Home » Reflexión

La Columna Rota/ Cuando un amigo se va

Publicado por Naked snake el Jueves, 26 mayo 2016
Sin Comentarios


Frida Guerrera Villalvazo

“Aquí dirán mis amigos: yace un soñador. Mis enemigos, aquí yace un loco; pero nunca nadie podrá decir, aquí yace un traidor a sus ideales”

 Oaxaca.-Con lágrimas en los ojos y el corazón en la mano, hago un paréntesis en el tema que los últimos meses ha acaparado mi atención, el feminicidio, hoy es necesario tratar de juntar palabras para honrar a quien, en vida, fue y será un luchador social que jamás se doblego ante nada, nada es el sistema que lo sobajó, lo puso preso, e intento aniquilar; El Doctor Felipe Martínez Soriano.

Felipe Martínez Soriano, Nació el 5 de febrero de 1927, en una choza humilde indígena campesina y zapoteca de San Andrés Zautla, Etla, Oaxaca.

Sus padres fueron, Francisco Martínez y Tomasa Soriano Ruiz, se dedicaban a la agricultura tradicional usando el: pico, la coa, y la pala, para sembrar maíz y fríjol.

Quedo huérfano de madre a los seis meses de edad, luego de mil situaciones políticas, sociales, económicas; fue el primer rector electo de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, UABJO, fue designado por el Consejo Universitario en octubre de 1976 y ratificado en referéndum el 13 de mayo de 1977.

IMG_4248 Martínez Soriano fue acusado de pertenecer a la “Liga Comunista 23 de Septiembre o la Unión del Pueblo”. El 2 de abril de 1990 fue involucrado en la muerte de dos guardias del periódico La Jornada. Nueve años después salió libre sin haber sido condenado.

Felipe Martínez Soriano, fue perseguido, encarcelado, separado de su familia, su esposa Josefina Martínez Rojas, su leal amiga de vida que abrazó las causas de su esposo, camarada y compañera vida desde diciembre de 1956, la mujer, la que caminó a lado de quien ella sabía era un hombre, coherente, honesto y quien aún con todo en contra acompañó hasta el final.

Martínez Soriano, acompañó el movimiento magisterial en 2006, y también fue acusado de actos “delictivos” que por su edad era difícil que cometiera, fue entonces cuando él llego a mi vida.

Lo conocí el 2 de noviembre de 2006, en la refriega contra la APPO, en Ciudad Universitaria, fue la primera persona a la que como comunicadora entreviste, me sentí dichosa, sabía quién era y fue el más grande honor hablar con él.

 Tres años después la vida nos llevó a acompañar una gira de trabajo a lado del Gabino Cué entonces Senador de la Republica, y Andrés Manuel López Obrador, convivimos juntos a diario cuatro meses de nuestras vidas.

 

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.