Home » Ciudadanía

Estado y jerarquía católica, cómplices de la pedófila clerical en Oaxaca

Publicado por shinji_nerv el Martes, 26 enero 2016
Sin Comentarios


Lilia TORRENTERA G.

Oaxaca.- El papa Francisco, tiene la oportunidad de anunciar en México, el combate contra la pedofilia clerical que existe en el mundo y hacer justicia a las víctimas que como los niños indígenas de Oaxaca, fueron abusados por un sacerdote al que protegió el Arzobispo José Luis Chávez Botello, así lo expresa el activista religioso, Pedro Athie

pedofilia3Quien es uno de los más férreos luchadores contra el abuso sexual al interior de la iglesia católica, calificó de grave que el sistema de justicia de Oaxaca y el propio gobierno del estado, sean cómplice de uno de los casos más dramáticos de pediastría en México al evitar que se castigue con todo el peso de la ley al párroco Gerardo Silvestre que violó a niños indígenas en varias comunidades rurales.

“Exigimos castigo no sólo para los responsables directos, también para los cómplices. Hay responsabilidad estructural en la Iglesia y los órganos de procuración de justicia por la violación sistemática de los derechos de los niños”, expresó.

En conferencia la prensa Pedro Athie, describió a detalle el modus operandi con el que la jerarquía católica, incluyendo al Papa Francisco, permiten y encubren miles de casos de pedofilia de sus sacerdotes.

Dijo que el caso de Oaxaca da cuenta de las graves faltas al evangelio por los máximos representantes del clero tanto en México como en el Vaticano, cuando el Arzobispo Chávez Botello, rechazó un estudio psicológico sobre las tendencias pedófilas de Gerardo Silvestre desde sus estudios en el seminario y que a pesar de la advertencia, lo ordenó como sacerdote.

Luego cuando comenzaron a denunciarse los primeros casos de abuso sexual en cada una de las comunidades de la Mixteca y la Sierra Sur, Chávez Botello lo trasladaba a otra parroquia, incluso otorgándoles más privilegios como sucedió en la comunidad de Villa Alta donde desplazó al sacerdote con más de 20 años de servicio.

También el Arzobispo de Antequera, cuando padres de las víctimas pidieron su intervención, formó una comisión a modo para investigar las denuncias contra Gerardo Silvestre.

En testimonios entregados a diversos por familiares de los niños abusados denunciaron que los sacerdotes comisionados por Chávez Botello, los amenazaron con enviar a sus hijos al Consejo de Tutela, si continuaban denunciando a Gerardo Silvestre.

Con una investigación en la que nunca se llamó a las víctimas por parte de Chávez Botello y la complacencia de las alta autoridades en El Vaticano, se desechó la denuncia contra Silvestre Hernández, quien continuó cometiendo pedofilia al amparo del Arzobispado de Oaxaca.

“El Papa Francisco debe enterarse de que la pederastia clerical sigue vigente en México. Consideramos que estos delitos son crímenes de Estado, porque fueron tolerados por la procuración de justicia y los altos mandos de la Iglesia. La Iglesia, en su afán por defender a los líderes, no atienda el clamor de las víctimas, que son niños indígenas en situación de extrema pobreza debemos exigirle que termine ya con el mecanismo institucional creado desde la Santa Sede para proteger a los pederastas y descalificar a las víctimas”.
Pedro Athie así José Luis Pérez García y Apolonio Merino, dos de los sacerdotes suspendidos de sus labor pastoral por Chávez Botello al atreverse a denunciar públicamente este caso de pedofilia, anunciaron que buscará entregar al Papa Francisco, cinco carta de los padres de familia en las que se denuncia las complicidades y amenazas recibidas por la jerarquía católica de Oaxaca para callar el abuso sexual de que fueron víctimas sus hijos.

Por desgracia, dijo Athie, la Nunciatura en México, jamás  recibe con sello, los documentos que se le entregan y esperemos que cumplan con su obligación de darle las cartas al Papa Francisco.

pedofilia7Por su parte Alejandro de Jesús, representante del Fondo Oaxaqueño de la Niñez (Foni) denunció la complicidad del Arzobispo de Antequera, José Luis Chávez Botello y funcionarios del Tribunal Superior de Justicia para evitar que se dicte sentencia al sacerdote Gerardo Silvestre por el delito de pedofilia.

De Jesús reconoció que Silvestre Hernández está siendo procesado por un solo caso en el que los padres de la víctima se atrevieron a denunciarlo ante las autoridades ministeriales por el delito de corrupción de menores y por lo que Chávez Botello no puedo evitar su detención y encarcelamiento hace tres años.

Sin embargo, dijo se han documentado otros cien casos más de abuso sexual en las 13 parroquia de diversas comunidades dónde Silvestre Hernández era enviado por Chávez Botello entre 2006 y 2013.

Fue el padre José Luis García, quien debe entrega su renuncia a Chávez Botello en febrero próximo. quien leyó una de las cartas que relata cómo Gerardo Silvestre emborrachaba a su hijo para luego abusar de él dentro de la parroquia.

“Fuimos a la Ciudad de Oaxaca para que nos hicieran justicia, pero no obtuvimos solución, todo fue encubierto. Los sacerdotes defendieron al padre Gerardo y nos amenazaron por lo que decían nuestros hijos (…) Si Jesús murió por nosotros, yo moriría por defender a mi hijo (…) Pido justicia por los niños zapotecos, a nadie se le desea un dolor así”.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.