Home » Reflexión

La Columna rota

Publicado por Naked snake el Lunes, 25 abril 2016
Sin Comentarios


Frida Guerrera

Sí, sin duda alguna; Nos queremos Vivas, y no es solo una petición o grito, es la realidad, sí, nos queremos vivas y eso será al costo que sea…

Oaxaca.-El 17 de abril Sergio, asesinó a Alexis Gabriela; por el simple hecho de que con toda impunidad podía hacerlo desde su persectiva, era “su” novia, esta muerte generó sorpresa, indignación en una sociedad en la que poco se toca el tema de feminicidios, pareciera que las mujeres de cierto estatus social, son exentas de ser asesinadas, muchos medios han dado voz a la muerte dolorosa, indescriptible de Alexis, una chica prometedora, porrista, una niña que quería ser veterinaria, que a sus 17 años quería salvar a lo único que parece ya puede ser salvado, los animales. El dolor de su muerte es inenarrable, y sí mediáticamente fue más visible…Pero, también hay otra mujer, Alma Castillo Sandoval, tenía tan solo cinco años más que Alexis, fue secuestrada por Saúl, su ex pareja el 18 de abril un día después del terrible asesinato de Alexis, pero de Alma pocos medios han hablado, una mujer que tenía que ganarse la vida para mantener a sus dos hijos hoy huérfanos, también enfrentada a la violencia que ya existía desde hace mucho tiempo, porque así como Alexis, seguramente Alma se encontraba sumergida de tiempo atrás en un círculo de violencia, del cual es muy difícil salir, lo atroz es que la mayoría de estas mujeres solo escapan, así, siendo asesinadas por quienes fueran sus ex parejas.

Traté de buscar esas definiciones tales como empatía, compasión, una gran frase de Nietzsche para llamar su atención, su empatía al tema en todos los contextos, porque a diario están asesinando mujeres y no sólo cuando es trastocada una sociedad de clase media alta para lograr que usted; se compadezca de las más de 330 mujeres que han sido asesinadas en 2016 en este país, y sí la mayoría de ellas provenientes de la clase media baja o baja; de esas que no cumplen los requisitos para ser dignamente publicadas, ellas las que la mayoría de la sociedad y medios de comunicación cuestionan o justifican sus asesinatos, con frases tales como, “ella se lo busco”, “ seguro andaba en algo y por eso la mataron”; las que mediáticamente vuelven a ser violentadas, al ser ignoradas, al ser tratadas solo como una cifra más de las notas rojas de este inmenso mundo que es la internet.

O tal vez solo sean las cifras que cientos de “ONGS” necesitan para seguir recibiendo dinero de los gobiernos estatales a quienes critican o Columna 24042016señalan, y/o de Organismos Internacionales que les otorgan apoyos económicos para que sigan “visualizando” el problema.

No dudo que existan muchas mujeres y hombres honestos que se sumen a estas “causas” como la de este 24 de abril, con la intención digna de que se detengan los feminicidios en el país, mostrando con esto que no es un estado solamente, es casi el país completo; sin embargo, le dejo aquí lo siguiente.

Valentina de 12 días de nacida fue asesinada por su padre en Puebla, porque no la quería, precisamente por eso la mató. Podría contarle un sin fin de casos como el de Valentina, o Alma, o Reyna, o Patricia; tal vez recordarle o hacer de su conocimiento el asesinato de Dayanna Dailin Pérez Floreano de 2 años asesinada por su madre, quien será consignada como feminicida, en Jalisco; así como el padre de Valentina, en Puebla.

Siempre he tratado de estar atenta al tema, sin embargo, de un par de meses a la fecha me di a la tarea a diario de revisar las notas rojas y casi al minuto, para tratar de abarcar los asesinatos de mujeres, niñas y trans o gays, en el país.

Mis respetos para las quienes llevan años haciendo esto, no es fácil sumergirte en la ola de violencia que vive el país, los encabezados, las imágenes de mujeres y niñas arteramente asesinadas, los primeros días ni siquiera duermes, te bañas o comes ante tanto dolor, hacerlo sería perder el tiempo.

Pero a los dos casos antes mencionados se suma el de Diana Lizeth, niña de once años, asesinada brutalmente, la cual fue desfigurada, exterminada con una saña inaudita, así como Alexis Gabriela y Alma, por su pareja. Lo más lamentable es que Javier, el “novio” de Diana, cuenta con 14 años y fue quien la mató.

Once años, seguramente pobre como la mayoría de este país, una más a la gran lista, una más a la que con todo y marchas no pudimos salvar.

Y mi pregunta luego de muchos datos, noches sin dormir, nombres, imágenes, hechos, es.

¿Qué hemos hecho?,¿Dónde nos perdimos?, ¿En qué momento los niños aprendieron a matar a sus “novias” ?, ¿Dónde perdimos la capacidad de asombro?,

¿En dónde dejamos de ser, seres humanos?, ¿Cuándo dejamos de estar conscientes?, ¿Dónde se quedó la capacidad de empatar con el dolor de nuestros congéneres?

Diana a sus once años tenía proyectos, así como Alexis a los 17 y Alma a los 22,
Hoy dejaron de existir, así como más de 330 mujeres asesinadas tan solo en 2016, mujeres, historias, vidas; Que hoy, así como años atrás serán solo convertidas en números, en estadísticas.

Analizando todo esto, me doy cuenta, que nos vale madres, pocos se suman a la exigencia, sí, seguramente este domingo muchas y muchos saldrán con convicción sobre todo las madres, padres, familias, amigos a exigir justicia, pero también sé que saldrán aquellas que viven de esto de sus muertes, de su dolor.

Seguramente se hará una petición sin eco, una petición que no abarca lo que como sociedad estamos haciendo, no defiendo a ningún partido o personaje político; solo sé que muchas de las ONGS, así como los gobiernos, viven de esto, y en muchos casos sólo es usado mediáticamente, para como ya dije antes obtener un beneficio económico, que muchas veces no es usado para las causas.

Sé que pocos le darán RT o compartirán esto en sus espacios, porque mediáticamente no es redituable.

Sin embargo, llegue a la conclusión de que, en este país muerto, ya no lleno de muertos, en este México muerto todo esto ya es normal, esto es parte de la sociedad mexicana podrida que tenemos. ¿Y sabe en qué me doy cuenta?

Las redes y los líderes de opinión no cuentan, no quieren visualizar las decenas de mujeres asesinadas.

Simplemente les Vale madre…
Simplemente no son los 43, o escuetamente no son dignas de ser visibles.

Sólo aquellas que conmocionen sociedades con estatus alto, pueden y deben ser visibles, el resto, así como la basura que usted saca de su casa y que, al dejar de verla, piensa que ya no existe, pero existe y contamina, enferma.

Sin embargo, qué cree, aunque invisibles, aunque usted no las quiera ver… Existen. Y lamentable la próxima puede ser usted, su hija, sobrina, madre, su hijo gay… O tal vez… Sea una mujer la que sea en la sierra, en la costa, o en el EdoMex.

Y ante la normalidad de las decenas de muertos a diario en este país, ella la próxima solo será una mujer, una niña… Qué importa, esas todos los días matan, así como a los hombres.

Y si piénselo, realmente. ¿NOS VALE MADRES?

@FridaGuerrera

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.