Home » Arte

Atom Egoyan se solidariza con Ayotzinapa al recibir El Pochote 2014

Publicado por shinji_nerv el Lunes, 23 noviembre 2015
Sin Comentarios


Lilia TORRENTERA G.

Oaxaca.– El cineasta Atom Egoyan, recibió con emoción de manos del pintor Francisco Toledo el Premio El Pochote 2014, con un mensaje de solidaridad al dolor permanente por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y el terror que causa la violencia que se vive en México y Francia.

En una magra ceremonia, alejada del ruido de los grandes premios que otorgan academias o festivales, fue el director mexicano, Jaime Humberto Hermosillo, quien se encargó de detallar las virtudes de Atom Egoyan para hacerse merecedor de la medalla diseñada por Toledo y tallada con la esfinge de un Pochote, el ancestral árbol heredado de la vasta biodiversidad que tiene Oaxaca y en honora también, al cine-club que en fundó en 1993.

atomcasaEn la sala de cine del Centro de las Artes de San Agustín, otro espacio cultural creado por Toledo, el cineasta de origen egipcio-armenio, agradeció el reconocimiento a su extensa trayectoria como director y escritor de cine y su innovado proceso creativo en el sétimo arte a nivel mundial.

Tras escuchar las palabras del realizador mexicano, quien lo postuló al Premio Internacional al Cine Digital El Pochote, Atom Egoyán expresó la necesidad de remontar la incertidumbre por la violencia y el terror, a través de arte y la memoria colectiva.
“El tema de perder me obsesiona. Cómo evitamos que las cosas se pierdan y se olviden y poder rescatar siempre, para qué lo más íntimo se quede con nosotros. Al inicio de mi carrera fui muy afortunado de contar con dos elementos: el video pero también el cine. Uno, desde el punto de vista escultural y un poco más físico, pero el otro, desde el punto de vista narrativo que me ayudó a lidiar con este tema de borrar lo existente”.

Y es que mientras estuvo en México, dijo que reafirmó cómo este sentimiento pérdida puede ser tan frágil y cómo la memoria puede desaparecer.
Así en sus palabras de agradecimiento del cineasta que en 1997 fue nominado para un premio Óscar, externaron su comprensión al dolor que causa la violencia en México y recientemente a la sociedad de Francia, en dónde su hijo fue testigo de los atentados en París.
atom10“Desde que llegué a México he percibido cómo la herida sigue abierta por la desaparición de los 43 estudiantes desaparecidos y por la violencia que existe en México”

Contó que su comprensión de este sentimiento, lo vivió en carne propia, ya que su hijo llegó a Paris, justo el día de los atentados del Estado Islámico y que le recordó que la violencia y el dolor, se pueden desatar en cualquier momento y sin tener ningún control.

Expresó que otro hecho que lo hizo identificarse fuertemente con México, fue cuando visitó la exposición “Duelo” del pintor Francisco Toledo en el Museo de Arte Moderno en la ciudad de México dedicada a los normalistas de Ayotzinapan y a la permanente estela de horror que deja la violencia en todo el país.

“Pude ver reflejada cómo esas piezas que tratan de lidiar con el terror. Esta sensación me hizo sentir una solidaridad con el pueblo mexicano, porque viví lo mismo cuando yo y mi esposa estábamos en México y mi hijo, en Francia pero que afortunadamente está bien”.

La admiración de Egoyan a Toledo
atomtoledo7“Para mí es muy conmovedor recibir un premio de un artista como Francisco Toledo”, espresó Aton Egoyan en sus palabras de agradecimiento por el Premio Pochote.

“Creo en ello, porque la obra del maestro Francisco Toledo también se siente en este espacio fundado por él, donde los artistas y creadores pueden manifestar esta molestia y esta ira por el terror”.

Con una voz pausada Egoyan terminó de dar las gracias así:

“Debemos recordar el poder del arte para contrarrestar la fragilidad. Y es claro que la memoria colectiva, es la mejor forma de guardar todos los recuerdos. Porque es la memoria y la comunión para recordar, me harán acordarme por siempre estos momentos en Oaxaca y me siento muy privilegiado de recibir este premio del maestro Toledo que es uno de los artistas más interesantes y grandes”.

Toledo, tras un fuerte abrazo, entregó la medalla a Egoyan y la toma de unas cuantas fotografías que captaron el importante momento, emprendió su ya clásica huida.

En la ceremonia estuvieron presentes también Armando Colina y Víctor Acuña de la Galería Arvil asi como la actriz libanesa, Arsinee Khanjian esposa de Atom Egoyan

atomtoledo10El Premio El Pochote, se otorga a directores de cine digital de cualquier nacionalidad cuya obra evidencie una búsqueda de expresión personal con temáticas alternativas y formas innovadoras. Jaime Humberto Hermosillo se convirtió en el primer merecedor en 2005; luego el reconocimiento fue otorgado a la belga Agnés Varda (2007); al mexicano Arturo Ripstein (2009), y al ruso Alexander Sokurov (2010).

Atom Egoyen ha sido el cuarto premiado y hasta este sábado pudo recibir el reconocimiento que se otorga cada dos años, debido a compromisos de trabajo, por lo cual agradeció la paciencia de los organizadores.

El reconocimiento le fue otorgado por su lograda carrera como cineasta y una noción original sobre el video como elemento narrativo son características que han hecho al canadiense Atom Egoyan un reconocimiento por su visión innovadora dentro del cine digital.

Atom Egoyan es uno de los cineastas actuales más destacados de Canadá, y es además uno de los más destacados en el panorama internacional. Sus películas han obtenido reconocimientos en encuentros como Festival Internacional de Cine de Cannes.

Ha obtenido dos nominaciones al Óscar en las categorías de Mejor Director y Mejor Guión por El dulce porvenir (The Sweet Hereafter, 1997). Sus filmes han sido presentados en numerosas retrospectivas a través del mundo, incluyendo una revisión completa de su carrera en el Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou de París.

Por su parte, Armando Colina, de la Galería Arvil, recordó que este reconocimiento se otorgó a Egoyan – de origen armenio- por propuesta del director mexicano Jaime Humberto Hermosillo, quien señaló que durante una estancia en Toronto y a raíz de conocer las dos primeras películas de Egoyan, Next of kin (1984) y Family viewing (1987), fue como observó que en el cine del director canadiense el video no sólo es otra forma audiovisual, sino también una forma de nuestra cultura. “Como adolescente debió haber crecido viendo películas y filmando con cámaras VHS. Y en esas dos primeras películas el video es un personaje”.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.