Home » Noticias, Patrimonio Cultural

Crean banco de muestras para la conservacion de bienes culturales

Publicado por Naked snake el Martes, 10 mayo 2016
Sin Comentarios


INAH

Oaxaca.-Especialistas en conservación y restauración del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) desarrollaron un banco de muestras que busca consolidarse como una herramienta clave para la investigación en el rubro y que además contribuirá a minimizar el daño al patrimonio cultural con la reducción de tomas de materiales para su estudio.

El muestrario —con cerca de 1,200 ejemplares— fue creado en 2015 en la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC), del INAH, con la intención de agrupar las colecciones que investigadores han ido recopilando y que son fuente potencial de información para estudios arqueológicos, de conservación, de técnicas de manufactura, de materiales antiguos y de historia del arte.

El año pasado se formalizó la apertura del repositorio, el cual se divide en dos categorías: bienes culturales y materiales de conservación-restauración. La información puede consultarse vía internet en un sistema informático incorporado a la página oficial de la CNCPC.

bancoPintura mural, materiales pétreos y manifestaciones gráfico-rupestres se cuentan entre los bienes culturales; la segunda clasificación contiene materiales naturales y tradicionales, como exudados de árboles y fibras naturales, además de sustancias sintéticas industrializadas, como consolidantes comerciales.

Isabel Villaseñor, subdirectora de Investigación para la Conservación de la CNCPC, dijo que el banco fue integrado en principio por una colección de cerca de 800 piezas que desde hace casi cuatro décadas resguardaba dicha instancia en el área de conservación arqueológica y que contaba con información susceptible de ser incorporada a una base de datos sistematizada.

En su mayoría, estos ejemplares los han donado investigadores al término de sus proyectos, por lo que dentro del muestrario se pretende ayudar a evitar que se extraigan fragmentos de materiales que ya se tienen. “Son muestras recuperadas de trabajos de investigación ya finalizados y que se pretende resguardar con una intención de estudio, no sólo para depositarse y que nunca se investigue sobre ellas”.

El banco de muestras es una herramienta para que los investigadores usen el acervo al consultar la base de datos en línea, realizar análisis en muestras ya almacenadas y donar materiales que puedan ser de interés para otros expertos.

Con relación a la categoría de bienes culturales, 90% proviene de contextos arqueológicos (la muestra más antigua data del Preclásico Tardío (400 a.C.-200 d.C.); el resto abarca materiales históricos y paleontológicos.

Entre los materiales de conservación que se observan hay adhesivos, consolidantes y aglutinantes, dentro de los que se pueden encontrar sustancias de limpieza, pigmentos, colorantes, soportes y materiales de empaque.

La mayoría de estas muestras las recabó de manera reciente la maestra en Ciencias, Nora Pérez Castellanos, del Laboratorio de Conservación, Diagnóstico y Caracterización Espectroscópica de Materiales (Codice) de la CNCPC, con el objetivo de tener referencias de los materiales usados en conservación cuya evolución ocurre con gran rapidez, por lo que frecuentemente aparecen nuevos productos en el campo.

Por ejemplo, en el laboratorio se aplican procesos de envejecimiento acelerado para observar el patrón de comportamiento de las sustancias, o bien por medio del análisis de espectros es factible identificar materiales en desuso. “La información obtenida con estos procedimientos se incorpora a la base de datos del banco, lo cual representa un hito en la materia, pues muchos materiales naturales, como los mucílagos, las gomas de las plantas locales, técnicas de manufactura en tierra, es decir todo lo que propiamente fue creado en nuestro país, no tiene registros en ningún otro lado; si no lo hacemos, nos quedaríamos muy atrás en la investigación”.

Entre 2013 y 2015 se organizaron las muestras arqueológicas con que inició el banco, las cuales se limpiaron, etiquetaron, empacaron y categorizaron; a la par, la consultoría Bhargo desarrolló el sistema informático bajo la dirección de la Coordinación Nacional de Desarrollo Institucional del INAH. Además se trabajó en determinar cómo debe funcionar el banco, por ejemplo los lineamientos que permiten el acceso a las muestras y las donaciones de nuevos ejemplares. Actualmente, esta información y la base de datos pueden consultarse enhttp://bancodemuestras.inah.gob.mx/presentacion.html.

Si bien en áreas como la biología, que cuenta con la bóveda de Svalbard, en Noruega, enfocada a atender la conservación de las semillas así como la seguridad alimentaria a nivel mundial —y cuyo ejemplo inspiró la creación de este repositorio—; en materia de conservación y restauración, el banco de muestras de la CNCPC es una iniciativa totalmente innovadora y representa un esfuerzo institucional con alto potencial de crecimiento

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.