felipegarridoFelipe Garrido Reyes

Premio Nacional Ciencias y Artes 2015
Campo I. Lingüística y Literatura

Escritor, editor, traductor y académico mexicano nacido en Guadalajara, Jalisco en 1942. Estudió Letras Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en donde ha sido profesor desde 1975.

Se ha destacado por su escritura inventiva y renovadora en el ámbito de la narrativa breve y por su labor infatigable en el campo de la promoción de la lectura, así como por su conocimiento de la cultura literaria e histórica de México.

Al comenzar los años sesenta, empezó a publicar reseñas de novedades literarias y cuentos en Política, La Gaceta del Fondo de Cultura Económica y El Heraldo Cultural.

Participó como editor en la colección SepSetentas y más tarde, como gerente de producción en el Fondo de Cultura Económica. Empezó a dar clases en el Centro de Enseñanza para Extranjeros de la UNAM y comenzó a publicar libros de cuentos, ensayos y antologías. Siendo los dos primeros Viejo Continente (SepSetentas, 1973) y Con canto no aprendido (Fondo de Cultura Económica, 1978).

En los años ochenta encabezó la entonces Dirección de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), desde donde promovió el trabajo de la Dirección para que tuviera un alcance realmente nacional. Impulsó los premios literarios, que llegaron a ser dieciocho, organizados con las autoridades culturales de distintos estados.

Con la misma intención, organizó diez encuentros por año con diversos estados y con la participación de escritores tanto mexicanos como extranjeros. También dirigió en este tiempo la revista del INBA, México en el Arte, que tuvo en cada número un director huésped encargado de armarlo desde una ciudad diferente, de manera que la perspectiva de la cultura en México y en el mundo pudiera estar en cada caso teñida de una visión local. En ese tiempo organizó un sistema de becas para escritores que se ajustaba de acuerdo con los incrementos del salario mínimo, y que puede citarse como un antecedente del actual Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Desde 2007 dirige el Programa Universitario de Fomento a la Lectura en la Universidad Veracruzana. Fue coordinador de la antología, en seis tomos –uno por cada grado de primaria– del programa Leemos Mejor Día a Día, que hoy sigue en las primarias del Distrito Federal.

Es autor de numerosos artículos, ensayos y prólogos, de más de veinte antologías y más de sesenta libros de cuentos, ensayos y cuentos para niños. Entre sus libros destacan la Musa y el Garabato, La primera enseñanza, Tierra con memoria, El buen lector se hace, no nace, Tajín y los siete Truenos, Racataplán, Lección de piano, La urna y otras historias de amor, y La necesidad de entender.

Se ha distinguido en especial como un maestro del cuento corto. Durante siete años (1984-1990) publicó uno semanalmente en Sábado (La Musa y el Garabato), y actualmente, desde abril de 2005, publica uno cada dos semanas en La Jornada Semanal (Mentiras transparentes).

Sus libros más recientes son Mariano Azuela para jóvenes (2009); Ramón López Velarde; Novedad de la patria (2009); José María Morelos y Pavón; Sentimientos de la Nación (2010); Orígenes de la Asociación de Academias de la Lengua Española (2010) y Conjuros (2011); Vida de Salvador Garcidueñas, S.J.; siervo de Nuestra Señora de los Ángeles y La patria en verso están en prensa. Desde 2004 es miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua, y actualmente, su director adjunto.
El Premio Nacional de Ciencias y Artes le fue otorgado por su escritura inventiva y renovadora en el ámbito de la narrativa breve y por su labor infatigable en el campo de la promoción de la lectura, así como por su conocimiento de la cultura literaria e histórica de México.

dos sjpg

David Huerta Bravo
Premio Nacional de Ciencias y Artes 2015
Campo I. Lingüística y Literatura

Poeta, editor, ensayista y traductor mexicano nacido en la Ciudad de México en 1949. Hijo del reconocido poeta mexicano Efraín Huerta. Estudió filosofía, letras inglesas y españolas en la Facultad de Filosofía y Letras de la de la Universidad Nacional Atónoma de México (UNAM).

A lo largo de más de cuatro décadas —desde 1972, cuando publicó su primer libro de poesía—, se ha consagrado a la literatura en diversos terrenos. Sus tareas han abarcado diferentes géneros y modalidades: de la creación de una obra propia a la enseñanza y la investigación; de la ensayística y la crítica a la reseña bibliográfica y la crónica; de la edición de revistas y suplementos a la difusión cultural; de la elaboración de antologías a la traducción al español de obras ajenas en tres lenguas (italiano, francés e inglés). La variedad de esas tareas no ha impedido que tengan, todas y cada una de ellas, un centro animador: el amor a la literatura.

Su obra poética es una de las más completas que se hayan emprendido en la segunda mitad del siglo pasado y principios de éste. Es radical y extrema, sencilla e irónica, lúdica y compleja, abarca diversos temas y parte de distintas materias del conocimiento. Su poesía representa a toda una generación: la de 1968.

Al hablar sobre su trabajo, David Huerta afirma que es un poeta tradiconal, que hace poesía de imágenes, metáforas similes y metonimias, de todo tipo de tropos y de figuras del lenguaje. Cree en una poesía que es capaz de alzar la voz y decir las cosas con claridad.

Al recibir el Premio “Xavier Villaurrutia” de escritores para escritores en el 2006, por su libro Versión y por su trayectoria poética, estableció que la poesía “es algo que vale la pena porque nos permite habitar ete mundo con claridad y nos orienta”.

Ha colaborado desde hace mucho tiempo con el Fondo de Cultura Económica en la traducción y edición de obras, además de haber dirigido su revista llamada La Gaceta. También ha sido columnista de Proceso, publicación semanal de información y análisis, y en la actualidad escribe acerca del Siglo de Oro para la Revista de la Universidad de México.

Entre sus poemarios destacan: El jardín de la luz, Cuaderno de noviembre, La sombra de los perros y La calle blanca.

En el terreno de la enseñanza ha impartido, desde muy joven, clases de literatura y coordinado talleres de creación literaria. Esta labor de varias décadas, unida a su obra poética, hizo que las autoridades universitarias lo distinguieran otorgándole una cátedra permanente en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. A partir de 2010 imparte una clase llamada “Poesía en lengua española”. De igual manera, ha impartido decenas de conferencias, participado en mesas redondas, congresos, coloquios y ofrecido lecturas de su obra poética.

En 1972 fue distinguido con el premio a la promesa literaria del año instituido en memoria de Diana Moreno Toscano; en 2014 el Fondo de Cultura Económica puso en circulación su poesía reunida con el título de La mancha en el espejo. Poesía 1972-2011, obra en dos tomos de más de 1,000 páginas, testimonio de constancia en el ejercicio de la poesía.

Asimismo, ha sido distinguido con algunos de los premios literarios más notables de México, por ejemplo: en 1991, el premio “Carlos Pellicer” a la obra publicada por su libro Historia. En 1978 la Fundación Guggenheim de Nueva York le otorgó una beca.

El Premio Nacional de Ciencias y Artes le fue otorgado por su entrega a una vocación poética que se ha traducido en libros y obras memorables en los cuales queda inscrito el espíritu del tiempo.

tres sjpg

Clementina Merced Yolanda Lastra y Villar y García Gómez
(Yolanda Lastra)
Premio Nacional de Ciencias y Artes 2015
Campo I. Lingüística y Literatura

Destacada lingüista nacida el 13 de septiembre de 1932 en la Ciudad de México. Reconocida por su decisiva contribución al estudio de las lenguas amerindias y a la formación científica de la lingüística en México. Es investigadora emérita del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), emérita por el Sistema Nacional de Investigadores, miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua, miembro honorario de Society for the Study of the Indigenous Languages of the Americas (SSILA).

Estudió la maestría en Ciencias Lingüísticas en la Universidad de Georgetown en Washington D.C. y el doctorado en Lingüística General en la Universidad de Cornell. Su tesis Cochabamba Quechua Sintax, fue publicada como libro. Este trabajo fue dirigido por Charles F. Hockett y el análisis estuvo básicamente fundamentado en su conocido Course in Modern Linguistics.

Pionera en el campo de la sociolingüística en México. Cuando el conocimiento de la esta diciplina era incipiente y poco conocido en el país, tuvo el gran acierto de publicar, en compañía de su profesor Paul L. Garvin, la conocida Antología de Estudios de Etnolingüística y Sociolingüística, editada por la UNAM en 1974. Uno de sus aportes más significativos en el campo de las lenguas indígenas es su libro de Las Áreas Dialectales del Náhuatl Moderno.

Otra gran contribución la constituye Los otomíes su lengua y su historia, en donde realiza una minuciosa investigación que va desde la acusiosa revisión de archivos, fuentes históricas y etnohistóricas, hasta la investigación de campo para la caracterización de las distintas variedades dialectales del otomí. Con esta publicación trata de reivindicar el lugar que ocupan los otomíes en la historia de México.

La época en que estudió su doctorado en Cornell es muy importante por la influencia que recibe de su profesor principal Charles F. Hockett, que había estudiado antropología y lingüística con Leonard Bloomfield. En Indiana se llevaban a cabo reuniones de los fundadores del nuevo campo de la sociolingüística tales como Charles A. Ferguson, William Labov en donde surge su interés por la sociolingüística.

Ha sido profesora de sociolingüística y náhuatl en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, de sociolingüística en el Colegio de México y en la Universidad de Texas en Austin. En 2004 fue invitada por el Centro de Investigación de Tipología Lingüística, en Melbourne, Australia para realizar una estancia académica con R.M. Dixon.

Ha trabajado arduamente en la organización de Coloquios Internacionales sobre Otopames; es fundadora y co-fundadora (con Noemí Quezada) de la Revista de Estudios de Cultura Otopame y del Seminario Permanente sobre Otopames, respectivamente; pionera en los estudios del chichimeco jonáz, una lengua otopame en peligro de extinción, que se habla en la Misión de Chichimecas, San Luis de la Paz, Guanajuato, y editora del archivo de lenguas indígenas en El Colegio de México.

Fue editora regional (México y Centroamérica) de la tercera edición del Atlas de la UNESCO sobre lenguas en peligro de extinción. Tiene una extensa obra publicada en libros, artículos y capítulos de libro en revistas arbitradas y editoriales de prestigio nacional e internacional.

En 1999 obtuvo el premio Universidad Nacional en el área de las ciencias sociales y en 2003 la medalla “Juana de Asbaje”. En 1993 el Instituto Nacional de Antropología e Historia le otorgó el premio Wigberto Jiménez Moreno a la mejor investigación en lingüística por el libro Sociolingüística para hispanoamericanos, una introducción.

El Premio Nacional de Ciencias y Artes le fue otorgado por su decisiva contribución al estudio de las lenguas amerindias y a la formación científica de la lingüística en México.

cuatro sjpg

Enrique Carbajal
“Sebastián”
Premio Nacional Ciencias y Artes 2015
Campo II. Bellas Artes

Nació el 16 de noviembre de 1947 en Ciudad Camargo, Chihuahua. Sebastián  es considerado hoy el escultor contemporáneo de mayor presencia internacional.

Desde  la década de los sesentas, inicia el desarrollo de un lenguaje escultórico  propio de característica constructiva. La creación de sus estructuras Transformables, entre ellas, sus obras de interacción Leonardo4, Durero4 y Brancusi4, por señalar algunas, constituyen un ejemplo inigualable de un arte en el cual la participación del espectador es sustancial.

Ha presentado más de 190 exposiciones individuales en diferentes ciudades del mundo, tanto de pequeño y medio formato como importantes exhibiciones urbanas de grandes dimensiones, como ha sido el caso en Francia, España, Alemania, Italia, Egipto, América del Sur,  Estados Unidos de Norte América y México.

Ha recibido un número importante de premios y reconocimientos a su trayectoria: Perteneció al Sistema Nacional de Creadores (FONCA); recibió el premio “Superior Prize” del Hakone Open Aire Museum de Japón; el premio “Bronce” de la ABC Ashi Broadcasting Corporation de Osaka; el premio de la Trienal Internacional Gráfica de Noruega y el “Gran Premio de Oro” del Concurso ORC-City de Osaka, Japón; en 1998 recibe, por segunda ocasión, el premio “Kinki Nippon Railway” en la trienal de escultura de Osaka, siendo el único artista en ser reconocido más de cinco veces en estos certámenes; en 1999, recibe la “Medaille de la Ville de Paris” en la capital francesa; en 2002 su escultura Arco de la Paz recibe el premio de excelencia en el Simposium y exhibición internacional de China de escultura Urbana en la ciudad de Beijing.

Ganó diversos concursos para crear esculturas en dintintas ciudades de Japón, entre las que destacan: Arco Fénix (Sakai, 1993), Tsuru (Kadoma, 1995), Migración (Tokio, 1997), Excelsitud (Kansai, 2002), Esfera Vida (Osaka, 2003).

En México existen esculturas monumentales de su autoría como: Cabeza de Caballo, conocida como  El Caballito de Sebastián, ubicada en el Paseo de la Reforma; la Puerta de Chihuahua, La Puerta del Sol y El Árbol de la Vida en Chihuahua; en Monterrey, N.L., La Puerta de Monterrey y La Fuente de los Lirios; La Puerta Saturnina y La Antorcha Olimpia 2000 en Aguascalientes; en Tabasco, Escalera Cósmica; en Morelos, La Flor del Desarrollo; en Baja California Los Arcos del Tercer Milenio; en Jalisco, Flor del Desarrollo II; Puerta del Camino Real, Limonero, Pez Vela, en Nayarit, entre otros; en Colima, La Puerta de México; en Tamaulipas, Araucaria; en Xalapa, Águila del Bicentenario; en Cd. Victoria, Los Caminos de la Justicia hacia el siglo XXII.

Varias Ciudades Latinoamericanas  poseen obras monumentales de Sebastián, tal es el caso de Georgetown, La Habana, Montevideo, Buenos Aires y Brasilia, Belmopan, Bogotá, entre otras.

Sebastián es miembro del World Arts Forum Concil con sede en Ginebra, miembro honorario de la Real Academia de las Artes Visuales de la Haya, Holanda, académico de número de la Academia de Artes de México y miembro de la Legión de Honor Nacional, del Interdependence Day Forum, y miembro del Comité Internacional de Salvaguardia de Lascaux.

La carrera plástica de Sebastián ha sido reconocida con el doctorado honoris causa por la Universidad de Chihuahua, Universidad de la Laguna, la Universidad de Colima, la Universidad Autónoma Metropolitana y el City Collage of  New York.

Por la trascendencia y calidad de su obra monumental y la de pequeño formato recibe el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2015.

cinco sjpg

Fernando López Carmona
Premio Nacional de Ciencias y Artes 2015
Campo II. Bellas Artes

Nació el 27 de septiembre de 1921 en la Ciudad de México. Arquitecto, egresado de la Escuela Nacional de Arquitectura, obtuvo su doctorado con la tesis “Estudios de la condición actual de la Catedral Metropolitana, las condiciones de la estructura en función del programa del suelo”, obteniendo mención honorífica.

En el campo profesional, desde la década de los cuarenta, trabajó con los arquitectos Enrique de la Mora, con quien tenía contacto desde que cursaba sus estudios en la Academia de San Carlos y con el destacado arquitecto Félix Candela. Se caracteriza por el uso de diversos materiales en la construcción, como la fibra del henequén o de estructuras prefabricadas.

Fue parte del diseño y construcción de las iglesias: El Altillo (1954 – 1958), la de San Vicente de Paul (1958), así como en el salón de remates de la antigua Bolsa de Valores (1955) de la Ciudad de México. Asimismo, destaca su participación en las innovaciones para la iglesia de La Purísima en Monterrey (1946), así como en la edificación de la iglesia de San Antonio de las Huertas (1956).

Ha participado en la restauración de monumentos históricos de nuestro país y colaborado en la reestructuración de diversos templos y edificios. Estuvo a cargo de la supervisión del hundimiento de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México y de su restauración realizando el análisis estático del comportamiento estructural del monumento.

Perfeccionó los cascarones de concreto de superficie reglada en su propia producción arquitectónica. Entre sus intentos por afinar esta técnica, ensayó construir los cascarones con cimbra metálica y con el mínimo de madera, en la casa de Julio Rodolfo Moctezuma (1957). Más tarde en la edificación de la iglesia de Santa Mónica (1965) imprimió plásticamente su aportación para suprimir las trabes de borde de las cubiertas.

Experimentó con el uso de los elementos presforzados y producto de ello fue la gasolinera proyectada en la esquina de Sagrado y Revolución (actualmente modificada).  Después construyó la alberca del Colegio Simón Bolívar (1975) en Mixcoac. En este mismo período, edificó el templo La Asunción de María, para la Unidad Habitacional Alianza Popular Revolucionaria (1979 -1980), ensayando una cubierta mediante el uso de pequeñas piezas prefabricadas.

Como docente ha impartido múltiples cursos de licenciatura y posgrado, en las áreas de estructuras y construcción. Además inició la Especialidad de Cubiertas Ligeras en la Facultad de Arquitectura. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores.

El 6 de diciembre de 1994 el H. Consejo Universitario aprobó por unanimidad, la propuesta de nombrar Profesor Emérito al Arq. Fernando López Carmona, por ser profesor distinguido de la Facultad de Arquitectura.

El 3 de julio de 2009 la Academia Nacional de Arquitectura de la Sociedad de Arquitectos Mexicanos, A.C. rindió un homenaje al Dr. Fernando López Carmona, en la Ciudad de Santiago, Querétaro, por su desempeño y experiencia profesional. De igual manera, el Instituto Nacional de Bellas Artes le hizo entrega de la Medalla Bellas Artes el 31 de octubre del presente año.

Se le otorga el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2015 por su destacada trayectoria y trascendencia en la restauración de la Catedral de la Ciudad de México y otros monumentos de gran valor histórico.

seis sjpg

Ignacio  López  López
(Ignacio López Tarso)
Premio Nacional de Ciencias y Artes 2015 Campo II. Bellas Artes

Actor teatral y cinematográfico considerado como uno de los más importantes de la escena mexicana del siglo XX. Nació en la Ciudad de México, el 15 de enero de 1925; su primer acercamiento al mundo artístico fue a los ocho años de edad, cuando fue llevado por sus padres a ver una función de teatro de carpa.

A la edad de 24 años, en 1949, ingresó a la Escuela de Teatro de Bellas Artes y tuvo entre sus maestros a Xavier Villaurrutia, Salvador Novo, Celestino Gorostiza, Clementina Otero, Fernando Torre Laphane y Francisco Monterde. Perteneció al grupo Teatro Estudiantil Autónomo dirigido por Xavier Rojas.

Desde hace seis décadas se ha destacado por su talento y pasión que ha colmado de sentido y brillo a la escena mexicana. Ha sido dirigido por: Xavier Rojas, Salvador Novo, Celestino Gorostiza, Álvaro Custodio, Ignacio Retes, Seki Sano, Alejandro Jodorowski, José Solé, por mencionar algunos. Entre los directores con los que ha trabajado en cine se cuentan: Luis Buñuel, Roberto Gavaldón, Ismael Rodríguez, Julio Bracho, Luis Alcoriza, Jorge Fons, John Huston, Miguel Sabido, y Alan Jonsson.

En 66 años de trayectoria, ha interpretado en teatro más de 100 obras como: Edipo Rey de Sófocles, Hipólito de Eurípides, Macbeth, Otelo, y El Rey Lear de Shakespeare, El Avaro de Moliere, Cyrano de Bergerac, Querido Embustero, La Reyna y Los Rebeldes, El Vestidor de Ronald Harwood, El Desperfecto, Fray Bartolomé de las Casas, Una Hoguera al Amanecer, Un Conejo llamado Harvey, Tirano Banderas, el musical ¡Que Tal Dolly!, Dé Gira con los López, El Villano en su Rincón de Lope de Vega, Drácula, Edipo en Colofón de Sófocles, Cartas de Amor, El Alcalde de Zalamea de Calderón de la Barca, La Pareja Inolvidable de Niel Simon, 12 Hombres en Pugna, El de la Triste Figura, Macario, Elsa y Fred , La Tempestad, El Cartero “il Postino”, y Aeroplanos.

En cine ha participado en 50 películas como: Macario, El Hombre de Papel, El Gallo de Oro, La Vida Inútil de Pito Pérez, Nazarín, La Cucaracha, Tarahumara, La Rosa Blanca, Bajo el Volcán, Tirano Banderas, Pedro Páramo, entre otras.

Su carrera en televisión incluye más de 1000 programas unitarios, series y telenovelas.

A su trayectoria artística se suma la sindical y política, en la que ha desempeñado cargos como: Presidente del Consejo Directivo de la A.N.D.I. DE 1980 A 1984, Secretario General de la Asociación Nacional de Actores de 1986 a 1990 y del Sindicato Gremial de Directores de Cine y Similares de la R.M., Diputado Federal de la LIV H. Legislatura por el 8° Distrito Electoral del D. F., de 1988 a 1991 y miembro de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía del Distrito Federal y de Cultura.

Ha sido galardonado en dos ocasiones con el Premio “Golden Gate” a mejor actor, la primera por su trabajo en “El hombre de papel” (1963), de Ismael Rodríguez y la segunda por Macario (1960), de Roberto Gavaldón. En los Premios “Ariel” López Tarso fue ganador por mejor actuación en 1973 por la cinta Rosa Blanca; El profeta Mimí (1974) y Rapiña (1975), estuvieron nominadas a mejor actuación. Para el año 2007 obtuvo el “Ariel de Oro” por trayectoria fílmica y ha sido premiado por su actuación en diversas telenovelas. El 16 de enero de 2015, se llevó a cabo el Sorteo Homenaje de la Lotería Nacional en honor al actor Ignacio López Tarso, por su trascendental contribución a la escena mexicana del siglo XX.

Ha sido acreedor al Premio Nacional de Ciencias y Artes 2015 por su talento y pasión, que ha colmado de sentido y brillo la escena mexicana.

siete sjpg

Antonio Armando
García de León Griego
Premio Nacional de Ciencias y Artes 2015
Campo III. Historia, Ciencias Sociales y Filosofía

Lingüista, músico e historiador nacido el 27 de agosto de 1944 en Jáltipan, Veracruz.  Maestro en Lingüística por la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) y Doctor en Historia por La Sorbona en París.

Se ha distinguido por su trabajo en el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) desde el año de 1964 y por una labor de investigación, difusión y docencia. Su trabajo principal en el INAH ha consistido en labores de investigación en historia social, cultural, regional y económica, así como en lingüística y musicología, cuyos resultados de investigación se han expresado en quince libros publicados, dos de los cuales: Resistencia y Utopía (1985) y Tierra adentro, mar en fuera (2011), han sido considerados como obras clásicas de la historiografía mexicana reciente.

Su vocación inicial por las lenguas indígenas dio lugar a varios libros, artículos y análisis estructurales de algunas variantes del náhuatl, en especial el de Pajapan (Veracruz), el zoque ayapaneco de Tabasco (descubierto por él), el mixe de Tamazulapan (Oaxaca), el mam de la Sierra Madre (Chiapas), el chol de Tila (Chiapas) y el tzotzil de los Altos de Chiapas. Atraído por la memoria histórica de Chiapas, investigó la estructura socioeconómica de esa entidad desde la conquista hasta el gobierno del presidente Lázaro Cárdenas para su tesis de doctorado en Historia, obra publicada en México con el título

Resistencia y utopía. Memorial de agravios y crónica de revueltas y profecías acaecidas en la provincia de Chiapas durante los últimos 500 años de su historia.

En su arista de jaranero, versador e investigador del son jarocho tradicional, ha participado en la promoción y rescate de ese género musical. En su primera contribución: Sones de Veracruz (INAH, 1969) recoge junto con Arturo Warman las variantes regionales del son jarocho y registra por vez primera las composiciones de distinguidos músicos tradicionales. Entre 1999 y 2001 investigó las vinculaciones entre la música popular de Veracruz y Puerto Rico. Gracias al trabajo de archivo que realizó en México, España, Venezuela, Puerto Rico y otros países del Caribe, pudo conformar un cancionero histórico de ese vasto espacio: El mar de los deseos. El Caribe hispano musical. Historia y contrapunto (Siglo XXI, 2002); obra que recibió el Premio Internacional del Pensamiento Caribeño en 2001, otorgado por el Gobierno del Estado de Quintana Roo y la UNESCO.

Su interés por el puerto de Veracruz y las comarcas asentadas en la costa de Sotavento, lo lleva a publicar su obra magna: Tierra adentro, mar en fuera. El puerto de Veracruz y su litoral a Sotavento, 1519-1821, obra que constituye una aportación fundamental a la historia colonial y regional de México.

A lo largo de su trayectoria, ha recibido 13 distinciones y premios por su labor docente, de divulgación y de investigación, por parte del INAH, la SEP, la UNAM, la Universidad Iberoamericana, la Embajada de Sudáfrica, la UNESCO, el Ministerio de Educación de Francia, el Instituto Francés de Altos Estudios de América Latina (IHEAL), y los gobiernos de Chiapas, Veracruz, San Luis Potosí y Quintana Roo. Ha coordinado programas de docencia en la UNAM y otras instituciones educativas. Sus investigaciones han recibido el apoyo de varias instituciones y fundaciones de México, Francia y los Estados Unidos (la beca McArthur, 1997, y la Beca Guggenheim, 2003-2004, entre otras).

Se hizo acreedor al Premio Nacional de Ciencias y Artes por ser autor de una excepcional obra de investigación que va de estudios lingüísticos a importantes investigaciones sobre Chiapas, Veracruz y el Caribe, que implican trabajo etnológico y documental originales. Sus investigaciones han tenido un amplio impacto académico y social. Ha sido maestro reconocido de muchas generaciones.

ocho sjpg

Fernando Mario del Río Haza
Premio Nacional de Ciencias y Artes 2015
Campo IV. Ciencias Físico-Matemáticas y Naturales

Físico nacido en la Ciudad de México el 9 de septiembre de 1940. Profesor emérito y distinguido en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). Es físico por la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) (1963) y doctor en filosofía por la Universidad de California en Berkeley (1969). Es investigador emérito del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Sus campos de interés científico son la mecánica estadística y la termodinámica. Fue pionero de la termodinámica experimental en México, fundó varios laboratorios y dirigió los primeros trabajos de termometría básica en el país. La Sociedad Mexicana de Termodinámica le concedió un reconocimiento por su labor y el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) lo honró al poner su nombre al laboratorio de termodinámica en Cactus, Chiapas.

Sus investigaciones han contribuido de manera muy relevante al conocimiento de la estructura y termodinámica de este sistema. Sus aportes principales de investigación forman un conjunto coherente, y se pueden separar en cuatro grupos: 1) los sistemas modelos llamados de pozo cuadrado, 2) la ecuación teórica de estado de sustancias reales, 3) los potenciales intermoleculares efectivos, y 4) los sistemas con interacción de Coulomb. Sus más de 80 artículos en revistas indexadas han recibido más de 700 citas.

Formador de  investigadores con la dirección de más de 40 tesis de doctorado, maestría y licenciatura. Asimismo, su actividad docente se manifiesta en varios libros y más de 150 cursos impartidos. Obtuvo el premio al mejor libro de texto en la UAM en 1997 y en 1999 el Premio a la Docencia también en la UAM. Contribuyó a diseñar y coordinó por cinco años el Programa de Mejoramiento del Profesorado (PROMEP), que tuvo gran impacto en la habilitación de los profesores de carrera de las universidades estatales.

En cuanto a su actividad de divulgación, comprende más de 90 artículos y numerosas conferencias. Durante varios años publicó artículos en la Revista Tiempo. Impartió en colaboración con Carlos Montemayor, el primer curso de redacción científica en la UNAM. En el ámbito editorial, fue director de Ciencia, revista de la Academia Mexicana de Ciencias y codirector de la colección Ciencia y matemática contemporáneas. Ha sido miembro de varios consejos editoriales y árbitro de revistas nacionales y extranjeras de su especialidad.

Fue presidente de la Academia de la Investigación Científica, hoy Academia Mexicana de Ciencias (AMC) en 1988-1989, y ha contribuido con diversos estudios sobre nuestra realidad científica y tecnológica, temas sobre los que ha dictado numerosas conferencias.

El fomento de la investigación en su especialidad, lo inició cuando co-organizó en 1971 la primera Winter Meeting on Statistical Physics. Ha presidido los comités organizadores de estas reuniones por varios años, las cuales han tenido lugar sin interrupción durante 44 años, con gran impacto en la disciplina.
Ha sido investigador del IMP y del Instituto de Investigaciones en Materiales de la UNAM; profesor visitante en las universidades de Cornell y Complutense de Madrid. En la UAM ha desempeñado diversas responsabilidades, entre ellas miembro de la Junta Directiva de la Universidad, y ha sido profesor de la UAM-Iztapalapa desde su fundación hace 41 años.
Se hizo acreedor al Premio de Investigación de la UAM en 1983 y a la Medalla Académica de la Sociedad Mexicana de Física (SMF) en 1984.

El Premio Nacional de Ciencias y Artes se le otorga por la calidad de su investigación en el área de Termodinámica y Mecánica Estadística, su labor en la formación de recursos humanos y grupos de investigación; así como el quehacer institucional para el desarrollo de la Física en México.

nueve sjpg

Jorge Carlos Alcocer Varela
Premio Nacional de Ciencias y Artes 2015
Campo IV. Ciencias Físico-Matemáticas y Naturales

Nació en la Ciudad de México el 8 de febrero de 1946. Pilar en la investigación en salud que se desarrolla en nuestro país. Ha contribuido con resultados que han significado importantes avances en el campo de la inmunología.

En 1980 obtuvo el posgrado en Inmunología en el ICRF Tumour Immunology Unit, en la Universidad de Londres, Inglaterra y obtuvo en 2007 el Doctorado en Ciencias Médicas por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En su formación, colaboró en la realización de proyectos originales a lado de renombrados colegas y maestros como el Dr. Donato Alarcón Segovia, el Dr. Ruy Perez Tamayo y el Dr. Mark Feldman, con quien inició estudios sobre el bloqueo de TNF alfa como terapia en los pacientes con artritis reumatoide.

A partir de estas bases, desarrolló estudios valiosos que le llevaron a incursionar en la fisiología de las células inmunes, describiendo por primera vez la disminución en la producción y respuesta a la interleuquina-2 en un trabajo publicado en el Journal of Clinical Investigation que ha sido citado en la literatura médica más de 500 veces. Sus trabajos han contribuido a la identificación y caracterización de nuevos linajes celulares como las células T-reguladoras y las células dendríticas, obteniendo con ello reconocimientos a nivel nacional e internacional.

Asimismo, ha incursionado en el estudio de Ia ubiquitinización, proceso enzimático de modificación proteica post-traduccional que determina las proteínas que deben ser degradadas y las elimina. Este proceso es importante en Ia regulación de muchas de las funciones esenciales de las células, proceso que está asociado a una amplia variedad de patologías.

Sus contribuciones le han llevado a ser nombrado Director de un Centro de Excelencia de Ia Federación Internacional de Sociedades de Inmunología Clínica y también a dirigir el área específicamente dedicada a Ia protección de Ia propiedad intelectual en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”.

Es  investigador  nacional  nivel  III  del  Sistema  Nacional  de Investigadores (SNI) y fue reconocido como Investigador Nacional Emérito del SNI en 2012, y recientemente como Investigador Nacional Emérito de los Institutos Nacionales de Salud en  México.   Ha   sido   Presidente de Ia Sociedad Mexicana de Reumatología y del Consejo Mexicano de Reumatología, habiendo obtenido el reconocimiento como Maestro de Ia Reumatología en 2006. Es miembro de Ia Academia Nacional de Medicina de México y ha contribuido activamente en diferentes Comisiones del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, entre las que destaca haber presidido Ia Junta de Honor del Sistema Nacional de Investigadores de  2007  a  2012.  Ha sido  profesor  por  45  años  en  Ia  UNAM y sus alumnos se han destacado como investigadores a nivel nacional e internacional.

Por su labor científica, ha sido reconocido con el Premio “Miguel Otero” al Mérito en Investigación Científica por Ia Secretaría de Salud; el Premio “Dr. Jorge Rosenkranz” en 1984; el Premio “Dr. Maximiliano Ruiz Castañeda” en Investigación Básica, por Ia Academia Nacional de Medicina de México; el Premio de Investigación de la Sociedad Mexicana de Reumatología, en seis ocasiones; el Premio Nacional de Investigación de la Fundación Glaxo Wellcome en 1997; y el Premio “Heberto Castillo” en 2014. Ha recibido los nombramientos de Profesor Honorario en Ia Universidad Maimónides de Buenos Aires, Argentina; Miembro del Consejo Científico Asesor del Centro de Investigaciones Médicas y Quirúrgicas, de Cuba; y Profesor Ilustre de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tucumán, Argentina.

El Premio Nacional de Ciencias y Artes se le otorga por la calidad de su investigación en el área de inmunología y reumatología, su labor en la formación de recursos humanos y grupos de investigación; así como por su quehacer institucional para el desarrollo de las ciencias naturales y la ciencia médica en México.

diez sjpg

Enrique Galindo Fentanes
Premio Nacional de Ciencias y Artes 2015
Campo V. Tecnología, Innovación y Diseño

Nació en la Ciudad de México el 6 de junio de 1957. Maestro en Investigación Biomédica Básica y Doctor en Biotecnología, por la Universidad Nacional Autónoma Nacional de México (UNAM). Llevó a cabo una estancia posdoctoral en la Universidad de Birmingham, Inglaterra, y una estancia de investigación en el Politécnico de Zúrich (ETH) en Suiza. Desde 1984 radica en Cuernavaca, donde es investigador titular “C” en el Instituto de Biotecnología (IBt) de la UNAM. De igual manera es miembro nivel III del Sistema Nacional de Investigadores (SNI). Sus líneas de investigación se han centrado en el área de ingeniería y la tecnología de bioprocesos.

Destacan sus trabajos en el desarrollo de tecnologías para el control biológico de la principal enfermedad del mango (antracnosis), que han permitido la producción de un producto de alta calidad destinado a la exportación. Las tecnologías que su grupo ha desarrollado, han sido patentadas, escaladas y sus productos han sido probados a nivel comercial en huertos de mango. Estas tecnologías han sido transferidas a una empresa (Agro&Biotecnia, spin-off del IBt-UNAM, que fundó con L. Serrano y C.R. Gutiérrez), la cual, desde noviembre de 2012, comercializa el primer biofungicida completamente desarrollado en México (con el nombre comercial de Fungifree AB®). Este producto tiene actualmente registros de efectividad para el control de tres enfermedades  ocasionadas  por  hongos  en  20  diferentes  cultivos.  Es un producto que no tiene efectos negativos en la salud ni el medio ambiente. El uso de Fungifree AB® permite incrementar hasta tres veces la proporción de frutos de mango con calidad de exportación, con respecto a lo que se obtiene con el uso de agroquímicos convencionales. Este desarrollo recibió, en 2014, los premios más importantes a la Innovación a nivel nacional y latinoamericano: Primer Lugar del Premio ADIAT (categoría PyME) y el Premio Innovadores de América.

Por otra parte, el doctor Galindo es un científico consolidado que ha publicado un total de 117 artículos de investigación original, publicados en las revistas internacionales arbitradas e indexadas de mayor prestigio en su área, que han generado 1,241 citas en la literatura científica. Entre sus principales contribuciones destacan el desarrollo de procesos de alto rendimiento para la producción de la goma xantana (viscosificante en la industria   alimentaria   producida   por   fermentación   bacteriana),   así   como   de   alginatos microbianos con notables características moleculares y propiedades funcionales. Su grupo ha desarrollado innovadores sistemas  de producción, mediante el cultivo de hongos filamentosos, de aromas frutales (coco, durazno). En el campo de los biosensores, ha desarrollado dispositivos para la determinación rápida, sensible y específica de azúcares, antibióticos y etanol.  Asimismo, ha desarrollado infraestructura experimental de avanzada para llevar a cabo estudios de mezclado, análisis de imágenes, consumo de potencia y transferencia de oxígeno en procesos de fermentación.

Ha realizado también una destacada labor en aspectos docentes, de formación de recursos humanos. Imparte regularmente clases en el Posgrado en Ciencias Bioquímicas de la UNAM, y ha sido profesor en licenciaturas de la Universidad Autónoma Metropolitana y de la Benemérita de Puebla.

La labor de divulgación del doctor Galindo ha sido muy destacada y activa. Fundó y coordinó (2009-2010) el Comité Editorial de la Academia de Ciencias de Morelos, que promueve y edita publicaciones de divulgación científica en un periódico local; parte de ellas ha sido compilada y editada por el Doctor Galindo y publicada en forma de tres libros. Actualmente es editor de Biotecnología en Movimiento, la revista de divulgación del Instituto de Biotecnología de la UNAM.

Es miembro regular de la Academia Mexicana de Ciencias; del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) nivel III; de la Academia de Ingeniería de México y de la Academia de Ciencias de Morelos, de la que fue presidente en el periodo 2007-2008; fue también presidente de la Sociedad Mexicana de Biotecnología y Bioingeniería A.C., de 1998 a 2000. Fue chair del congreso internacional más importante sobre tecnología de mezclado, Mixing XXIII, del North American Mixing Forum en 2012.

La trayectoria del doctor Galindo ha sido reconocida con varios premios, incluyendo: el Reconocimiento Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en 1989; el Premio de la Academia de la Investigación Científica en 1994; el Premio Sven Brohult en 2004, máxima distinción que otorga la International Foundation for Science, el Premio AgroBIO a la Trayectoria de Investigación en Biotecnología Agrícola en 2010. En 2011 fue nombrado Miembro de Honor por la Sociedad Mexicana de Biotecnología y Bioingeniería, A.C. y se le concedió el Premio Universidad Nacional por parte de la UNAM, en el área de Innovación Tecnológica.

El Premio Nacional de Ciencias y Artes se le otorga por su destacada trayectoria innovadora en biotecnología industrial que ha trascendido a la sociedad.

once sjpg

Raúl Rojas González
Premio Nacional de Ciencias y Artes 2015
Campo V. Tecnología, Innovación y Diseño

Nació el 25 de junio de 1955 en la Ciudad de México. Científico con amplio reconocimiento a nivel mundial en el campo de las ciencias de la computación y mecatrónica. Egresado de la Escuela Superior de Física y Matemáticas (ESFM). Obtuvo también el título de maestría en Matemáticas en el IPN y cursó todos los créditos de la maestría en Economía en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Antes de partir a Alemania para obtener su doctorado, Raúl Rojas fue profesor “Titular C” en la ESFM del IPN, profesor de asignatura en la UNAM, y líder del grupo Sistemas Operativos del Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares en Salazar, Estado de México.

Obtuvo su doctorado en Economía en la Universidad Libre de Berlín, graduándose con honores summa cum laude. Ahí mismo obtuvo su Habilitación, un grado adicional y posterior al doctorado, que sólo existe en Alemania, en el área de Ciencias de la Computación. En 1989 diseñó una computadora “Prolog” para aplicaciones de inteligencia artificial. Por sus resultados en este campo, la Universidad Martin-Lutero de Halle, Alemania, lo nombró profesor titular en 1994. La Universidad Libre de Berlín le ofreció posteriormente instalar un laboratorio de Inteligencia Artificial, donde le fue otorgado el nivel W3, el más alto en el sistema académico alemán. Actualmente, es el líder del Dahlem Center for Intelligent Systems. En su laboratorio trabajan 30 personas.

Durante su vida académica ha trabajado en tres universidades en México (IPN, UNAM, UdG), tres europeas (Berlín, Halle, Viena) y cinco en Estados Unidos (Stanford, Rice University, Mills College, Princeton, Universidad de Nevada en Reno), así como en dos centros de investigación. Desde que se convirtió en profesor en Alemania ha doctorado a 24 estudiantes. Cabe mencionar que cuatro de sus doctorantes  graduados  son  mexicanos  que  llevó  a  Alemania.  Tres  de  ellos  son profesores universitarios en México.

Raúl Rojas ha mantenido un estrecho contacto con universidades mexicanas, en buena parte a través de su producción científica. Ha publicado un total de 13 libros y 190  trabajos  arbitrados,  así  como  dos  patentes  internacionales. Además es autor de numerosos artículos de divulgación (81), reportes técnicos (58), y trabajos no arbitrados (39). Participa frecuentemente en eventos y conferencias en México. Es actualmente miembro del Comité de Evaluación Externa del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica, y es evaluador de proyectos de CONACYT. Es  Profesor Honorario Visitante en  la  Universidad Autónoma del  Estado de  Hidalgo, Catedra Laboris en la Universidad de Monterrey y Profesor Honorario en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.

Uno de sus trabajos más importantes es el desarrollo de vehículos que logren circular sin la necesidad de un humano. Mediante la aplicación de software moderno y tecnología de sensores, se desarrollan vehículos que en un fututro agilizarán las tareas cotidianas y mejorarán la seguridad vial. Sus vehículos autónomos circulan guiados por computadoras por las calles de Berlín desde 2007.

Asimismo, ha dirigido numerosos proyectos de alta tecnología, entre los que destacan: ser campeón mundial de robótica en dos ocasiones (2004 en Italia y 2005 en Japón). Es hasta ahora el único científico mexicano que ha logrado sobresalir de esta manera en el campeonato RoboCup.

De igual manera trabaja en el desarrollo de aparatos de lectura para ciegos, es decir, una cámara de video montadas en gafas que leen automáticamente texto, proyecto que obtuvo el Premio de Transferencia de Tecnología WissensWerte de la ciudad de Berlín. Otro proyecto destacado son las sillas de ruedas autónomas que trasladan personas en apartamentos obedeciendo comandos verbales o controlados con ondas cerebrales; y los robots humanoides para distintas actividades.

Por su prolífica producción científica el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), decidió otorgarle en 2009 el nivel III como miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI). Recientemente, en marzo de 2015, el Doctor Rojas recibió el premio como Profesor del Año, un galardón otorgado por la Sociedad de Profesores de Alemania (35.000 miembros). Además de este reconocimiento, ha recibido premios por su trayectoria académica en varios países: tres premios adicionales en Alemania, uno en Gran Bretaña, uno en Austria, uno en Suecia, dos en Estados Unidos y tres en México. La medalla Lázaro Cárdenas del Instituto Politécnico Nacional (IPN). La medalla de oro del Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal.

El Premio Nacional de Ciencias y Artes se le otorga por su destacada carrera en las ciencias de la computación y mecatrónica y sus valiosas contribuciones al desarrollo tecnológico y la formación de recursos humanos.

doce sjpg

“Los Folkloristas”
Premio Nacional de Ciencias y Artes 2015
Campo VI. Artes y Tradiciones Populares

Agrupación de músicos mexicanos, pioneros en la difusión de la música tradicional latinoamericana, nacida en la Ciudad de México en 1966. Desde su fundación se han dedicado a la investigación de las expresiones culturales, así como al rescate de las raíces folklóricas de México y Latinoamérica, incorporando todo este conocimiento a su repertorio, éste ha sido el eje central del proyecto del grupo.

En el grupo han participado 49 músicos. Actualmente está conformado por: Olga Alanís, Valeria Rojas, José Avila, Enrique Hernández, Diego Ávila, Omar Valdez y Sergio Ordóñez. Desde 1972, el grupo está conformado por siete integrantes multi-instrumentistas. En sus presentaciones tocan más de 70 instrumentos de las distintas regiones de México y América Latina, incluyendo algunos de la época prehispánica.

En 1973 fundaron DISCOS PUEBLO, primer sello independiente en México, que desde entonces se dedica a la difusión de la música folklórica y las diversas formas de la canción contemporánea de América Latina. Bajo el cobijo fundamental de DISCOS PUEBLO el grupo cuenta con más de 29 producciones de estudio editadas en CD y DVD, además de 13 producciones en vinil y cassette. Algunos de estos materiales fueron editados también en otros países: Estados Unidos, Japón, Italia, Francia, Alemania, Argentina, Perú, Colombia y Brasil. Su repertorio registrado es de alrededor de 450 piezas, abarcando más de 140 géneros de México y 17 países de Latinoamérica.

En 2011 y 2013 recibieron el Premio Lunas del Auditorio en la categoría de música tradicional mexicana. En 2014 publicaron un repertorio alusivo al tema de la muerte y la forma en que ésta es tratada en los géneros de México y América Latina. Dentro de sus colaboraciones en producciones discográficas destacan: El Cancionero Popular con Amparo Ochoa, Rondador Ecuatoriano con Arturo Aguirre, Chava Flores tributo de sus amigos. En 1970 fundaron “La Peña de los Folkloristas”, que durante su vida activa fue el más importante centro de enseñanza y difusión de la música latinoamericana en México.

Internacionalmente, Los Folkloristas han hecho giras visitando varias ciudades de Estados Unidos, Canadá, Cuba, Colombia, Nicaragua, Costa Rica, Guatemala, Italia, Alemania y España. Han participado en las cintas cinematográficas El Norte y Mi Familia dirigidas por Gregory Nava que incluyen composiciones de integrantes del grupo.

Se han presentado en los principales foros de la Ciudad de México como el Palacio de Bellas Artes, Auditorio Nacional, Teatro de la Ciudad, Teatro Metropólitan, El Lunario, Sala Ollín Yoliztli y Sala Nezahualcóyotl. También en el interior de la República como: el Teatro Degollado (Guadalajara), el Teatro de la Paz (San Luis Potosí), el CECUT (Tijuana), la Sala Felipe Villanueva (Estado de México), Parque Fundidora “Fórum Universal de las Culturas” (Monterrey), entre otros.

En abril del año 2000, realizaron conciertos con miembros de la Chicago Symphony Orchestra en el Orchestra Hall. En septiembre del 2000, compartieron en un par de conciertos con la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México bajo la dirección de Carlos Prieto. En el año 2002, montaron la obra Misa Criolla del argentino Ariel Ramírez, junto con el Coro Pro Música y el Dúo Carlos y Emiliano llevándola a varios estados de la República Mexicana y a Girona, España con el Coral Cantiga en el marco del 5º Festival de Músicas Religiosas del Mundo.

Se hicieron acreedores al Premio Nacional de Ciencias y Artes por su trabajo de investigación, ejecución y difusión de la música tradicional latinoamericana y su trayectoria significativa de más de cincuenta años.

trece sjpg

Victorina López Hilario
Premio Nacional de Ciencias y Artes 2015 Campo VI. Artes y Tradiciones Populares

Nació en Piedra Pesada Municipio de Xochistlahuaca, Guerrero el 27 de enero de 1974, hablante de la lengua amuzgo. Heredó de sus padres la habilidad para elaborar hilos de algodón así como las distintas técnicas para tejerlos con telar de cintura. A los siete años de edad, podía confeccionar desde una pequeña servilleta hasta un huipil floreado completo.

El deseo de apoyar económicamente a su familia y a las artesanas locales, la llevaron a comercializar sus productos textiles, en principio, en Acapulco, Chilpancingo y Ometepec. Con el paso del tiempo, comenzó a llevar las prendas fuera del mercado local, hasta llegar a la Ciudad de México. Las dificultades que tuvo que enfrentar debido a que sólo hablaba amuzgo la motivaron a aprender español como segunda lengua, hecho que la impulsó a presentarse en distintos espacios, particularmente en exhibiciones artesanales de diversas localidades.

En 1995 promovió la fundación del grupo pionero “Flor de Canazúchitl” con las artesanas de Piedra Pesada. Su creación tuvo un efecto multiplicador en la región,  ya que hoy cuenta con media docena de cooperativas, asociaciones u organizaciones similares, establecidas por muchas otras mujeres con base en los esfuerzos y propósitos trazados por Victorina: hacer visible la presencia de las indígenas y generarles un empleo justo remunerado; fomentar la utilización de recursos naturales de la región; y, simultáneamente, rescatar y transmitir la elaboración de los tejidos artesanales amuzgos de origen prehispánico, lo que incluye la realizacíon de nuevos productos a partir de la recreación de los tejidos autóctonos.

Cuenta con gran reconocimiento por su excelencia en la manufactura de textiles en telar de cintura, altamente especializada en prendas de algodón coyuchi (‘del color del coyote’, color castaño), verde y blanco, así como tintes naturales e hilos industriales. Por su esfuerzo para defender y preservar las técnicas y los diseños ancestrales, y por su enorme capacidad para relacionarse y gestionar, favorablemente, apoyos económicos para el sustento de las artesanas de su zona. Su tenacidad y enormes dotes artesanales, le permitieron participar en 2011, en el Primer Encuentro Latinoamericano de Tejido Artesanal: Tejiendo la Patria Grande, en Buenos Aires, Argentina.

Ha obtenido apoyos del Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMYC), de FONART, de la Secretaría del Trabajo y de la Universidad Autónoma Metropolitana, para la adquisición de materias primas, para la realización de cursos de tintes naturales, para la realización de cursos y talleres de elaboración de hilos de algodón, diseños y nuevos productos; así como para el sostén de artesanas de la tercera edad.

Por cuanto corresponde a otros logros individuales, desde 1997 —y hasta la fecha— imparte el taller de telar de cintura en la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía “Manuel del Castillo Negrete” del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Ha conquistado diversas distinciones, tanto por su trabajo plasmado en los huipiles amuzgos como por su labor encaminada a proporcionar bienestar a los pueblos originarios, en especial a las mujeres de su estado y de todo el país. Al respecto, destaca el primer lugar en el Gran Premio Nacional de Arte Popular FONART, en la modalidad de ‘Textil en algodón’ (1995); la ‘Mención’ por su participación y compromiso a favor de las mujeres rurales de México, en el Foro Nacional: Aportaciones de las Mujeres Rurales para un Desarrollo Rural Sustentable, efectuado en la Cámara de Diputados de la Ciudad de México (2010); el galardón del Concurso Nacional de Expositores del Pabellón Artesanal Texcoco 2010; Reconocimiento de la COPARMEX-Guerrero por participación en el encuentro de negocios Impulsando Juntos a Guerrero.

Se hizo acreedora al Premio Nacional de Ciencias y Artes porque representa un rescate y revalorización del telar de cintura en una prenda emblemática como es el huipil, además de conocer y trabajar todo el proceso, desde los tintes naturales hasta el terminado del textil, implementando una gran originalidad y creatividad. Además de ser una mujer indígena cuya lengua materna es el amuzgo.