Home » Pueblos Originarios

El INAH da nuevo aliento al estudio de la prehistoria

Publicado por Naked snake el Jueves, 12 mayo 2016
Sin Comentarios


Oaxaca.-A 20 años del fallecimiento de José Luis Lorenzo Bautista (1921-1996), uno de los impulsores del estudio de los primeros grupos humanos que existieron en México, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) organizó las “Jornadas de Análisis y Discusión sobre Cazadores-Recolectores”, dedicadas al sobresaliente prehistoriador que llegó al país en 1939, a los 18 años de edad, exiliado durante la Guerra Civil Española.

Además de honrar la memoria del profesor Lorenzo, el encuentro académico realizado en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) hace unos días, acercó a discípulos y jóvenes investigadores dedicados al tema.

En México, los estudios sobre prehistoria tienen una tradición de más de 60 años. El Departamento de Prehistoria fue creado en 1951, prehistoriapor iniciativa de Pablo Martínez del Río, Ignacio Marquina y Alfonso Caso, a raíz del hallazgo de restos óseos humanos, en Tepexpan, Estado de México, que demostraban la existencia de fases culturales más antiguas de las conocidas hasta aquel momento.

El departamento se consagró a realizar estudios en todas las regiones del país, de periodos anteriores al establecimiento de grupos sedentarios dedicados a la agricultura y a la cerámica. En 1961, José Luis Lorenzo Bautista fue nombrado jefe del área, a partir de ese momento organizó la investigación de la llamada etapa lítica: de cazadores-recolectores nómadas que ocupaban cuevas o se establecían en campamentos al aire libre, según la estación del año, y cuyos restos más abundantes son los de la industria lítica y las manifestaciones de arte rupestre.

Asimismo, generó los laboratorios con tecnología y técnicas de fechamiento, análisis de polen y estudios geológicos para apoyar el estudio de los sitios. El Departamento de Prehistoria duró 37 años con éxito, porque cambió el concepto que se tenía de estos antiguos grupos humanos. Entre los resultados más importantes están los fechamientos de poblaciones humanas en México de más de 20,000 años de antigüedad.

Lo anterior fue referido por Pilar Casado López, titular de la Dirección de Planeación, Evaluación y Coordinación de Proyectos de la Coordinación Nacional de Arqueología del INAH, organizadora de las jornadas.

La arqueóloga, especializada en el estudio del arte rupestre, informó que desde hace cuatro años, el INAH desarrolla encuentros académicos como parte de una serie de actividades orientadas a dar un nuevo aliento al estudio de los cazadores-recolectores.<

En respuesta a la necesidad de fomentar el interés por las etapas más antiguas del devenir de la humanidad, se dieron cita en la ENAH especialistas en el tema, para compartir algunas de sus experiencias académicas en la intensa, difícil y apasionante tarea de descifrar a las culturas que crearon las primeras herramientas líticas y los más antiguos códigos de comunicación en las miles de pinturas plasmadas en rocas.

Entre los participantes estuvieron Lorena Mirambell, investigadora emérita del INAH, quien ofreció una semblanza de José Luis Lorenzo, y Gianfranco Cassiano quien, junco con Ana María Álvarez, ha realizado un minucioso estudio sobre lítica antigua.

El investigador anotó que un cazador recolector es el integrante de una sociedad en la que el prestigio y el poder lo da la caza. Se es cazador-recolector en función de una estructura de organización social y no por lo que come; hay agricultores que también pueden cazar y consumir productos silvestres. Esas sociedades se organizaban a partir de la presencia de animales o plantas silvestres, no de la cosecha.

Aun cuando el Departamento de Prehistoria tuvo una corta vida de 37 años, el entusiasmo y el profesionalismo de los investigadores que participaron quedó plasmado en numerosos trabajos, publicaciones, participaciones en congresos nacionales e internacionales, dijo Pilar Casado, quien también explicó que el término Prehistoria tiene atrás un bagaje cultural y del tiempo en el que surgió el concepto.

La Prehistoria nace muy ligada a la geología, en el mundo europeo del siglo XIX, abarca el Paleolítico hasta la Edad de los Metales. En el caso de América, hay un problema de tiempo, porque los conquistadores llegaron hasta el siglo XVI. El estudio de los cazadores-recolectores comenzó con los primeros religiosos, viajeros y eruditos que recorrieron el continente.

El Departamento de Prehistoria del INAH realizó trabajos que modificaron las secuencias temporales y culturales de las etapas tempranas de la vida del hombre, como el desarrollado en Tlapacoya, sitio localizado a orillas del Lago de Chalco, que aportó información sobre un asentamiento de antigüedad entre los 20,000 y los 22,000 años antes del presente. Otro fue el realizado en el sitio Rancho La Amapola, en El Cedral, San Luis Potosí, con resultados que permitieron establecer la presencia de actividad humana hace 31,000 años.

Más adelante surgieron trabajos en los estados de Hidalgo, Chiapas, Coahuila y Chihuahua, que cambiaron el modo de entender la presencia humana en esa época, además de que favorecieron el haber completado la cronología que hoy conocemos. Actualmente, la investigación de la etapa lítica se enfoca en el norte de México, con proyectos como el de Cuatro Ciénegas, en Coahuila, con fechas que alcanzan los 10,000 años, y La Playa y Fin del Mundo, en Sonora, con restos de actividad humana remota.

 

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.