Home » Reflexión

La Columna Rota

Publicado por Naked snake el Jueves, 28 abril 2016
Sin Comentarios


Frida Guerrera

Oaxaca.-¿Quién no recuerda el primer novio?, la emoción de saber que alguien pensaba en ti, el recuerdo de escribir corazones con tu nombre y el de él, la alegría de saber que ya eras grande… Nuestro primer novio o novia, quien nos protegía, no quien fuera a matarnos.

Diana Lizeth Ramírez Estrada, nació el 10 de septiembre de 2004; tenía once años era la segunda hija de Blanca Estrada y Jesús Ramírez, separados hace ya algunos años, Diana cursaba el quinto año de primaria, desde su cuenta Facebook mostraba una necesidad enorme a ser reconocida, sus familiares mencionan que no se sentía querida, se decía a sí misma que era fea, constantemente hacia comentarios sobre qué nadie le hacía caso, en declaraciones hechas para el periódico Zócalo, su hermana Paloma comentó que a veces se ponía triste… ella sentía que mi mamá y mi papá no la querían”, con seguridad eso fue lo que motivó a buscar un “novio”.

IMG_4187Diana vivía con su mamá, la cual trabaja de sol a sol en una tienda Oxxo, con la intención de sacar adelante a Diana, su hermana Paloma ya no vivía con ellas, ya que inició su propia familia.; Diana inició una relación de noviazgo con Javier, que no duró mucho menciona su hermana Paloma, de hecho ya era su ex.

En el mismo ambiente se desarrolló Javier, “El Piojo” , un joven de trece años que dicho por su madre para medios locales reconoció que su hijo es adicto al resistol y a la marihuana y que bajo los efectos pudo asesinar a la menor de 11 años. “No lo creo, pero tampoco lo dudo, porque en la casa son unos y en la calle son otros.”

También refirió que ya había solicitado apoyo a la Procuraduría de Niños, Niñas y la Familia y al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, por la conducta de su hijo “estuvo en una casa de rehabilitación y me lo regresaron porque era menor de edad”. El apoyo nunca llegó, no hasta que sucedió todo esto, en Monclova, en el Estado de Coahuila.

Javier simplemente llego a casa de Diana en aquel fatídico 21 de abril, y sin mediar las consecuencias le asestó 32 puñaladas, para acabar con la vida de Diana; horas después fue liberado por el juez al no contar con la edad penal requerida para ser puesto en prisión, sin embargo la madre de Javier, solicitó que fuera recluido en una Institución, el menor fue internado en el Centro de Salud Mental en Parras de la Fuente, pero esto fue a petición de la propia madre, quien consideró que su hijo corre peligro en la calle debido a que se han filtrado amenazas en su contra, no porque la justicia así lo determinará.

Es importante recalcar que la justicia en este país es y ha sido muy criticada, el Nuevo Sistema de Justicia Penal para Adolescentes en Coahuila, se hizo más benevolente para menores infractores, Javier, como lo citó Leticia Nayelli Decanini, vocera para la implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal, la cual informó que no había elementos legales para internar al menor en un Centro de Readaptación.

“La ley establece que arriba de 14 años puedes poner internamiento, si es menor de esa edad no puedes establecer esa medida, de acuerdo con los alcances de la ley”, expresó.

La funcionaria explicó que aunque el Nuevo Sistema de Justicia Penal en materia de adolescentes contempla una figura similar de medida cautelar a la Prisión Preventiva, ésta no puede ser dictada contra un menor que tenga 13 años, es por eso que en el caso de la menor asesinada el responsable no fue internado en un Centro de Readaptación.

Aclaró que el proceso penal en contra del menor sí se llevará a su término, sin embargo, en caso de ser sentenciado, la pena no podrá superar los cinco años, porque así lo marca la ley de Justicia para Adolescentes. Entrevista otorgada para el Periódico Zócalo ( http://www.zocalo.com.mx/seccion/articulo/no-encarcelaran-a-menor-asesino-1461739891 )

Paloma Ramírez Estrada, de 18 años hermana mayor de Diana, le concedió una entrevista a este espacio vía Facebook, comentó que Diana era una niña alegre, a la que le gustaba cantar todo tipo de música, tristemente refiere que Javier cuando cometió el asesinato no era un niño y que ahora si se dice niño para evitar la justicia, aún con todo eso cree en la justicia, Paloma comenta que niñas de la escuela de Diana así como niños de la colonia le hacían bullyng, le decían “Pepe nariz”. Y eso le generaba dolor a Diana.

Hoy Diana Lizeth, está muerta, Javier recluido por petición de su madre, no así de las autoridades, dos familias, dos madres intentando sacar adelante a sus hijos, en medio de un sistema que en lugar de ayudar entorpece, dos mujeres que sufren, una por la hija muerta y otra por el hijo incontrolable.

Millones gastan los sistemas de procuración de justicia; millones que no se ven reflejados en la realidad de millones de mexicanos.

Diana ya mostraba actitudes de baja autoestima, Javier ya mostraba señales de violencia hasta para su propia madre. ¿Quién no las escucho?

Y solo le hago extensivo lo que Paloma quiere que usted sepa.

” La quería mucho y es muy duro perderla, ¿y no entiendo que fue lo que pasó?”

@FridaGuerrera

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.