Home » Noticias

Recuperan gran parte de la osamenta del Mamut de Tultepec

Publicado por Naked snake el Miércoles, 18 mayo 2016
Sin Comentarios


INAH

Oaxaca.-A una profundidad de dos metros y medio por debajo de la superficie de la calle La Saucera, en el municipio mexiquense de Tultepec, la osamenta del mamut hallado recientemente yace desordenada. Luis Córdoba Barradas, arqueólogo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), quien dirige los trabajos de recuperación de los restos óseos, indicó que la posición de los huesos muestra que el ejemplar pudo haber sido parcialmente destazado por un grupo humano.

mamutPara el especialista, la disposición en que fueron hallados más de 10 costillas, húmeros, fíbulas, un fémur, escápulas, cúbitos, radios, así como una decena de vértebras, indica que posiblemente el animal sufrió el mismo destino que otros de su especie: se quedaban atascados en el fango por su gran peso y finalmente eran destazados por el hombre y otros depredadores.

El mamut fue hallado fortuitamente en diciembre pasado, durante los trabajos de introducción de drenaje en la localidad de San Antonio Xahuento, en Tultepec, Estado de México; hasta el momento se ha recuperado gran parte de su estructura ósea.

Entre los 60 huesos encontrados a tres semanas de haber comenzado los trabajos de salvamento arqueológico, sobresalen algunas partes de grandes dimensiones que conservan su relación anatómica, como el cráneo y la pelvis.

A través del análisis estratigráfico, el investigador Luis Córdoba, adscrito a la Dirección de Salvamento Arqueológico, estableció que el mamífero perteneció al periodo final del Pleistoceno (hace 14,000-12,000 años).

Los trabajos de excavación muestran en las capas más superficiales rellenos modernos de escombro y basalto, después reminiscencias de suelos agrícolas y sequías, más abajo ceniza volcánica de erupciones ocurridas hace 12,900 años, y después limos verdosos que indican fondos de pantano.

En esta última capa se encontró la mayor parte de la osamenta, que se estima data de hace 13,000 o incluso 14,000 años, y que tiene buenas condiciones de conservación gracias a los sedimentos del subsuelo que influyeron en su preservación.

En el extremo norte de la excavación se ubica el cráneo del mamut, al que están unidos las defensas y un molar superior perfectamente visible dado que la cabeza está en posición invertida. De acuerdo con el especialista, “era un adulto joven, posiblemente de 20 a 25 años de edad, que pudo haber medido 3 metros de altura, es decir que tenía gran tamaño porque sus defensas miden 1.30 metros de largo y casi 18 centímetros de diámetro”.

Junto al cráneo, aparece el atlas (primera vértebra cervical), después los componentes óseos de una pata trasera con su muñeca y falanges (lo cual hace suponer que fue cortada y movida en bloque), y cerca está un fémur.

En el centro de la excavación se encuentra la pelvis, que es el hueso más grande, después las costillas y las vértebras, la mayoría fracturadas. Asimismo, se pueden ver dos escápulas, y en la orilla sur, huesos de otra de las patas: cúbitos, radios y un húmero.

Los hallazgos de megafauna en últimas fechas en el Estado de México, están vinculados a la existencia de numerosos y poco profundos lagos en esa región. Tultepec pertenecía a una zona que en la era pleistocénica se dividía en tres lagos durante las sequías: el de Ecatepec, el de Xaltocan y el de Zumpango, los cuales se unían en un solo cuerpo de agua, muy extenso, en los periodos de lluvias.

La ubicación de San Antonio Xahuento, y en particular la calle La Saucera donde el mamut fue hallado, corresponde a la orilla occidental del remoto lago de Xaltocan, terreno donde quedaban varadas grandes especies cuando bajaba el agua.

Las tareas de salvamento arqueológico, que se realizan con procedimientos que garantizan la estabilidad de los restos óseos, iniciaron el 25 de abril y se prevé terminen en 20 días aproximadamente.

Tultepec: historia, tradición y pirotecnia

Ubicado en la región nororiente de lo que se conoce como el valle Cuautitlán-Texcoco, Tultepec es conocido en todo el país por la fabricación de pirotecnia, pero también por una gran tradición musical y una importante actividad en artes plásticas; además de la presencia de varios asentamientos prehispánicos, comentó la historiadora Juana Zúñiga Urbán.

La cronista del municipio recordó que días después del hallazgo en San Antonio Xahuento, se decidió cubrir nuevamente los primeros rastros del mamut para evitar el saqueo y esperar el cambio de administración municipal, con el objetivo de solicitar la colaboración del INAH en el salvamento.

Con el apoyo del presidente municipal, Armando Portuguez Fuentes, la iniciativa resultó en un convenio con el instituto.  En las labores, además del investigador Luis Córdoba, participan el arqueólogo Felipe Muñoz y cuatro trabajadores manuales que proporciona el ayuntamiento.

Ante la mirada atenta de los vecinos de la comunidad, quienes siguen los avances de la excavación, el mamut ha hecho recordar que anteriormente hubo otros descubrimientos similares. “Desde hace mucho tiempo se ha tenido la noticia de que cuando la gente excavaba para construir su pozo artesano, drenaje o conductos de agua, encontraban osamentas que no eran reportadas de manera adecuada”, comentó Zúñiga Urbán.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.