Home » Literatura

Rushdie definde la ficción al abrir el Salón Literario “Carlos Fuentes”

Publicado por shinji_nerv el Lunes, 30 noviembre 2015
Sin Comentarios


Guadalaja. Jal.- Érase una vez que se era un escritor que hace 20 años vivía momentos difíciles. Uno de sus libros, titulado Los versos satánicos, había desatado la ira fundamentalista del ayatolá Jomeini, quien ofreció una recompensa por la vida del escritor. Las sombras cubrieron el cielo del autor, quien de pronto pasó a vivir en la clandestinidad y seguido siempre por un séquito de guardaespaldas. Un día, de pronto, el escritor apareció en México, en la Feria Internacional del Libro, en la que representaba su primera comparecencia en un espacio público en América Latina. De esa visita, Salman Rushdie —que así se llama el escritor— recuerda mucho. O no: aunque es cierto que se trata de un recuerdo “vívido”, dice el autor de Hijos de la medianoche, también es cierto que “está borroso por la cantidad de tequila que bebimos”. Por eso, tanto la FIL como Rushdie, celebraron su regreso: fue el encargado de abrir el Salón Literario Carlos Fuentes.

Apertura del salón literario con Salman Rushdie. FIL 2015. Guadalajara, Jalisco 29 de noviembre del 2015. 29 Feria del libro en Guadalajara. ©FotoFIL/Natalia Fregoso.

Apertura del salón literario con Salman Rushdie. FIL 2015. Guadalajara, Jalisco 29 de noviembre del 2015. 29 Feria del libro en Guadalajara. ©FotoFIL/Natalia Fregoso.

Las cosas han cambiado en 20 años. La condena del ayatolá fue levantada y la seguridad en torno a Rushdie se ha relajado. Por eso, el auditorio Juan Rulfo se abrió de par en par para recibir a los más de mil asistentes que se dieron cita para escuchar el mensaje de quien fue calificado por Pedro Ángel Palou como “una máquina generadora de historias”. Palou, quien presentó a Rushdie con un texto basado en la repetición del clásico “Había una vez” de los cuentos infantiles, hizo un repaso de la vida de Rushdie y de su obra, que describió como “una reflexión sobre la fe y la razón y la libertad de la imaginación”.

Además de abrir el Salón Literario, Rushdie está de visita para presentar su nueva novela, titulada Dos años, ocho meses y 28 días.

Por esta razón, dedicó su ponencia a explicar todo lo que hay detrás de su nueva entrega y, de paso, hacer una reivindicación de la imaginación y la fantasía.

Comenzó contando cómo su padre le contaba historias cuando era niño, narraciones de las cuales, dijo, tenía dos certezas: la primera, que las historias no eran ciertas, y que por eso “sentía que en esas historias que no eran ciertas había verdades profundas, y tenía la certeza de que esas historias nos pertenecían”.

Señaló que lo que alimenta la mente de los niños es la imaginación y que por eso los niños permanentemente hacen y reciben historias. Sin embargo, conforme crecen, se vuelve difícil que esas personas se enamoren de las historias y por eso se vuelven personas tristes. “Enamorarnos de las historias, de los libros, nos cambia. Lo que leemos se convierte en parte de la manera en cómo vemos el mundo”, dijo Rushdie.

Luego de explicar que su nueva novela está inspirada en la historia de Scherezada y Las mil y una noches, y de compartir sus teorías sobre cómo la contadora de historias más célebre de la historia sobrevivió a la ira del sultán, explicó que decidió regresar a la ficción luego de recordar las historias que lo hicieron enamorarse de la literatura. “Quise volver ahí, donde las historias nunca fueron ciertas, pero que cuentan la verdad de manera más cierta”.

Añadió que la novela realista ya estaba muy explorada y que era necesario “girar al irrealismo para ver su manera de explicar la vida”. Finalmente, Rushdie cerró declarándose “a favor de seguir inventando cosas”.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.