Home » Investigación, Salud

En la mira, ambulacias públicas y privadas: CoNaSa

Publicado por shinji_nerv el Domingo, 3 enero 2016
Sin Comentarios


-Sector salud prevé crear un padrón de vehículos de emergencia en el país y así ubicar unidades irregulares

Oaxaca.-El Consejo Nacional de Salud (Conasa) giró instrucciones para que se revisen todas las ambulancias, públicas y privadas, que brindan servicio en el país, a fin de garantizar que cumplen con los requisitos indispensables para el traslado de pacientes.

Es la primera vez que este órgano, que aglutina a todas las autoridades del sector salud federal y estatal, emprende una acción de este tipo a nivel nacional y que contempla multas de hasta 900 mil pesos y el retiro de las unidades que no cumplan con la Norma Oficial Mexicana (NOM).

Álvaro Pérez Vega, responsable de Operación Sanitaria de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), estima que hay alrededor de seis mil ambulancias en todo el país, pero no existe un registro confiable, por lo que se llevará a cabo un censo para saber cuántas están en operación.

ambulancia2A la par del registro, se realizará una revisión de los vehículos de instituciones como el IMSS, ISSSTE, Pemex, de los gobiernos estatales y hospitales privados; con este propósito se creó el Acta de Verificación Sanitaria de Ambulancias que se aplicará a nivel nacional con el apoyo de los estados.

El comisionado adelanta que las unidades que no cumplan con la Norma Oficial Mexicana 034-SSA-2013 que establece la Regulación de los Servicios de Salud, Atención Médica Prehospitalaria serán sancionadas o retiradas del servicio.

Servicios especializados

La regulación establece cuatro tipos de ambulancias: de traslado, urgencias básicas, avanzadas y las de cuidados críticos.

La NOM 034 fue aprobada en 2013 y se publicó el 23 de septiembre de 2014 en el Diario Oficial de la Federación; se establecen los tipos de servicios, específicamente los que ofrecen los vehículos.

No hay un diagnóstico de la situación actual de las unidades que operan en la República, pero para el comisionado no hay duda de que actualmente están circulando en las calles del país algunas que no cumplen con las disposiciones de la legislación.

Es decir, carecen de personal capacitado, equipos y de insumos que pueden poner en riesgo la vida de la persona que es auxiliada en una emergencia y trasladada a un hospital. De ahí, asegura, la importancia que se cumpla con la NOM 034 y la vigilancia sanitaria.

especial-c8-9_Drupal Main Image.var_1451805464Fernando Román, coordinador de Atención Prehospitalaria y Desastres de la Secretaría de Salud del gobierno capitalino, coincide con el comisionado federal.

“Por supuesto que en nuestro país hay muchísimas ambulancias, entre comillas, que no cumplen con lo que se establece en la regulación; en la Norma 034 se precisa cuáles son las características de los vehículos, el equipamiento y la tripulación en los cuatro tipos de ambulancias”, explica.

Al revelar la inspección que se aplicará en todo el país, Pérez Vega señala que el objetivo es muy simple, pero muy profundo: garantizar que las unidades cumplan con la regulación sanitaria para que los pacientes que requieren una atención médica prehospitalaria estén seguros y puedan ser atendidos de la mejor manera, llegar al hospital más cercano, debidamente estables y se puedan someter a un procedimiento y cuidado de su vida.

La idea es generar un servicio de atención medica de urgencias prehospitalarias a nivel nacional que tenga una misma identidad, número de acceso, que el personal tenga las mismas características y que la atención de los pacientes sea estandarizada, sin importar en que parte de la República se encuentren, precisa Fernando Román.

“En estos momentos no se tiene, hay diferentes imágenes institucionales, capacidades, y es muy distinta la atención que proporcionan los servicios locales de salud a los que brindan las empresas o las instituciones de asistencia privada”, reconoce el funcionario.

Para el experto, uno de los que ha impulsado la aplicación de la NOM 034 y la creación de un modelo de atención prehospitalaria para el país, los estados deben involucrarse directamente en la capacitación del personal que va a bordo de una ambulancia, para que la unidad esté debidamente equipada, así como se aplique un método de vigilancia que impida que circulen sin ninguna verificación o no cumplan con la regulación.

Ambos funcionarios rechazan que la medida sea a partir de la muerte del que fuera director general del ISSSTE, Sebastián Lerdo de Tejada, quien fue asistido por personal de una ambulancia del organismo. Ellos junto con personal del hospital no se apegaron al protocolo para la atención de infartos, según mostró un video obtenido por EL UNIVERSAL.

Red nacional

En la última reunión del Conasa, Eduardo González Pier, subsecretario de Integración y Desarrollo del Sector Salud, dijo que se busca que en 2016 todas las entidades del territorio cuenten con una Red Nacional de Urgencias Médicas, conformada por los Centros Reguladores de Urgencias Médicas (CRUM) de cada entidad.

Ello, señaló, permitirá contar con un sistema de emergencias funcional, personal profesional capacitado, que no sólo mejore la atención a la gente, sino que brinde ayuda oportuna y especializada las 24 horas del día, los 365 días del año.

El subsecretario adelantó que se reforzará la coordinación de los diferentes servicios de urgencias pre y hospitalaria entre las distintas instituciones de socorro y apoyo.

Durante la reunión del Conasa —a la que asisten todos los secretarios de Salud de la nación—, Mikel Arriola, titular de la Cofepris, dio a conocer que se llevará a cabo la verificación de las ambulancias públicas y privadas en toda la República.

El objetivo, precisó, es reforzar el esquema de certificación de las unidades móviles de emergencia, para promover el efectivo cumplimiento de la norma.

Cruz Roja, pionera

Jorge Ayala, subdirector de la Escuela de Técnicos en Urgencias Médicas de la Cruz Roja Mexicana, asegura que la NOM 034 debe ser aplicable para personal y ambulancias. Reconoce que había un desorden en este tema y recuerda que el órgano es pionero en la capacitación de sus 12 mil 614 paramédicos que van a bordo de una ambulancia, con certificación de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Explica que el personal que va a bordo de las unidades es técnico en urgencias médicas, con tres niveles: básico, intermedio y avanzado. Cursaron la carrera de Técnico Profesional en Urgencias Médicas que dura tres años, y “se recertifican por normatividad interna cada dos años”.

Reconoce que son pocas las escuelas que hay en el país para crear Técnicos en Urgencias Médicas, quienes tienen el papel de salvar vidas.

Urgencias traumatológicas y médico quirúrgicas son las principales llamadas que reciben los automóviles de la Cruz Roja, que al año ofrece un millón 401 mil 535 servicios.

Regulación

Pérez Vega, responsable de Operación Sanitaria de la Cofepris, señala que la Norma Oficial Mexicana 034, que establece la regulación de los servicios médicos de salud prehospitalaria establece criterios mínimos para cumplir con la atención y características de equipamiento y de insumos de ambulancias.

—¿De cuántas ambulancias estamos hablando?—, se le pregunta.

“Hay un número de unidades en todo el país dividido por estados, por ejemplo, en el Distrito Federal tenemos un censo de mil 515 ambulancias registradas, que es 24% del total nacional. Le sigue el Estado de México con 751 ambulancias y Jalisco con 478”, dice.

“El promedio de ambulancias, por estado registrado, es de 200. En cada entidad las cifras varían, por ejemplo, en Querétaro están registradas 38. A nivel nacional se estima que existen alrededor de seis mil 403 vehículos públicos y privados”, señala.

Precisa que a nivel del servicio no debe existir una distinción entre público o privado, porque todas tienen la misma finalidad y están obligadas a trasladar al paciente, todas deben cumplir con la regulación.

Pérez Vega admite que hay ambulancias que están circulando y no cumplen con la normatividad. “Para que una de estas unidades sea avalada por la autoridad sanitaria debe tener una placa de circulación especial, que se obtiene con un acta de verificación cumplida con la autoridad. El área de tránsito no puede autorizar este tipo de matrícula si no se cumple con este requisito”, informa.

El equipamiento y los insumos deben cumplir con la NOM, el personal debe tener capacitación para atención médica prehospitalaria y estar acreditado en una disciplina técnica que lo califica para brindar atenciones médicas, de estabilización y primeros auxilios; tiene que estar avalado por una institución pública que reconozca esa disciplina y haber acreditado los estudios.

“Las personas que van en una ambulancia deben saber cómo estabilizar a los pacientes en caso de emergencia y tener los conocimientos médicos indispensables para atender accidentes inmediatos y evitar que avance el padecimiento que ponga en riesgo una vida”, destaca el funcionario de la Cofepris.

Respecto al número de unidades que podrían retirarse del servicio al final de la inspección, explica que se han revisado 923, con lo que se incrementó 14.2% la vigilancia sanitaria de 2014 a 2015.

“Lo que se tiene previsto es subir la vigilancia sanitaria en 10% más para este año; 12% en 2017 y 15% en 2018. Se llegará a un total de cuatro mil ambulancias”, adelanta.

Fuera de servicio

El comisionado señala que cuando una unidad no cumple con los requisitos se retira de circulación, no puede prestar servicios, también pueden hacerse acreedores a multas que fluctúan entre los 70 mil pesos y los 900 mil pesos en casos extremos, “cuando existen irregularidades graves, por ejemplo, contar con personal no acreditado y que no tenga conocimientos sobre la materia”.

Fernando Román, coordinador de Atención Prehospitalaria y Desastres de la Secretaría de Salud capitalina, asegura que en el caso de las ambulancias de salud del Distrito Federal éstas cuentan con todo el equipo que marca la NOM 034, para la atención de padecimientos crónicos, traumáticos u obstétricos.

A bordo hay un operador que es técnico en urgencias sanitarias, otro en urgencias y un médico cirujano legalmente facultado para ejercer, explica. Son 23 las unidades que están dentro de la Coordinación de la Ssa del DF.

Éstas, recuerda el funcionario, operan desde 2003, y han atendido a 230 mil personas.

“Se dan tres tipos de atenciones; además de los vehículos tenemos motocicletas de primera respuesta, que cuentan con monitores, desfibriladores, oxígenos y laringoscopios, entre otros equipos”, expone.

Explica que la NOM identifica unidades de traslado, que son pequeñas y económicas de adquirir, que requieren que el paciente esté acostado y es menos costosa que la de Cuidados Intensivos; las de urgencias básicas, que son las que más tienen las instituciones de salud, pero que no brindan apoyo vital avanzando, sólo apoyo primario.

Cualquier urgencia, ya sea policiaca, de bomberos, de ambulancias, se puede pedir al llamar al teléfono 066.  Se enviará la unidad que esté más disponible y cercana al evento.

“Puede ser del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas, que atiende 60% de los servicio de urgencias en el Distrito Federal; la Ssa capitalina, que atiende a cerca de 20% de los casos; la Cruz Roja, tiene 10% y las delegaciones y Unidades de protección civil y particulares que atienden a otro 10% de las llamadas de emergencias”, detalla.

Admite que México está demorado en la atención prehospitalaria. En los últimos 12 años en la ciudad de México, se ha avanzado más que en el siglo previo, afirma. Ahora, con la actual NOM 034 se buscará establecer un servicio de atención médica de urgencias prehospitalarias a nivel nacional, eficiente, confiable y de calidad.

Dejan fuera las cuotas

Sobre la diversidad de tarifas que los vehículos fijan para sus servicios de emergencia, Álvaro Pérez Vega, comisionado de Operación Sanitaria, aclara que esta NOM está encaminada a garantizar que la unidad móvil, el equipo médico y el personal esté certificado y apto para atender cualquier emergencia. En cuanto a los precios, dice que se fijan por un acuerdo que se da entre particulares cuando se trata de ambulancias del sector privado, porque las que son de las diferentes instituciones de salud pública tienen sus propias tarifas.

Pero, aclara, cuando se trata de una contingencia en donde está en riesgo la vida de una persona todas las unidades están obligadas a prestar el servicio de manera gratuita, sean de alguna institución pública o privada.

En la actualidad, hay automóviles que otorgan sus servicios cuyo personal no está certificado por ninguna institución, no cuentan con todo el equipo e insumos médicos, ni tampoco se distinguen por tener un sólo uniforme médico. Es el caso del personal de las ambulancias del ISSSTE, en las que de acuerdo con testimonios de paramédicos entrevistados en diferentes hospitales del organismo debería haber un sólo uniforme, pero la realidad es que se portan diferentes uniformes, algunos son de color gris y otros azul marino. Sobre la capacitación, reconocen que algunos sí han tomado cursos, pero otros no.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.