Home » Cultura

Néstor García Canclini, lanza “Una antropoligía de los lectores”

Publicado por shinji_nerv el Viernes, 13 noviembre 2015
Sin Comentarios


México.- “La población mexicana sigue asistiendo a las bibliotecas de distinta escala, a librerías, a comprar libros en papel; sin embargo, hay un considerable número de personas mucho más extenso que lee principalmente en pantallas y que combina las dos bases de la lectura: en papel como libros, revistas y periódicos, y la que se obtiene en la computadora o en la tableta para conseguir también material que no es tan accesible en librerías o en bibliotecas”.

nestrogarciacancliniAsí lo asegura Néstor García Canclini, escritor, profesor y antropólogo cultural, al hablar sobre el contenido de su más reciente investigación: Una antropología de los lectores, que será motivo de un libro próximo a publicarse, en el que se abordan los actuales hábitos de lectura que predisponen al lector o al posible lector, a relacionarse con diferentes tipos de textos.

García Canclini se dio a la tarea a lo largo de dos años de recuperar las distintas experiencias y motivaciones al momento de leer. “Prácticamente en toda la población, aunque se diga a veces que hay un analfabetismo funcional porque se aprendió a leer pero no se usa lo que se fue conociendo en la escuela, en realidad leemos mucho más de lo que suele reconocerse como lectura y gran parte de estas motivaciones vienen de la compleja transformación social que estamos viviendo en México y en otros países”.

Para el Premio Nacional en Ciencias y Artes 2014 en la categoría de Historia, Ciencias Sociales y Filosofía, los jóvenes hacen muy poca diferencia entre la lectura en línea y la lectura off line. “La experiencia que obtuvimos, analizando comportamientos precisamente en estudiantes universitarios, es que aunque se pasan constantemente de un soporte a otro, se sigue leyendo en papel y se busca información complementaria en videos, en PDF, en otro tipo de recursos que ocupan en sitios como los buscadores en Internet”.

Y es que para el especialista, muchas veces esta información que se busca en lo digital es para conocer más de aquello que se está leyendo en papel.

“Esto genera una expansión del horizonte de lectura pero también un cierto desconcierto acerca de a qué llamar lectura; ¿vale tanto la lectura de un libro como la lectura de un texto que encontramos muy breve en una pantalla?, ¿vale tanto escribir un cuento o una novela como escribir correos electrónicos y leerlos? Evidentemente son distintos pero no podemos hacer una jerarquía tajante en qué diferencia unos de otros, porque son complementarios en muchos casos y porque han cambiado el ritmo de lectura”.

Por ello, para el investigador “si partimos no de presupuestos sino de la observación de los lectores, nos damos cuenta que lo que sucede con los libros y revistas está reorganizándose en función de nuevos hábitos, nuevos ritmos de lectura, un modo disperso de acceder al conocimiento y de usar los saberes que vamos adquiriendo”.

Sobre la importancia de impulsar la lectura desde las instituciones en diversos niveles de política pública en el contexto mexicano, el investigador asegura que la lectura ha sido muy valiosa, y aún indispensable desde siempre. “En una época en la que accedemos a nuevos dispositivos de lectura y en donde hay que aprender a relacionarse con ellos, porque cuando digo aprender no es solamente cómo abrir una computadora y encenderla o cómo buscar información, sino cómo saber editar esa información, cómo orientarse dentro de un universo muy expandido.

“Es ahí donde me parece que la escuela tiene un papel importante, porque así como ha dicho Humberto Eco que Internet es una gran biblioteca desordenada, en muchísimas otras situaciones cotidianas en que todos por una razón u otra buscamos información, se hace necesario orientarse, aprender a manejar un universo de información que no viene clasificado o no viene de la mejor manera; entonces, nos parece que la función de los editores, los libreros, los padres y los maestros sigue siendo decisiva para formar esos nuevos hábitos, pero para eso hay que situarse en las nuevas situaciones y procesos que hoy también relacionamos con la lectura y reconocer la diversidad de los modos distintos de leer”.

Para el también profesor investigador del Departamento de Antropología de la UAM-Iztapalapa, con la lectura hay una expansión de oportunidades y lugares en donde tenemos oportunidad de leer, lo cual “exige discernir; no podemos creerle a todos los medios lo que escuchamos, vemos o leemos; debe ser confrontado en lo posible con otros. Internet nos ha dado esta posibilidad magnífica de poder comparar una noticia cuando la recibimos de medios diferentes; quienes tienen conocimiento en más de una lengua lo pueden manejar con más versatilidad pero aún quienes manejen sólo el español se pueden mover entre distintos periódicos sin necesidad de ir a comprar lo que se publica en México y que dan versiones distintas del mismo hecho hay información que aparece en unos medios y no en otros”.

En cuanto a la tarea de diferenciar la lectura rápida, necesaria o entretenida de la lectura densa que nos da más conocimiento o un conocimiento más elaborado, García Canclini asegura que la escuela, la casa, los editores, y los lectores críticos tienen un papel extraordinario, que en cierto modo se ha democratizado “porque también lo encontramos en los medios masivos, en radio, el televisor, en Internet en muchos sitios donde podemos mejorar nuestra capacidad de leer”.

García Canclini, al frente del equipo de antropólogos y comunicólogos especialistas que participaron en la investigación, como Eduardo Nivón, Rosalía Winocour, Andrés López Ojeda y Carmen Pérez Camacho, asegura que “algo que hemos visto en la investigación con lectores es que los muchos modos en lo que se diferencia una lectura densa o profunda, o una lectura superficial y apurada, casi todos combinamos modos distintos de lectura.

Aún la persona con menor nivel educativo o sin muchos hábitos de leer diariamente, textos largos y complejos, sí tiene la premura de saber si un medicamento le puede producir un trastorno o si lo va a utilizar de la mejor manera, por lo que se va a preocupar por informarse de un modo profundo, de la manera más consistente que pueda”.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.