Home » Investigación, Justicia

Impunidad alienta los ataques contra defensoras y periodistas

Publicado por Naked snake el Miércoles, 18 noviembre 2015
Sin Comentarios


Por: Anaiz Zamora Márquez/Cimacnoticias

Oaxaca.-Visibilizar a las y los defensores de Derechos Humanos (DH), mediante todos los medios y redes de comunicación, es una estrategia de protección a su vida e integridad en un país donde la impunidad y la violencia contra la tarea de defensa van en incremento.

El Centro de Derechos Humanos de las Mujeres de Chihuahua (Cedehm), en conjunto con Jass (Asociadas por lo Justo) y Front Line Defenders, realizó un conversatorio entre personas defensoras de DH del país para señalar la importancia de visibilizar su labor, y establecer medidas de comunicación estratégica.

periodistaLourdes Barrera, coordinadora de Desarrollo Institucional de Equis: Justicia para las Mujeres y conductora del programa “Luchadoras”, enfatizó la necesidad de potenciar la presencia de las organizaciones en todos los medios disponibles, así como de las redes sociales para transmitir con un lenguaje sencillo la labor que se realiza a favor de los DH.

Atziri Ávila, coordinadora de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos de México, señaló que la visibilización debe ser desde el ámbito personal, a nivel de organizaciones, de dependencias y entre el público en general, pues sólo así disminuirán los riesgos de una agresión contra las y los activistas humanitarios.

Ávila también destacó el riesgo que corren las mujeres periodistas de afrontar violencia de género, y la necesidad de visibilizar su trabajo tejiendo redes, ya que cuando una periodista es atacada, “no sólo pierden ella y el medio, sino que la sociedad pierde la posibilidad de escuchar y conocer esa información”.

El conversatorio se realizó con motivo del lanzamiento de la novela gráfica de no ficción “La Lucha: la historia de Lucha Castro y los Derechos Humanos en México”, publicada por Front Line Defenders y Editorial Resistencia, y que relata la historia de la directora del Cedehm y de varias de sus colegas que perdieron la vida defendiendo los DH en Ciudad Juárez y Chihuahua, capital del estado del mismo nombre.

A la presentación del libro acudieron representantes de la Organización de Naciones Unidas (ONU), quienes hablaron de la situación de impunidad y violencia que se vive en México.

Ana Güezmes, titular de ONU-Mujeres en México, y Jesús Peña, representante adjunto de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas, coincidieron en que aunque existan mecanismos de protección para periodistas y defensores de DH, el problema de raíz sigue siendo la impunidad.

“Hay que atacar las causas. La protección es temporal. El hecho de que las agresiones permanezcan en la impunidad es el mayor aliciente para que se repitan”, resaltó Peña, quien también recordó que 98 por ciento de los crímenes siguen impunes.

La labor de Lucha Castro se remonta a su participación en la campaña “Tortura Nunca Más”, en Chihuahua, en los años 80. Para fines de 1994, la activista se convirtió en una de las mayores promotoras de la resistencia pacífica de la región, en defensa de las familias –y particularmente de las mujeres–, cuyas propiedades estaban en riesgo por la crisis económica en México.

Desde comienzos de este siglo, Lucha Castro trabaja principalmente en defensa de los derechos de las mujeres, primero desde la organización Justicia para Nuestras Hijas, junto a las madres de mujeres asesinadas y desaparecidas en Ciudad Juárez y Chihuahua.

Con Lucha Castro como su directora, el Cedehm se convirtió en una de las primeras organizaciones civiles que litigan ante el sistema judicial en favor de las mexicanas.

Al igual que su larga trayectoria en el combate al feminicidio, la desaparición forzada y la violencia intrafamiliar, la defensora también ha trabajado en la documentación de violaciones a los DH cometidas por agentes del Estado, y la denuncia ante mecanismos internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Pero su trabajo la ha sometido a serios riesgos. En 2008 Castro recibió amenazas de muerte, por lo que la CIDH le otorgó medidas de seguridad. Desde 2010 se ha ocupado de casos contra agentes del Estado –incluso elementos del Ejército– que cometieron violaciones a los DH y que la han hostigado tanto a ella como a su familia.
 

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.