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, a 5 de septiembre del 2015.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.