Home » Patrimonio Cultural

Mario Vázquez Rubalcava, piedra de toque en la museografía mexicana

Publicado por shinji_nerv el Sábado, 14 noviembre 2015
Sin Comentarios


México.- Mario Vázquez Rubalcava recibió un merecido homenaje en el recinto que lleva quizá su impronta más profunda: el Museo Nacional de Antropología, un reconocimiento que devino en una entrevista que permitió trazar un perfil, un “plano americano” de este personaje que es piedra de toque de la museografía mexicana y un importante exponente internacional.

Teresa Franco, directora general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), expresó que este agradecimiento de parte de la comunidad de la institución es un acto de “justicia memoriosa” para quien ha dedicado más de 60 años de trabajo dentro de la misma, siempre con un férreo sentido de servicio, con una mente “lúcida, penetrante y divertida”.

 Foto Héctor Montaño, INAH.

Foto Héctor Montaño, INAH.

Este encuentro “resulta una excelente oportunidad para reconocer a uno de los más destacados profesionales que han delineado las posibilidades de lo expositivo; las formas de comunicar el patrimonio a través de las diversas lecturas de los objetos y las colecciones que a lo largo de las décadas han ido conformando no sólo al patrimonio cultural, sino que se han convertido en los depositarios de la memoria nacional”.

Detalló que la trayectoria del museógrafo y su facilidad para transmitir el conocimiento siguen encontrando espacios; por un lado, él mismo inaugurará la cátedra del INAH que llevará su nombre y, por el otro, acaba de editarse el libro: Charlas con la museografía. Memoria museológica y museográfica de Mario Vázquez Rubalcava, escrito por las hermanas Martha y María Vela Campos.

Quienes asistieron al homenaje a Mario Vázquez —en el presídium estuvo presente el secretario técnico del INAH, Diego Prieto— tuvieron la oportunidad de conocerlo de viva voz, toda vez que la arquitecta y museóloga Yani Herreman, ex vicepresidenta del Consejo Internacional de Museos, convirtiera su intervención en una emotiva entrevista a su maestro. Así, el auditorio tuvo la oportunidad de acercarse a un hombre que, tras de su abundante barba y gafas de montura oscura, esconde una humildad única, “un renacentista, un gurú, un profeta”, como le describió Herreman en más de una ocasión.

Mario Vázquez se reconoció como un “romántico” que junto a sus compañeros y amigos Jorge Angulo Villaseñor e Iker Larrauri, recibió toda la confianza de Eusebio Dávalos Hurtado, entonces director del INAH, para hacerse cargo de una responsabilidad mayor: la integración de las salas —con la guía del arqueólogo Román Piña Chan— de lo que sería el flamante Museo Nacional de Antropología, inaugurado en septiembre de 1964.

También dejó claro que es un hombre que confía en el futuro de los museos, pues a pesar de la competencia que representan la televisión, los teléfonos móviles de última generación y otras tecnologías, “ahí vamos. Los museos están funcionando con relación a su sociedad”, comentó al referirse al aumento de la asistencia al propio Museo Nacional de Antropología, o a las cifras récord generadas por exposiciones como Faraón, Yayoi Kusama. Obsesión infinita y Leonardo Da Vinci y la idea de la belleza.

A través del video que proyectó su semblanza durante el homenaje, Mario Vázquez compartió comentarios sobre lo que hace exitosa una exhibición museográfica: el uso de la luz para resaltar los detalles más exquisitos de una pieza; la “dosificación” de la colección para crear “sorpresas”, “pero lo más importante es que la exposición inspire, deleite, enseñe”.

Antonio Saborit, director del Museo Nacional de Antropología, reconoció en el homenajeado la curiosidad de un hombre del siglo XVIII, el llamado Siglo de las Luces: “una persona que se esmera en la ejecución de las cosas, que las trata con diligencia, que se desvela en escudriñar las que son muy ocultas y reservadas, que desordenadamente desea saber las cosas que no le pertenecen y que reconoce el valor de lo que está dispuesto con mucho aseo, con mucho primor”.

Por su parte, José Enrique Ortiz Lanz, coordinador nacional de Museos y Exposiciones del INAH, y quien fuera a la sazón discípulo de Mario Vázquez Rubalcava, hizo hincapié que dentro de su labor como formador de nuevos cuadros él educó con el ejemplo: el hecho de “permanecer hasta el umbral del cansancio con tal de lograr que un montaje alcance su plenitud”.

“Mario Vázquez pertenece a una generación singular dentro del mundo de la museografía. Con una sólida preparación tanto en las ciencias sociales como en las humanidades, fue parte de un grupo de profesionales que experimentó y exploró las posibilidades del lenguaje expositivo hasta encontrar sus constantes registros. Una generación que estableció las bases de la práctica en los museos y propuso por primera vez las figuras del lenguaje que seguimos empleando en los montajes actuales.

“Es también una persona a la que debemos esa mezcla de diversión y de riesgo que se desplaza entre el proyecto y los ajustes en la sala. También le debemos la vinculación con el guión cinematográfico, con los recursos teatrales, los ambientes en que se privilegia la contemplación y la sensación de puesta en escena”, abundó José Enrique Ortiz.

Con la entrega de un reconocimiento a la trayectoria de Mario Vázquez Rubalcava en la museografía y museología nacional, y en la formación de nuevas generaciones, Teresa Franco, titular del INAH, concluyó que “la historia se escribe en voz de los individuos y los colectivos, sobre todo de aquellos que se han convertido en líderes y referentes, en maestros y puntos cardinales que orientan las nuevas búsquedas […] Mario, gracias por todo ese cúmulo de experiencias que nos has compartido y legado; gracias por tus palabras y tus silencios”.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.