Home » Democracia

Nueve imágenes y un grafiti de la transición democrática en México

Publicado por shinji_nerv el Lunes, 2 noviembre 2015
Sin Comentarios


Miguel Ángel Vásquez de la Rosa

Oaxaca.-Agradezco al Instituto de Investigaciones Sociológicas de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, y en especial al Dr. Eduardo Bautista, la cordial invitación para participar en la presentación de estos dos libros. El primero de ellos: “Oaxaca y la reconfiguración política nacional”, y el segundo: “Calidad de la democracia en elecciones para gobernador en el sur sureste de México”.

Estas dos obras, la primera de ellas dirigida conjuntamente por el Dr. Eduardo Bautista y el Dr. Fausto Díaz Montes y la segunda por la Dra. Margarita Jiménez Badillo, nos ofrecen claves para analizar los procesos de democratización en el estado y en el país, a partir de estudios sobre las elecciones, las alternancias políticas, la transición democrática, y la participación de distintos actores en estos complejos entramados políticos y sociales.

filolarosaEn estos días he venido dando vueltas a esta presentación. He pensado en la dificultad de presentar a la vez dos obras colectivas: la primera de ellas conformada por 15 ensayos divididos en tres capítulos. Y la segunda, un libro integrado por 8 estudios de caso de igual número de estados del sur sureste del país. He estado pensando cómo hacer una presentación lúdica, amena, de estos tratados de gran seriedad e importancia. Cómo despojar de solemnidad a un tema tan serio y que hasta podría resultar aburrido.

Me di a la tarea entonces de diseñar una presentación imaginaria. Revisé el archivo fotográfico alojado en mi memoria y traje para ustedes nueve fotografías (y un grafiti) a partir de las cuales voy a entrelazar los contenidos de los libros desde una perspectiva histórica. Estos libros que a la vez dialogan entre sí, me atrevo a decir que sin proponérselo, construyen un andamiaje para analizar la complejidad política del país.

No voy a utilizar proyector o herramienta tecnológica alguna, lo que sí, voy a echar mano de su imaginación para presentar las siguientes diapositivas.

1.- La primera imagen es de jóvenes estudiantes universitarios en una manifestación. No, la imagen no es de jóvenes #Yosoy132 en la Ibero, echando a correr a un candidato presidencial. Aunque guardan una cierta similitud. La imagen es de jóvenes el 26 de agosto de 1968, hace más de cuarenta años, protestando contra el régimen autoritario, en una concentración en el zócalo de la ciudad de México, llevan una manta que reza: “Nada por la fuerza, todo con la razón”.

La historia de las transiciones democráticas en el país, ha estado relacionada con las movilizaciones sociales, en su mayoría, de actores no partidarios. Los jóvenes han sido claves en los procesos de transición y avance democrático en México. Parafraseando a activistas brasileños, las transiciones se votan en las urnas, pero se ganan en las calles. Y los jóvenes han estado en las calles, desde los jóvenes del 68 hasta los jóvenes de la primavera mexicana de 2012. De algún modo, como refiere Mauricio Merino, la de México ha sido una transición votada.

2.- La imagen que vemos ahora es una imagen de archivo. El señor que vemos de traje obscuro es Jesús Reyes Heroles, Secretario de Gobernación en el periodo del presidente José López Portillo, está dando a conocer la famosa Reforma Política de 1977. Esta reforma significó la apertura política en el país para organizaciones que habían permanecido en la clandestinidad, permitió el registro de diferentes agrupaciones políticas, la creación de la Ley de Organizaciones Políticas y Procedimientos Electorales, el aumento del número de diputados y la promulgación de la Ley de Amnistía para miembros de movimientos guerrilleros.

Desafortunadamente la transición democrática en México desde hace casi cuatro décadas, como señala Enrique Cordero, “ha avanzado a la par de la pobreza, la desigualdad, la inseguridad y actualmente la violencia”. Los partidos políticos se han convertido en poderes fácticos, que han controlado y monopolizado la participación de la ciudadanía. Cada vez se amplía más la brecha entre los poderosos “intereses particulares de los partidos políticos y los intereses generales de la ciudadanía”.

3.- La siguiente imagen es de Juchitán. En la plaza principal vemos a los dirigentes de la COCEI, vemos también a mujeres ataviadas con huipiles floridos y multicolores, es el triunfo del Ayuntamiento Popular. En el palco de la derecha podemos observar a los escritores Fernando Benítez, Carlos Monsiváis y otros artistas e intelectuales. A principios de los ochenta se dieron en Oaxaca las primeras experiencias de alternancia a nivel municipal. Destaca la experiencia de la planilla de Unidad Popular conformada por el PCM y la COCEI.

Las experiencias de alternancia en México se han dado primero en el nivel municipal, incluso antes de la Reforma Política de 1977, datan de los años cincuenta. La primera experiencia de una gubernatura fue en el estado fue Baja California en 1989. A nivel del Ejecutivo Federal fue en el año 2000. Y en Oaxaca, no fue sino hasta el año 2010 con el triunfo de Gabino Cué Monteagudo. Así lo señala José Manuel Luque Rojas en el texto “Oaxaca y la reconfiguración Política nacional”.

4.- La Imagen que ahora vemos es la Marcha de la Dignidad encabezada por el Dr. Salvador Nava Castillo en San Luis Potosí. Esta es una de las experiencias pioneras de lucha ciudadana en México. Ante un fraude electoral se conformó el Frente Cívico Potosino y en 1991 impulsó la Marcha de la Dignidad de San Luis Potosí a la Ciudad de México, para protestar por el Fraude cometido contra el Dr. Salvador Nava. Estamos hablando de los tiempos donde el PRI ejercía todo el poder a nivel nacional. En la imagen se alcanza a ver un hombrecillo sonriente, como un muñeco macabro. En aquel tiempo gobernaba el país, “el hombre que quiso ser rey”, como definió Enrique Krauze a Carlos Salinas de Gortari.

Para los actores y actrices que han optado por el cambio a través de las instituciones la democracia ha sido el único “juego posible”, como lo señala Manuel Acantara Sáenz. Sin embargo, ellos y nosotros nos hemos topado con distintos obstáculos que caracterizan el sistema político en México: el régimen presidencialista, la cultura de la desconfianza hacia las instituciones (incluidas las instituciones electorales), gobiernos divididos, autoridades que no resuelven problemas socioeconómicos, la falta de división de poderes. Entre otros obstáculos.

5.- El siguiente es un cortometraje de los altos de Chiapas. Imágenes en secuencia: Hombres y mujeres con pasamontañas, la Catedral de San Cristóbal de las Casas en medio de la neblina, desde el valle de Jovel, por carreteras y caminos reales las y los zapatistas se aprestan a tomar el palacio municipal, a lanzar la proclama contra el mal gobierno y a declarar la guerra al Estado mexicano. Señoras y señores es el levantamiento armado del EZLN en Chiapas en 1994. El alzamiento fue una fuerte sacudida para la sociedad civil mexicana, un sisma para la clase política y un llamado de alerta a la comunidad internacional que nos empezaba a ver como pares de los países desarrollados. El hoy secretario de la OCDE, en aquel entonces canciller de México José Angel Gurría, señaló “el conflicto en Chiapas no es más que una guerra de tinta e internet”. Sin el levantamiento armado, no hubiera sido posible la Reforma Política de 1996 que creó al órgano electoral más autónomo que ha tenido el país (el IFE), y hubiera sido impensable la alternancia electoral del año 2000.

Aquí están los pueblos indígenas y sus demandas ancestrales, frente a un Estado que ha sido incapaz de establecer políticas de reconocimiento a los derechos de las comunidades y pueblos indígenas. Aunque no ha sido una demanda central el tema electoral, podemos decir que el levantamiento armado y posteriormente los Acuerdos de San Andrés fueron los antecedentes de la Reforma al Artículo 2º Constitucional pilar del reconocimiento, en Oaxaca, de los Sistemas Normativos Internos en los procesos electorales municipales y eje del reconocimiento a la autodeterminación política de los pueblos indígenas. Un tema muy importante abordado en un artículo escrito por Heriberto Ortiz Ponce sobre la dinámica de pueblos indígenas y derechos humanos.

6.- El año 2000. La imagen es festiva, pero desangelada. Hay una euforia, pero contenida, como una escena de cine mudo. Es Vicente Fox celebrando su triunfo en el Ángel de la Independencia. Un empresario cocacolero -no confundir con Evo Morales este era dirigente cocalero- logra ganar la presidencia de la república. Se impone a Francisco Labastida Ochoa y a Cuauhtémoc Cárdenas, apoyado por el Grupo San Ángel conformado por intelectuales y políticos y respaldado por el PAN, el carismático empresario, gana la presidencia de la república.

A partir del año 2000 he existido mayor interés y preocupación académica por estudiar la democracia y los procesos de alternancia y transición en México. En México, como se establece en el prólogo del Libro “Calidad de la democracia en las elecciones para gobernador en el sur sureste”, el proceso de transición no fue resultado de un pacto de élites, tampoco hubo una ruptura con el régimen anterior, ni se fundaron nuevas instituciones. Más bien, la transición mexicana, se acentuó demasiado en lo electoral, pugnó por la pluralidad del sistema de partidos y se fundó en cambios lentos. El resultado: un terrible desencanto social.

7.- Esta es la foto de una barricada en Cinco Señores. La imagen es de la APPO en 2006. La “primera insurrección social del siglo 21” O bien, la primera revuelta ciudadana en la era de la alternancia en el país. Una movilización social que se levantó contra un gobierno autoritario y represor, que había sido cuestionado por fraude electoral en la elección local del año 2004. En ese tiempo se hizo famosa una frase lo mismo pintada en muros que en mantas, atribuida al movimiento social: “Nos quieren obligar a gobernar, no vamos a caer en esa provocación”.

Así como el alzamiento del EZLN fue el antecedente más inmediato de la alternancia en el año 2000, la APPO a la postre se convertiría en el factor que logró la primera alternancia política en Oaxaca después de casi 80 años de gobiernos provenientes de la revolución institucionalizada. Así lo explica en su texto el Dr. Eduardo Bautista: “Los resultados de las elecciones locales del 2010 no se pueden explicar sin el movimiento oaxaqueño del 2006, que marcó la crisis del dominio priista establecido durante varias décadas. La referencia al conflicto político del 2006, es para reflexionar sobre la experiencia colectiva, sobre la rebelión contra el abuso de autoridad y la multiplicación de expresiones de solidaridad y organización popular. En esa ocasión, amplios sectores sociales se adhirieron a la causa de los maestros, y, a su vez, esta vinculación entre actores permitió el relanzamiento de la lucha social que tuvo incidencia en diversos planos, incluido el electoral, a tal grado que en las elecciones del 2010 el PRI fue desplazado de la gubernatura” (Bautista, 2011).

8.- La siguiente fotografía corresponde a Gabino Cué. Lo que parecía imposible, se logró. Ahí está Gabino feliz, flanqueado por Javier Corral y otros dirigentes políticos. La victoria le sabe a gloria. Mientras, en las calles de Tinoco y Palacios, cerca del mercado Sánchez Pascuas, un día después del triunfo aparecería una pinta sobre una barda: “Pobre Gabino, te tocó gobernar un estado ingobernable”.

En un interesante artículo Carlos Sorroza Polo y Olga Montes, analizan la democracia en Oaxaca en cuanto a sus alcances y limites. “Oaxaca es una sociedad culturalmente activa, pero con recursos desaprovechados”. En un estado con una de las tazas más altas de pobreza, desnutrición, analfabetismo y muerte materna, es un estado donde no es fácil construir pactos sociales que logren gobernanza y desarrollo. “El Estado mexicano debe desplegar capacidades de fomento, sobre todo en Oaxaca, donde la desigualdad y la expoliación han dejado históricamente una estela de miseria e injusticia, es indispensable un apoyo sistemático y duradero para visibilizar el desarrollo y fomentar el empoderamiento de la sociedad en su conjunto”.

9.- La última imagen es de una lujosa mansión de tres niveles. No, no es la casa de las lomas de Peña Nieto y la Gaviota, es la casa de Puente de Piedra en la agencia municipal de San Felipe del Agua, adjudicada al gobernador Gabino Cué. Al lado también vemos oficinas de lujo en Polanco. Son las oficinas de Cué. Sin duda alguna, este collage es la imagen del desencanto.

Aunque, de acuerdo al estudio, en Oaxaca tenemos un nivel de democracia aceptable, no se observa una plena satisfacción de la ciudadanía con los gobernantes y con las instituciones que tenemos. Podemos tener procedimientos democráticos pero en cuanto a la evaluación y control de los gobernantes, los resultados son muy desalentadores, con el actual gobierno creció la deuda pública en casi 12 mil millones de pesos a pagar en 18 años. En este periodo de gobierno se han cometido 410 feminicidios y aproximadamente setenta ejecuciones de líderes sociales. Los cambios legales e institucionales iniciados en esta era de la alternancia, no han logrado satisfacer las demandas de la sociedad oaxaqueña.
Para concluir el grafiti: “Esto es un error Gabino”. El pintor Francisco Toledo escribió esto que podía ser el epitafio de la era de la alternancia y la transición en Oaxaca. En el cerro del Fortín, al lado de donde se pretendía construir el CCCO el pintor juchiteco escribió esta pinta en señal de protesta y haciendo ver que la decisión pública de construir una obra de esta naturaleza y con esas características en ese lugar, carecía de sentido.

Traigo esto a cuento pues, en Oaxaca el cambio de mando en el Ejecutivo, no significó una ruptura con el pasado. “El realineamiento de las lealtades personales y grupales, y la instauración de nuevos pactos sociales y políticos propiciaron la sobrevivencia del viejo régimen”.

Finalmente retomo una reflexión del libro “Calidad de la democracia en elecciones para gobernador en el sur sureste de México”, que servirá como colofón para esta presentación. La vía electoral que tanto tiempo, esfuerzo, recursos, costó a la sociedad mexicana, paulatinamente ha sido cuestionada, desatendida, abandonada y negada por diversos sectores de la ciudadanía, por la propia ciudadanía que la hizo posible. Por otro lado las élites sociales, políticas y económicas han convertido a la vía electoral en un medio de control para sus intereses de poder.

Como dice Jesús Silva Herzog Márquez.- “La democracia mexicana llega hueca a su mayoría de edad. Carece de equilibrios, no ha fundado calma en la ley ni energía en el conflicto. Ha descuidado a sus cuidadores, ha envenenado con una pedagogía de violencia y trampa a sus ciudadanos. No tiene ojos para ver lo que sucede ni boca para debatir lo que significa”.

Es tiempo que la ciudadanía se reapropie y conduzca nuevamente este barco, que al parecer hoy en México, navega a la deriva.

Gracias!

Feria Internacional del Libro de Oaxaca
Alameda de León
Centro Histórico

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.