Home » Arte, Cultura

Erotikakofonía, la experimentación del sonido, la danza y erotismo

Publicado por Naked snake el Domingo, 17 abril 2016
Sin Comentarios


Jaime Olivera

OAXACA, MÉXICO.- Por la casual influencia de música griega y la cacofonía de su letra, el pintor y percusionistas Jesús González Gutiérrez, propuso realizar una pieza musical que incorporara el movimiento en una obra donde los sonidos y las atmosferas lograran materializar el erotismo.

Su nombre: Erotikakofonía y se presentó la noche de este viernes en la Sala Juárez de la Escuela de Bellas Artes como parte de “Erótica V”, un escaparate artístico que busca experimentar el sentido creador relacionado al complejo concepto del erotismo.

Erotikakofonía 2“Surge a partir de muchas cosas, pero en especial de un viaje que tuve de Huatulco para acá, cuando un amigo griego me compartió en el camino música de su país, lo cual me llamó la atención por la cacofonía que hacía entre la música y la letra”, recuerda el autor.

Entendiendo que la cacofonía es el efecto sonoro producido por la cercanía de sonidos o sílabas que poseen igual pronunciación dentro de una o varias palabras cercanas, González Gutiérrez construyó este concepto, luego de que la pintora Siegred Wiese lo invitara a participar en la quinta edición de “Erótica”.

Se trata de una pieza para dos cuerpos, por lo que participaron la artista alemana Jeniffer Eufenbach que hace trapecio, circo y danza contemporánea; Katia Delnekave, quien hace performance, teatro y el trompetista de la Sierra Mazateca, Irwin Morales.

Considerando que se realizaría en la Escuela de Bellas Artes donde se hace danza, música y teatro, “Quería hacer algo erótico y siempre estoy buscando sonidos nuevos, pues hago grabaciones ambientales, por ello invité a dos amigas a participar conmigo y a un trompetista de esta escuela e hicimos el grupo y empezamos a redondear la idea”.

“Erotikakononía”, es una de las primeras experiencias performáticas donde la plasticidad de los cuerpos buscan a través del movimiento expresar esa sensualidad mediante sonidos que se entrelazan a ese movimiento para crear una atmósfera erótica.

Además de la búsqueda acústica de las percusiones en la batería y la línea melódica de la trompeta –considerada en el jazz como un instrumento erótico-, el sonido de los cuerpos en movimiento y el uso de objetos sonoros con los que juegan las bailarinas, producen una atmósfera donde el espectador experimenta esa sensación de erotismo.

“También incluyo un texto algo erótico que va de los sensual a la intención o no sexual, una especie de repulsión, pues hay sonidos, olores, formas que conducen a esa sensación erótica, pues hice especialmente esta piezas para Erótica V”, comenta González Gutiérrez.

Y comparte una reflexión: “Algo que me han preguntado, es cómo concibo el erotismo, que es un tema un poco difícil, pero como músico o artista juego con estos sonidos, con estas imágenes y movimientos que me resultan eróticos, aunque la cacofonía también, pues en el erotismo hay repulsiones que cada uno tiene de su espacio”.

 

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.