Home » Arte

La oaxaqueña Hitandehui Pérez conecta el teatro y la discapacidad

Publicado por shinji_nerv el Viernes, 19 febrero 2016
Sin Comentarios


Ana Luisa Guerrero/AIConacyt

Ciudad de México.- Su pasión por el teatro y la inherente vocación pedagógica de Hitandehui Margarita Pérez Delgado se tradujo en la investigación “Del escenario teatral al escenario social: teatro, discapacidad e inclusión social”, con la que obtuvo el grado de maestra en Artes Escénicas por la Universidad Veracruzana (UV) y que recientemente fue galardonada con el VIII Premio Internacional Artez Blai de Investigación en Artes Escénicas.

itandehui3Con 29 años de edad, esta joven oaxaqueña tiene el propósito de visibilizar las artes escénicas y la discapacidad desde una perspectiva de inclusión social y el derecho al goce de los bienes culturales de este sector de la población. Para ello investigó durante dos años esta relación, poniendo énfasis en las experiencias que realizan compañías teatrales dirigidas a personas ciegas y sordas.

Con el apoyo de una beca otorgada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) —que además le permitió realizar una estancia de investigación en discapacidad e inclusión social en la Universidad Nacional de Colombia—, conformó este trabajo que fue reconocido por la Asociación Cultural Artez Blai Kultur Elkartea, premiado con su publicación en la colección “Teoría y Práctica” de la editorial vasca Artezblai.

Visiblemente emocionada, Hitandehui —nombre de origen mixteco que significa Flor del Cielo— conversa con la Agencia Informativa Conacyt sobre la distinción que le fue otorgada y el interés que tiene por colocar en la mesa de debate este tema, con el que está vinculada tras participar en proyectos de intervención social y teatro comunitario, en talleres para la población indígena y juegos teatrales para público infantil, sobre todo con discapacidad.

Teatro y discapacidad

Su primer contacto con el teatro fue en la adolescencia al estudiar en el Centro Educación Artística (Cedart) “Miguel Cabrera” en su natal Oaxaca. Posteriormente, al cursar la licenciatura en la Escuela Normal de Educación Especial de Oaxaca, supo que su área de interés era ese sector de la población, un poco influenciada por el legado familiar.

“Empecé a hacer investigación acercándome a la práctica empírica, para acompañar este proceso de educación especial, al final tenía ganas de hacer una investigación que fusionara estos dos ámbitos, porque yo hacía teatro para comunidad infantil y con discapacidad”, señala.

Es así que sus estudios de posgrado la llevan a la maestría en la Facultad de Teatro de la UV, en la que explora el teatro realizado en México durante 2013 y 2014 por personas con discapacidad visual y población con discapacidad auditiva. En su investigación encontró que existen dos proyectos consolidados: Seña y Verbo, una compañía teatral planteada por la comunidad de sordos desde hace 20 años bajo la dirección de Alberto Lomnitz; y la obra “La casa de los deseos” de la compañía Carlos Ancira, dirigida al público ciego y que cuenta con 15 años de trabajo.

En el trayecto de la investigación conoció experiencias de otros grupos que están surgiendo como la obra teatral “Mira lo que veo”, enfocada a alumnos ciegos de la Unión de Minusválidos de Querétaro bajo la dirección de Andrea Ornelas; y la compañía Teatro Ciego MX, bajo la dirección de Juan Carlos Saavedra, que ha montado varias obras desde 2007 con un teatro a oscuras.

A través de entrevistas a directores escénicos y actores, incluso con ayuda de intérpretes, analizó las peculiaridades poéticas del teatro de sordos y el teatro a oscuras como aporte a la escena teatral contemporánea, enfatizando su valor estético y artístico.

Uno de sus intereses fue desentrañar que el teatro para personas con discapacidad se enfoca exclusivamente a la rehabilitación o como terapia ocupacional; porque “cuando hice el estado del arte me di cuenta que esta relación se remite forzosamente al espacio médico y de ciencias de la salud. El trabajo hace énfasis en que las compañías citadas están conformadas por actores profesionales, que hacen teatro de excelente calidad y con alto valor artístico.

“Uno de los ejes principales de la investigación es brecha que aún tenemos pendiente en México y en la región latinoamericana respecto a la plena inclusión de la población con discapacidad, para que ésta sea protagonista, tanto como actores como directores escénicos”, comenta.

Ello en referencia al artículo 30 de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad (de la que México forma parte), que habla de su derecho a participar en la vida cultural, tanto para disfrutar, organizar y desarrollar actividades artísticas.

Persistente e inquieta

De origen zapoteca, Hitandehui Pérez se define como una oaxaqueña cuya principal característica es la persistencia.

ithandehui2“A pesar de que no siempre ha sido fácil seguir mis sueños y hacer lo que me apasiona en la vida, nunca me he dado por vencida y eso me ha abierto muchas puertas”, dice.

Actualmente vive en Xalapa, Veracruz, pero a lo largo de su camino en Oaxaca se vinculó a actividades que llamaron su atención, como talleres sobre derechos sexuales y reproductivos dirigidos a jóvenes, o en temas relacionados a la educación ambiental, la economía solidaria o la soberanía alimentaria.

Orgullosa de su formación en escuelas públicas, se describe como una persona inquieta que todo el tiempo está buscando cosas por hacer y hacerlas diferente; “no puedo estar sin proyectos en puerta, participando en algo innovador que me llame la atención”, enfatiza.

De ahí que a su corta edad haya incursionado en diversas áreas, por ejemplo en programas de radio comunitaria de poblaciones indígenas enfocadas a derechos humanos.

“Hice un proyecto de radio-teatro, grababa sonidos y música, hacía entrevistas y platicaba con la gente; de ese material hacía cápsulas”, refiere.

Bailarina nata que en algún tiempo participó en un proyecto de danza, a corto plazo se vislumbra colaborando en foros y encuentros relacionados al teatro, la enseñanza y la discapacidad; en la docencia de las artes o en la investigación de pedagogía teatral.

“Vengo del movimiento de mujeres, de personas con discapacidad y de derechos humanos, por lo que también me veo haciendo incidencia política y trabajando de la mano con organizaciones sociales”, reconoce.

Multifacética, Hitandehui Margarita Pérez Delgado no ceja en ver en su futuro la fundación de una compañía de teatro de sordos y con personas con capacidad intelectual, así como en puestas en escena con la técnica de teatro ciego.

“Estoy interesada en investigar el teatro aplicado a la educación. El teatro es muy noble porque da posibilidad de manera individual o colectiva, así como de intervenir de manera creativa, artística y estética la transformación del mundo y las culturas; nos hace ser personas más sensibles y críticas”, resume.

 

*Agencia Informativa Conacyt

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.