Home » Economía

2020 México se convertirá en el quinto productor mundial de automóviles

Publicado por Naked snake el Lunes, 16 noviembre 2015
Sin Comentarios


MéxicoXporta

Oaxaca.-Honda y Toyota son solo dos de la avalancha de compañías que ha llegado a la ciudad de Celaya, México. También empresas de autopartes, logística y constructoras de parques industriales han canalizado inversiones por US$2.604 millones y generado más de 13.000 empleos en los últimos tres años, dice Ismael Pérez Ordaz, alcalde de Zelaya.

Los parques industriales de la zona alojan, por ejemplo, a la alemana Mahle y a las japonesas Yakata Technologies, que producen piezas para motor, y a Setex Automotive, que fabrica asientos.

Más de 2.000 empresas se han establecido en esta ciudad, sobre todo pequeñas y medianas, pero también 29 denominadas Tier 1, es decir, proveedoras de las automotrices que abastecen directamente a las armadoras; en este caso, a Honda.

La causa central

2020-Mexico-se-convertira-en-el-quinto-productor-mundial-de-automovilesLo que impulsa este auge es el resurgimiento del mercado automotriz de EE-UU., que supera los 17 millones de unidades. Gracias a ello, México se convirtió el año pasado en el octavo productor de automóviles en el mundo, con 3,2 millones de unidades, 9,8% más que en 2013.

De ese total, en el mercado de México sólo se vendió un millón de vehículos y el resto fueron exportaciones. Los analistas estiman que este año se exportará la cifra histórica de 3 millones de unidades.

Las responsables de la ola exportadora son 19 plantas ensambladoras y a las que se añadirán cinco más en los siguientes años. Audi arrancará la producción de su camioneta Q5 en Puebla y la japonesa Kia de su vehículo Force en Nuevo León; en 2017 Mercedes-Benz y Nissan subirán el swicht de una planta conjunta en Aguas Calientes. En 2019, iniciará operaciones en San Luis Potosí la primera planta en el país de la alemana BMW y una factoría -la segunda en México- de Toyota en Guanajuato.

En 2020, México llegará a cinco millones de vehículos ensamblados y, con ello, se convertirá en el quinto productor mundial, según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Efecto en cadena

El tsunami en Japón, que obligó priorizar la reposición de muchas fábricas, no sólo afectó a armadoras, sino también a sus proveedores y sus filiales en México, en tiempos de producción, entrega de producto y precio final de los vehículos.

En respuesta, las automotrices niponas les pidieron abrir plantas en los sitios donde se ensamblan los vehículos. Esa es la razón central por la que en Guanajuato se han invertido US$5.300 millones instalado 73 proveedoras japonesas.

No son casos particulares, sino una tendencia. El sector de proveedores lo conforman unas 1.200 empresas, con ventas conjuntas de US$82.000 y de las cuales siete de cada 10 son Tier 1, es decir, multinacionales que abastecen directamente a las armadoras, dice Óscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA).

Sólo Nissan comprará este año US$6.700 millones a proveedores establecidos en México y planea para 2018 incrementar la integración de partes hechas localmente de 77 a 90%.

La opción de reducir costos a través de proveedores locales también la realizan otros fabricantes Tier 1, como Goodyear. Esta fábrica invierte US$550 millones en una planta en San Luis Potosí, que estará lista en 2017 y está ubicada cerca de la plantas de GM y de BMW. “Algunos proveedores de Goodyear llegarán con la planta y otros ya están en México, pero vamos a cuántos nacionales ubicamos que nos puedan proveer en el país”, señala Martín Rosales, presidente y director general de Goodyear México.

Hace dos años, México se convirtió en el mayor proveedor de autopartes a EE.UU., al contribuir con 34% de las importaciones de ese país, por encima de Canadá y EE.UU, según estimaciones del organismo gubernamental de promoción económica ProMéxico.

De las 100 proveedoras automotrices más importantes del mundo, 89 ya están en México.

Cambios al entorno

Las obras viales se han vuelto comunes en Celaya, en especial las que buscan mejorar la comunicación entre las naves industriales y las zonas habitadas.

En dos años se han canalizado más de US$23, 8 millones para construir, modernizar o ampliar carreteras. Un ejemplo es la Celaya-Villagrán, de 30 kilómetros y que conecta con Salamanca, donde la planta de la japonesa Mazda (que da empleo directo a 2.500 personas) inició operaciones a principios de 2014, luego de invertir US$770 millones.

También se habilitan avenidas secundarias, se construye un puente vehicular y vialidades que conectan la carretera Celaya-Comonfort con la autopista que conduce a la capital del estado, la ciudad de Guanajuato. A su vez, el Gobierno Federal también invierte US$346,4 millones en el Ferroférico, instalación ferroviaria en Celaya, que dará agilidad al servicio que las ferroviarias Ferromex y Kansas City Southern (KCS) dan a las automotrices.

El tren conecta a Celaya con los puertos de Manzanillo, Colima, y Lázaro Cárdenas, Michoacán, en el Pacífico, y con Veracruz en el Golfo de México. Los puertos son el punto de partida para las exportaciones de autopartes y vehículos terminados vía marítima a Asia, Europa y Sudamérica.

El movimiento automotriz también incrementó el turismo de negocios. En 2014, se construyeron tres hoteles en Celaya, con una inversión de US$18, 5 millones, y están en construcción cinco más con una inversión adicional de US$29, 8 millones “La ocupación hotelera promedio pasó de 44 a 57% en dos años y medio, desde la construcción de la planta de Honda”, afirma Fernando Vera, director de Desarrollo Económico de Celaya.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.