Home » Marquesina Cultural

Marquesina Ciudadana/La privatización de políticas y bienes culturales en Oaxaca

Publicado por shinji_nerv el Miércoles, 10 febrero 2016
Sin Comentarios


Lilia TORRENTERA G.

Oaxaca.- Con la Sinfónica de Oaxaca, ha iniciado un proceso de privatización por el Secretario de Cultura, Alfonso Aguilar Orihuela al permitir que la Fundación Harp Helú, inyecte recursos económicos a este proyecto cuando es facultad del Gobierno de Oaxaca, fortalecer sus agrupaciones artísticas y mantener así, la rectoría en las instituciones culturales estatales, la cual , es evidente, ha sido vulnerada por el funcionario de Gabino Cué Monteagudo.

Y es que a partir de este año, según ha trascendido, el titular de SECULTA,  pactó para que la FAHHO destinará al menos tres millones de pesos supuestamente para atender necesidades técnicas, de capacitación y compra de instrumentos además de pago a músicos o intérpretes, cuando esto debiera ser solventado con recursos estatales. Hasta ahora, el funcionario  esconde esta información.

secultachitoPero tampoco, Aguilar Orihuela, quiere que se conozca que fue por gestiones del actual diputado federal, Francisco Martínez Neri,  que se etiquetaron al gobierno estatal, diez millones de pesos para el fortalecimiento de la Sinfónica de Oaxaca, un proyecto impulsado por el legislador oaxaqueño cuando fue titular de SECULTA y que tuvo la venia del propio Cué Monteagudo tras la salida del entonces director, Javier García Vigil, quien se había eternizado en esa agrupación musical.

Entonces ¿por qué quien sirvió como editor en órgano de difusión de la FAHHO hace tres años, quiere más dinero, cuándo la Sinfónica de Oaxaca, entidad cultural del Estado contará con un presupuesto suficiente para ejercer en 2016?

Existe inquietud entre la comunidad musical que integra la Sinfónica de Oaxaca porque se rumora que sí la Fundación Harp Helú paga, es porque va a mandar y ya no quieren que se repitan esas presentación a capricho, en comidas o cenas privadas que denigran la dignidad de los músicos talentosos y profesional como se hizo en tiempos de García Vigil.

Desde su arribó a la SECULTA, Aguilar Orihuela no tienen más ojos que no sean la FAHHO y por eso no desperdicia ocasión para evidenciar al mandatario estatal por los insuficientes recursos estatales que destina a su dependencia y asi justificar porque recurre al sector privado.

Para justificar ineficiencias de su gestión por la falta de recursos, Aguilar Orihuela  en su comparencia del año pasado, echó culpas pero nada menos  que contra el propio Gobernador, quien unos meses antes e inexplicablemente, lo había nombrado servidor público.

Y fue así cómo ante los cuestionamientos a modo, de las y los diputados de la Comisión de Cultura, balconeó al Jefe del Ejecutivo.
“Déjenme hacerles un pequeño comparativo para que nos demos una idea de la situación que culturalmente estamos enfrentando en esta administración: Los servicios personales en este año, han disminuido en 8.3 millones de pesos; los gastos de operación, en 2.7 millones de pesos; la inversión pública directa del gobierno, ha pasado del 2014 de 25.6 millones de pesos a tan solo 13 millones de pesos en este año con una diferencia en nuestro prejuicio de 12.6 millones de pesos, es decir, que en 2015, estamos solventando, una deficiencia de 23 .6 millones de pesos”.

Y con la misma soberbia de no reconocer por quién tiene la chamba, Aguilar Orihuela, tanto en el inicio de la primera temporada el año pasado como de la segunda, el 5 de febrero de este año de la nueva Sinfónica de Oaxaca, solo subió al escenario para agradecer fervientemente a Don Alfredo Harp Helú y María Isabel Grañen su apoyo para mejorar a esa agrupación estatal.

Dicen que Aguilar Orihuela, juega el sucio papel de peón de los interesados en desmantelar al sector cultural oficial adentro y fuera del gobierno de Gabino Cué a fin de que la mayor parte de programas y recursos desde estatales hasta federales, pasen a manos privadas ya sea utilizando fundaciones o asociaciones civiles.

De esta forma se cumple con una doble jugada: En caso de que gane la alianza PAN-PRD-PT, le quitan al gobierno aliancista el peso de la rectoría del Estado en el tema cultural para que se ejerzan desde lo privado.

O en caso de que regresará el PRI y sus secuaces del PVEM, dejar mafias “ciudadanas” en las distintas ramas de arte y la cultura, que le haga la vida pesada al posible gobernador, Alejandro Murat.

Por ello no es tan gratuito que Aguilar Orihuela anuncie con bombo y platillo el regreso de grupos que se han beneficiado sexenio tras sexenio en el ámbito del teatro ya que serán los que manejen desde ahora, los programas y los dineros que debiera ejecutar el gobierno del estado para garantizar el derecho a la cultura de sus gobernados y no al enriquecimiento descarado de camarillas “culturales”.

Así las cosas, con la Sinfónica de Oaxaca, pareciera que el proceso de privatización de las políticas y bienes culturales como la Ciudad de los Archivos o el próximo Centro Cultural y de Convenciones, ya es un hecho, aunque  quién  iba imaginar que sería gracias un inocuo funcionario de un gobierno  de izquierda progresista.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.