Home » Educación, Elecciones 2016

Los bordadores de Santa Rosa de Lima saben el valor d eleer y escribir

Publicado por shinji_nerv el Martes, 19 abril 2016
Sin Comentarios


Santa Rosa de Lima, San Blas Atempa.- El colorido traje tehuano que portan orgullosas las istmeñas implica meses de elaboración. Desde la selección del hilo y la tela, pintar las flores para cada lienzo y principalmente el bordado, el que hace especial y único de la prenda que consta de tres lienzos.

ieeabordadores2  Los varones con dedicación, respeto y sobre todo mucho cariño, le dan un toque personal a cada puntada, combinaciones del hilo y texturas de tela, pues saben que la mujer que lo porte lucirá de manera espectacular.

Ilder Ojeda Ortiz ha dedicado la mayor parte de su vida al bordado del ancestral traje típico del Istmo, lo que le aporta el principal ingreso económico para brindar alimentación, vestido y educación a su familia, porque como él expresa: “La educación es fundamental para que los hijos tengan una mejor calidad de vida”.

Relata que desde muy temprana edad se incorporó a las actividades agrícolas para apoyar al ingreso familiar, ya que el recurso económico era insuficiente para solventar los gastos de la familia,  dejando sus estudios de primaria cuando apenas cursaba tercer grado.

Como el trabajo del campo no era suficiente y su hermana elaboraba trajes de la región, además de ver que los demás hombres de la comunidad se dedicaban a bordar, aprendió el arte con ayuda de su familia.

A los 16 años de edad contrajo matrimonio y con ello llegaron los hijos, lo que trajo consigo mayores gastos, por lo que se dedicó completamente al bordado, ya que su venta no está condicionada a la temporada de lluvias; como la siembra y cosecha del maíz.

La necesidad de estudiar apareció cuando se convirtió en proveedor de al menos dos compradores de textiles, porque al momento de adquirir los insumos o cobrar su trabajo se le dificultaban las operaciones matemáticas; además de tomar apuntes de los pedidos que le hacían. Para ello se acercó con José Luis, uno de los asesores del Instituto Estatal de Educación para Adultos, y se inscribió en el nivel primaria.

“Antes se me hacía difícil sacar los costos y luego agregarle lo de mi trabajo, para no vender ni muy caro, ni barato. Lo que aprendo en el libro de operaciones básicas me sirve mucho; ya sé que si le invierto 600 pesos de hilo, más la tela y mi sueldo puedo vender en 3 mil pesos cada pieza y el traje completo en 9 mil porque se compone de tres partes”, expresó el educando.

ieeabordadores6A sus 45 años de edad está a unos meses de concluir su educación primaria, para después inscribirse a la secundaria. Por ello los martes y miércoles de tres a seis de la tarde deja las agujas, hilos y telas para darle paso a dos horas de aprendizaje en los libros y demás material educativo.
Para avanzar en casa, aprovecha los momentos en que la más pequeña de sus tres hijas hace sus tareas escolares, para ponerse a estudiar, inculcando con el ejemplo la importancia de la preparación académica.

Neftalí Benítez Pérez  o Jade, como le llaman los estudiantes, es la responsable de  proveerles el material educativo, estar al pendiente de que les lleguen las evaluaciones y coordinar actividades con los 15 asesores que  brindan los servicios de alfabetización, primaria y secundaria en la microrregión 21.

En tanto, José Luis Gutiérrez López es uno de los asesores educativos en la comunidad de Santa Rosa de Lima, sabe que cuando sus educandos no llegan, es momento de ir a visitarlos, porque seguramente están saturados de trabajo.

ieeaboedadofes4“Hay días que las asesorías las imparto de casa en casa, voy a ver a mis educandos para que desde el hogar estudien sus libros. Estoy consciente de que para ellos primero es el trabajo, porque es de donde se sostiene a la familia, pero también están motivados a concluir sus estudios”.

Como Adolfino Dorantes, quien estudia la primaria, dándose unas seis horas semanales de su jornada laboral, de ocho de la mañana a nueve de la noche.

“Nos organizamos para estudiar, porque hay temporadas que nos llegan pedidos urgentes y hasta en las noches nos quedamos bordando para cumplir con la entrega en el tiempo acordado, porque para hacer un traje completo se necesitan alrededor de tres meses de trabajo”.

Expresa que a veces los clientes llevan definido el color y diseño de su traje, pero la mayoría dejan a su criterio la combinación y acabado de cada una de las piezas, lo que implica mayor creatividad, pero es lo que le da el toque especial al ser diseños únicos.

ieeabordadores5El tamaño de las flores ha variado con los años, antes eran más pequeñas, pero al ver que lucen más los pétalos grandes se ha cambiado la proporción y el costo, porque entre mayor sea las figura, el grado de dificultad al bordarla aumenta.

En Santa Rosa de Lima los estereotipos de género se han dejado en el pasado, porque se han dado cuenta de que no hay trabajos exclusivos de hombre o de mujer, ya que todos pueden desarrollar las habilidades en cualquier actividad que realicen.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.