Home » Marquesina Cultural

El Patíbulo/Robles Montoya fulminado y Alejandro Murat llamando al “diablo”

Publicado por shinji_nerv el Domingo, 28 febrero 2016
Sin Comentarios


Oaxaca.- En el principio están los fines, reza un refrán y tal parece que Benjamín Robles (a) El cara sucia, empezó con el pie izquierdo en su intentona de hacerse con la candidatura al gobierno del estado por un PRD bastante vomitable, que ¡oh sorpresa!, tiene cabida en  el corazoncito del candidato del PRI, Alejandro Murat, quien llama  a los amarillos a salir del closet y teñirse abiertamente de tricolor. Esta convocatoria ha desconcertado al priísmo más recalcitrante que dice: “es como  recoger basura para ensuciar la casa limpia y llamar al diablo a visitarla “. Pero esto tiene un transfondo.

El "Bronco" Robles Montoya

El “Bronco” Robles Montoya

Los muy allegados de Robles Motoya  fueron testigos, y luego lo contaron: un día hace muchos meses, el michoacano, se entrevistó con el gobernador Gabino Cué y con su operador Jorge Castillo Díaz, les planteó que iba a buscar la gubernatura, pero que para todo lo que eso implica, necesitaba que lo apoyaran con mucho dinero.

Palabras más palabras menos, ambos le dieron un rotundo NO a su petición que por el tono más bien era exigencia y ahí se selló la ruptura de Robles Montoya con sus antiguos aliados.

El cara sucia, salió echando pestes de palacio de gobierno y al reunirse con sus cercanos, les anticipó: “por no quererme apoyar, ahora si se los cargó la chingada.Voy a ser  gobernador del estado y les voy a romper la madre”.

De inmediato, el michoacano, empezó su guerra: presentó varias denuncias contra colaboradores cercanos del gobernante oaxaqueño, la más sonada por supuesto fueron las querellas contra Jorge Castillo Díaz  a quien  Robles Montoya acusó ante la PRG por un desvío superior a los dos mil millones de pesos.

En su cúmulo de denuncias, solo le faltó al michoacano, acusar directamente a su antiguo aliado y protector: Gabino Cué.

Benjamín es un hombre soberbio, engreído, petulante y grosero, otros testigos lo recuerdan cuando era el número dos del gobierno de su entonces amigo, y llegaba a diversas reuniones, por ejemplo con la Comisión Política de la Sección 22, con dos celulares por los que hablaba al mismo tiempo.

Así justificaba no saludar a nadie pasando por alto que él mismo hubiera invitado a la reunión, al llegar a la mesa del presídium, colocaba su tablet, seguía hablando por sus celulares y empezaba a consultar en su dispositivo electrónico, mientras todos se veían unos a otros, sin dar crédito a la actitud de Robles Montoya.

Pero la desatención y soberbia era en general con todos y  para todos, lo cual al final de cuentas tenía cierta lógica, Benjamín Robles, no es oaxaqueño, no piensa, ni siente como los oaxaqueños y mucho menos comprende la idiosincrasia de las y los oaxaqueños, por quienes en el fondo, se advertía sentía un claro desprecio.

Él vino al estado a una tierra de conquista en donde por años, todo le salió a pedir de boca: fue cercano colaborador de Gabino Cué, cuando éste fue presidente municipal, luego gracias al mandatario, llegó al congreso del estado como diputado y tiempo después se encaramó al Senado de la República.

JOSE-ANTONIO-ESTEFAN-GARFIAS-1-750x350Lo que Robles Montoya ahora que se dice defraudado y robado en el proceso interno del PRD, cuyos consejeros apoyaron mayoritariamente a José Antonio Estefan Garfias, no toma en cuenta es que en todo caso, le aplicaron las mismas trampas, imposiciones y mañas, que ese partido empleo para hacerlo a él, dos veces candidato.

Para eso, no importó que para ello, tuvieran que avasallar a muchos oaxaqueños y oaxaqueños, que merecían más que él, la postulación a esos cargos de elección popular de los que él se apoderó.

Después de la sonora derrota de Robles Montoya, aunque diga que siempre estuvo arriba en diez encuestas, – lo cual de paso prueba también que esos mecanismos de medición siguen siendo una falacia- pues total, las gana,  él que las paga, – igual como ocurrió a Eviel Pérez Magaña, quien aseguraba que él también estaba arriba en todas las encuestas, pero el PRI designó a Alejandro Murat – todo indica que se quedará chiflando en la loma.

Después de su estrepitosa caída, el michoacano poco ganará si acude a tribunales, porque si la diferencia de votos en el proceso interno perredista, hubiera sido de unos cuantos votos, podrían tomar en cuenta su queja de que le robaron o le hicieron trampa, pero los votos de Estefan Garfias, fueron casi arriba de 100 de diferencia.

El otro ángulo de este fracaso de Robles Montoya, es que cuando acuda a los tribunales, ahí mismo le indicarán que ya no puede participar como candidato al gobierno estatal por otro partido.

El artículo 227 de la Ley General de Instituciones Políticas y Procedimientos Electorales (LEGIPE), establece que: “Ningún ciudadano podrá participar simultáneamente en procesos de selección interna de candidatos a cargos de elección popular por diferentes partidos políticos, salvo que entre ellos medie convenio para participar en coalición…”

El Código Local vigente prevé una disposición similar; incluso, más restrictiva al extender la prohibición a quienes no hayan obtenido la postulación.

Si eso no bastará, el Partido Unidad Popular que es igual a una agencia de colocaciones y que se presta o vende, lo mismo para un barrido que para un regado, ya anunció a todo volumen que no postulará a Robles como su candidato.

Así las cosas, solo le quedaría al michoacano, el registro del partido Movimiento Ciudadano y el de Renovación Social, que por ser de reciente creación, tiene una membresía insignificante, no cuenta con estructura  para tener representantes de casillas, representación en los órganos distritales, municipales del IEEPCO, en fin es un partido cero a la izquierda.

Por lo que se ve, todo indica que el michoacano tendrá que volver a su escaño en el Senado, igual que ya lo hizo otro perdedor como Eviel Pérez Magaña, quien de manera casi clandestina regreso a su cargo, para no seguir fuera del presupuesto y seguir dejando de recibir las jugosas dietas y prebendas que tienen los “representantes populares”.

EvielEviel, no tuvo otra alternativa que regresar de senador, se esperó un tiempo porque le habían, según él mismo propaló, ofrecido una subsecretaria muy importante, pero igual que con la candidatura al gobierno oaxaqueño, no le cumplieron, así que mejor volvió al lugar de donde no haber salido.

Con ese retorno, el que se quedó sin chamba fue otro ulicista: Jorge Toledo Luis, quien debe estar arrepentido de haber botado la buena chamba como delegado de la CDI, donde por cierto también dejó un tiradero, que provocó que los trabajadores paralizaran las actividades de la dependencia durante poco más de un mes, para exigir que les cumplieran varios temas que estaban pendientes.

De todos modos, se ve difícil que Toledo regrese a esa dependencia, por mucho que la haya dejado porque tenía por mandato legal que ocupar el escaño que dejó vacante Eviel Pérez, cuando ingenuamente creyó que sería el abanderado del Revolucionario Institucional.

HAY QUE “ABRIR” LA PUERTA, PERO… NO TANTO

Más de un priista pensó que ya comenzaba a  aflorar la falta de oficio político de Alejandro Murat, quien en entrevista con Carlos Loret de Mola,  al conocer la desiganción del  candidato del PRD , hizo un público llamado  a todos aquellos que perdieron la confianza en el proceso interno del sol azteca, empezando por el propio Benjamín Robles Montoya, y sus simpatizantes a sumarse a su proyecto, es decir al priismo.

Murat Hinojosa, aseguró que, “la verdadera alternativa de cambio está con el PRI. Hoy se respira una atmósfera de cambio en Oaxaca. Hay una cruda realidad…Decirle a  Benjamín y a los suyos que aquí estamos”, declaró.

muratcandidatoLa actual circunstancia en que se encuentra el michoacano, le permite a Alejandro Murat hacer este tipo de convocatoria que se toma como un acto de civilidad política al “abrirle” las puertas del PRI a Robles Montoya y a sus simpatizantes, propuesta que sin duda el aun perredista rechazará. Salvo que el ardor sea tanto que pueda aceptar.

Además, el hecho de que Robles Montoya busque ser candidato de otro partido, resulta favorable para Alejandro Murat Hinojosa, porque el resultado final será una marcada división de las tribus perredistas,

Aunado a ello, está el hecho de que el partido Morena, que de plano dijo y cumplió,  no iría  en alianza con los amarillos, por ello registró a Salomón Jara, como su candidato.

Todo eso sin duda, terminará favoreciendo al Partido Revolucionario Institucional y sus candidatos durante el proceso electoral del domingo 5 de junio.

Cualquier priista sabe la forma poco comedida que Robles Montoya, tiene con todo lo que huela a PRI y como en Morena, no lo aceptan, pues el asunto queda “planchadito” para el PRI.

Es probable que Alejandro buscará hacer un ejercicio de conciliación y apertura con quien hasta hace unos días, era su acérrimo adversario.

El detalle es que Robles Montoya, ni en sueños podría regresar al PRI, un partido en el cual empezó sus actividades políticas en su natal Michoacán, del cual desertó para buscar otros dónde colmar sus ambiciones.

Apenas horas antes de la elección interna, donde le dieron hasta con la cubeta, el michoacano arremetió duro contra el PRI, y su candidato, con todas sus letras, Benjamín Robles Montoya, afirmó:

“Hay quienes quieren el regreso del PRI en Oaxaca y lo peor del PRI lo representan  José  y Alejandro Murat”

De pasadita puso en el mismo costal a Ulises Ruiz Ortiz y enfáticamente declaró: “durante  el 2004 me tocó enfrentar el abuso de autoridad por parte de José Murat, ” cuando mandó a policías a mi casa diciendo que, ahí estaban los supuestos francotiradores, que lo habían atacado y todos después supimos que había sido un auto atentado, la historia se repitió en el  2006 con Ulises Ruiz, cuando era gobernador, nuevamente enfrenté el autoritarismo cuando éste quiso meter a la cárcel injustamente a mi hijo”.

Por último dijo que, “hemos estado en el centro de la lucha, para que Oaxaca pueda ser un estado de acuerdo al legado histórico  que corre por las venas de todo oaxaqueño”.

Más claro no puede estar el concepto que el michoacano tiene del Revolucionario Institucional y  de los Murat.

De ahí que causara extrañeza que Alejandro Murat, intente abrir las puertas del PRI, justamente a quien considera que los problemas de Oaxaca y el  país, son responsabilidad exclusiva del PRI.

El propósito no es condenable, sin embargo ahora Alejandro Murat tiene ante sí la enorme responsabilidad de llevar a buen puerto el destino y la suerte de su partido, de su candidatura, así como la de todas y todos quienes serán postulados a las presidencias municipales y al congreso del estado.

albertounda16@gmail.com

@albertounda16

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.