Home » Deporte

Columna 157/ Crónicas Beisboleras

Publicado por Naked snake el Lunes, 11 abril 2016
Sin Comentarios


Por Jaime Palau Ranz
¿Pesadillas?
Oaxaca.-La semana pasada hablábamos que ya había comenzado la liga, que esperaba que la pretemporada de los Guerreros haya sido muy buena para soportar el embate inicial, el calendario era complicado de arranque y los resultados te pueden catapultar con el ánimo hasta arriba o esto se puede convertir en una pesadilla, no es fácil enfrentar al mejor equipo de la zona sur del año pasado, Yucatán, después al campeón, Tigres, una gira por el norte y regresar a enfrentar en casa a Tijuana, que como sea se refuerza y pelea siempre, después al mejor equipo de la temporada pasada, los Diablos Rojos, un equipo que no perdona si tienes debilidades y para cerrar el mes, pagar la visita a Leones de Yucatán y Tigres de Quintana Roo, un mes de abril en extremo peligroso.
No va a ser nada fácil remontar, se han perdido siete juegos en casa al hilo y son ocho derrotas sin respuesta, no todos los aficionados entienden que así es el juego, a veces se gana y a veces se pierde, ellos quieren ganar siempre y bajo ninguna circunstancia quieren perder siempre, bueno, eso nadie, ni aun sabiendo que de ganar la misma cantidad de juegos que pierdas puedes calificar, por lo tanto la presión de los fanáticos va a ir en aumento, psicológicamente es lo peor que le puede pasar a un pelotero, acudir a la caja de bateo con la presión de no fallar y la gente silbando en contra o abucheando.
beisbol_460x290Recuerdo que en la temporada 1999, justo a la siguiente de haber obtenido el campeonato, las cosas empezaron a complicarse, nada salía, las derrotas se acumulaban y en un momento dado se perdieron unos doce o trece juegos al hilo, los jugadores se lesionaban increíblemente, el entrenador Nelson Barrera entraba en desesperación y tomaba decisiones extrañas culpando a la mala suerte y hasta les pedía a sus jugadores que se desvelaran, que hicieran todo distinto para cambiar el destino, los gatos negros que se asomaban, yo decía, porque no los cita a las nueve para doble sesión de entrenamiento, eso cambia con más seguridad las cosas que dejar al destino los resultados, es más, si no viniera el Juego de Estrellas de media temporada en Oaxaca donde Nelson iba a ser el manager del equipo de la Zona Sur, quizás no le hubieran aguantado tantos resultados negativos y hubiera llegado Jesús Sommers que ya se estaba apalabrando para venir a dirigir a Oaxaca, la historia dice que ese año fue el más desastroso en la existencia de los Guerreros, no se calificó a postemporada y Roberto Castellón terminó cansado de las indisciplinas generalizadas y se fue a Diablos Rojos donde sigue haciendo un trabajo estupendo, por cierto, Mansur y Castellón no han dejado solo al equipo de Oaxaca, cada vez que lo requiere le manda algún jugador que apuntale alguna zona débil del equipo, claro que hasta el más paciente se cansa, veremos si no es la situación porque de lo contrario, el arranque de esta temporada pinta para superar negativamente a la del 99, no lo deseamos y de verdad esperamos los fanáticos asistentes al estadio, que se enderece el rumbo, se cambie a quien no esté rindiendo y se encuentre la manera de motivar a los jugadores, es muy penoso ver como caminan con la cabeza agachada y no tienen capacidad de reacción o deseos para revertir un marcador en contra por mínimo que sea.
Ánimo Guerreros, el público les demanda ese esfuerzo y la entrega de corazón.
Regla Chase Utley.
Hace unas semanas también comentamos de las reglas para proteger a los receptores y a los infielders de los choques o las barridas que les ocasionan lesiones con tal de anotar una carrera o de evitar un doble play para que una ofensiva continúe, esta semana inició la temporada en Grandes Ligas y toma vigencia la llamada Regla Chase Utley, ¿porque se llama así? La verdad es que esa jugada con rudeza en segunda base se ha visto miles de veces en los casi ciento ochenta años de existencia de la liga, solo que el último en lesionar a un jugador fue Chase Utley, pelotero que pertenecía a los Dodgers de Los Ángeles y en un juego de postemporada 2015 contra los Mets de Nueva York, se barrió muy fuerte sobre Rubén Tejada, short stop que buscaba completar un doble play, fracturándolo de la pierna, el ampáyer marco out en segunda, Los Ángeles pidió revisión de la jugada y se cambió la decisión a quieto Utley en segunda, o sea, no solo lesionó a un compañero de profesión, sino lo premian con quieto en segundo y continuar una ofensiva que culminó con la victoria de los Dodgers.
Joe Torre, una leyenda como entrenador de los Yankees de Nueva York, ahora es el Oficial Máximo de Major League Baseball para operaciones dentro del terreno, disciplina dentro del terreno y árbitros, dijo que el ampáyer marco bien pues es lo que vio, que el cambio de decisión fue correcta y legal, y que la barrida ha estado permitida porque no se ha regulado nunca pero evidentemente fue tardía, que deben revisarse y apegarse a la llamada neighborhood rule que dictamina que el corredor debe estar dentro del alcance de la almohadilla y que debe realizar su barrida antes de llegar a la misma, en otras palabras, el objetivo del corredor debe buscar llegar quieto a la almohadilla y no romper un doble play, si lo consigue debe ser en una jugada legal donde busque el cojín y no la pierna del defensivo.
Esta misma semana se presentó el primer caso, justo en un momento crucial de un partido, los Rays de Tampa Bay recibían en su casa a los Azulejos de Toronto, los locales estaban en la última entrada a dos outs de ganar 2 a 3, casa llena para los visitantes, el bateador saca rola por tercera, quien de inmediato tira al segundo cojín, el segunda pisa, por el impuso de su carrera se separa casi medio metro de la almohadilla y tira a primera de manera deficiente, la bola pasó a más de un metro alejada del inicialista, anotaron los corredores de segunda y tercera dando vuelta al marcador, el corredor fue a segunda con el error, seguía viva la ofensiva y ahora se ponían a tres outs de ganar, a petición de Tampa, la jugada fue revisada, se demostró que el corredor que iba de primera a segunda, modificó ese medio metro hacia la izquierda su carrera y con su mano izquierda toca el tobillo del defensivo ocasionando un mínimo desequilibrio que posiblemente motivó el tiro malo a la primera, la revisión que se hace de jugadas en Nueva York, determina que procede la Regla Chase Utley, se canta el doble play por regla y termina el partido con la victoria local, fue historia pura, cambió algo para siempre a partir de ese momento, bienvenidas las jugadas que protegen la integridad de los peloteros.
Si desea contactarme favor escribir a jpr.cronicas@gmail.com
Facebook: Jaime Rafael Palau Ranz
Tweeter: @jpranz
Seguiré comentando

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.