Home » Ciencia y Tecnología

La Ciencia para Todos: ruta al conocimiento

Publicado por Naked snake el Viernes, 27 mayo 2016
Sin Comentarios


 Por Mercedes López/Agencia Informativa Conacyt

Oaxaca.- El gran ímpetu por impulsar un proyecto de divulgación científica y tecnológica en que se diera una amplia difusión de las obras escritas por investigadores fue lo que motivó a la editorial Fondo de Cultura Económica (FCE), apoyada por físicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a crear la serie de libros La Ciencia desde México, y que hoy se conoce como La Ciencia para Todos.

HEAD ruta2016ok

Fue en 1986 cuando el FCE inició el proyecto con el apoyo de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), en ese mismo año la editorial festejó su aniversario presentando los tres primeros títulos de la serie La Ciencia desde México: Un Universo en expansión de Luis Felipe Rodríguez, El océano y sus recursos I de Juan Luis Cifuentes, María Pilar Torres y Marcela Frías, y Una ojeada a la materia de los autores Guillermo Aguilar, Salvador Cruz y Jorge Flores Valdés.

un universo en expansion2016En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, la subgerente de Obras de Divulgación Científica de la casa editorial, Verónica Fuentes Velázquez, narra que la idea de crear este catálogo de obras fue porque estaban preocupados de que los títulos que tenían en el mercado sobre ciencia eran traducciones y se sabía que la UNAM con tantos investigadores que se dedicaban a estar en el laboratorio durante mucho tiempo, valía la pena que ese esfuerzo se plasmará en libros y sobre todo que fueran de mexicanos.

“Desde 1984 se inicia este tocar de puertas para poder vender la idea de lo importante que era leer libros, pero sobre todo de divulgación sobre temas de ciencia y tecnología; mostrar el panorama a la gente, a los estudiantes, de que se podía leer y escribir ciencia a cualquier nivel”, señala.

Relata que al ver que los resultados fueron positivos, un grupo de científicos coordinados por Alejandra Jaidar, quien trabajaba en el Instituto de Física de la UNAM en aquel tiempo, junto con las autoridades del FCE, invitaron a los investigadores a que escribieran sus propios libros y es así como inicia. “Hubo una excelente respuesta, el doctor Jorge Flores es uno de los promotores de la colección (…) siempre viendo lejos, tratando de que las publicaciones que se dieran en el fondo alcanzaran tirajes muy altos”.

Los objetivos del proyecto eran claros: divulgar el conocimiento científico en español con un lenguaje claro, accesible y ameno para el lector no profesional, estudiantes de educación secundaria, media superior y licenciatura; además de impulsar y formar la vocación de los jóvenes hacia el conocimiento.

La colección en números

science2019De acuerdo con Verónica Fuentes, la colección inició con 30 mil ejemplares. “La intención se hizo por un tiempo con el fin de que estuvieran los libros en los kioscos a un precio bajo, desafortunadamente no se obtuvo la respuesta que se esperaba y poco a poco se fueron reduciendo los tirajes, bajó a 20 mil, luego a 15 mil, posteriormente a 10 mil hasta llegar a cinco mil ejemplares, pero haber iniciado con los primeros 50 títulos con altos tirajes es como se comenzó a posicionar esta colección de divulgación”.

En 1988 la colección estaba conformada por 64 títulos integrados en ocho áreas temáticas: astronomía, biología, ciencias de la Tierra, física, ingeniería, matemáticas, química y varia. “Ya para 1997 apareció el título 157, La reproducción de las plantas: Semillas y meristemos de Carlos Vázquez Yanes y Alma Orozco. Al tener un resultado favorable comenzó la demanda de libros no solo en México sino en varios países, y es así como en ese mismo año se toma la decisión de cambiar el nombre de la serie por el de La Ciencia para Todos. De esta manera, se brinda la oportunidad de escribir y leer no solo a investigadores mexicanos sino a todo científico de habla hispana”, agrega.

Actualmente la serie cuenta con 239 títulos divididos en 11 áreas temáticas: física, astronomía, ciencias aplicadas, matemáticas, química, salud, biología, ecología, ciencias del mar, ciencias de la Tierra y varia (que abarca diversos aspectos científicos).

El concurso: Leamos la Ciencia para Todos

Para conmemorar el 55 aniversario del FCE se lanzó el primer Concurso Nacional “Para Leer La Ciencia desde México”, cuyo objetivo significa poder acercar a los jóvenes a la ciencia.

“El concurso está dirigido a estudiantes y profesores, participar te abre muchas puertas, puedes entender los temas a través de escritos de forma sencilla, el conocimiento que quieras, del tema que quieras”, señala la coordinadora.

Expresa que los jóvenes estudiantes deben darse la oportunidad de participar porque hay una variedad de temas. “Tienen que darse la oportunidad de leer, no importa si vas a ser o no científico, conoce un poco más de ti, un poco de lo que te rodea”.

El número de concursantes que han participado en las 13 ediciones ha sido más de 420 mil, de los cuales la participación total por sexo es de 54 por ciento mujeres y 46 por ciento hombres.

lareproducciondelasplantas2016Además, cuentan con 11 sedes regionales en donde hacen la difusión del concurso, administran los trabajos participantes y los dictaminan. “Las etapas de revisión son cuatro: en las dos primeras evaluaciones se revisa el género discursivo, contamos con un equipo de dictaminadores que ha sido capacitado por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), unidad Azcapotzalco; la tercera etapa la evalúan los autores; y finaliza con un jurado por área temática”.

Premio Ruy Pérez Tamayo

La ejecutiva recuerda que hubo un momento en la historia del FCE que ya no recibían suficientes manuscritos y entonces se creó el Premio Ruy Pérez Tamayo, con el objetivo de invitar a los investigadores de todos los países de habla hispana a presentar sus manuscritos.

En este sentido, desde hace casi tres décadas, la colección La Ciencia para Todos busca acercar el saber científico, en particular el que se genera en nuestro país, al público no especializado. En esa labor, el FCE ha recibido el apoyo entusiasta de decenas de científicos, entre los que destaca el médico, historiador, filósofo y melómano Ruy Pérez Tamayo, autor de la casa y miembro de su comité editorial de ciencia y tecnología.

Experiencia de vida en la historia de la colección

Por otra parte, el doctor Carlos Mauricio Castro Acuña, que actualmente labora como investigador y docente en el Departamento de Fisicoquímica de la Facultad de Química de la UNAM, comenta que escribir y publicar dos libros para la colección fue una gran aventura, ya que su tutora de doctorado, Magdalena Rius de Riepen, le dio la idea de escribir algo sobre el tema que estaban trabajando, y su primer publicación fue La química hacia la conquista del sol; más adelante escribió Calor y movimiento.

“Sinceramente, en un principio yo no tenía idea de cuál iba a ser el impacto de estos libros, muchas veces uno sabe que los libros ahí se quedan, los leen algunos cuantos, no somos una sociedad donde haya una gran cantidad de lectores, pero cuando comenzó el concurso comenzamos a recibir los trabajos de los estudiantes, esto fue súper satisfactorio porque vimos que los libros estaban siendo leídos, analizados y criticados”, expone.

eloceanoysusrecursos2016Afirma que el concurso ha sido “la cereza en el pastel” y que le da mucho gusto escribir, ya que todo el esfuerzo que hace el Fondo para promoverlos de esta manera, para él como autor, es algo invaluable.

“Todos nuestros libros participan, cada vez hay más competencia porque la editorial ha seguido editando libros, entonces los estudiantes tienen más libros de dónde elegir y eso quiere decir que cada vez leen menos los nuestros; sin embargo, siguen siendo una gran cantidad de lectores y siempre para mí es una experiencia súper gratificante leer los comentarios de los lectores”, agrega.

En este sentido, el químico destaca que la colección es exitosa por sí misma porque transmite ciencia a un nivel accesible. “De repente se encuentra uno con algún capítulo complicado y normalmente la reacción de lo que no se entiende es buscar el significado en otro lugar, y lograr ese gancho inicial es fundamental. Es una colección fabulosa, aprecio mucho que me inviten a hablar de ella y vamos a planteles a dar divulgación; este esfuerzo que hace el Fondo para mantener vivas nuestras obras, como autores, es algo que agradecemos infinitamente”.

Con gran entusiasmo el doctor invita a los jóvenes a que se acerquen a la colección y simplemente se dejen llevar por los títulos, que no busquen necesariamente algo que les guste, que lo tomen y lo hojeen, pues van a encontrar una gran necesidad de conocimiento que los va a dejar totalmente sorprendidos.

Ganadora del concurso

Patricia Carolina Ramírez Aguilar ganó el primer lugar en el XII concurso Leamos la Ciencia para Todos en la categoría de reseña crítica 2012 con el libro Melatonina: un destello de vida en la oscuridad de la doctora Gloria Benítez-King.

La colección La Ciencia para Todos la puedes consultar aquí.

Participa en el concurso Leamos la Ciencia para Todos
y el Premio Ruy Pérez Tamayo.

“Participé hace cuatro años porque una maestra me motivó a hacerlo, era mi maestra de literatura, vio el concurso y nos dijo que escribiéramos una reseña, la escribí y dijo ‘esta reseña puede ir al concurso’, me inscribí y estaba muy sorprendida de haber ganado”, describe la estudiante de comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Comenta que el libro que leyó fue bastante denso, el cual tuvo que leer dos veces para poderlo entender, “sin embargo, es un libro muy bonito porque te da referencias de libros que no solo te hablan de ciencia, sino que habla de libros que los relaciona con la ciencia”.

La joven matiza que es un gran avance para México realizar este tipo de concursos, ya que permiten darse cuenta que hay una forma de entender la ciencia que no está en las aulas y que a veces es más digerible de entender. “Decía Carl Heidegger que la ciencia debería ser como la primera cita, o cuando tienes un amor muy grande y tienes ganas de compartírselo al mundo, así debería ser la ciencia, tendríamos que tener las ganas de compartirla a todos; a veces no sucede pero qué bueno que existan estos concursos porque así nos acercamos a esta parte de la ciencia que no está explorada”.

A sus 20 años dice que ganar y convivir con otros concursantes de todo el país y también extranjeros es una experiencia única. En este sentido, invita a los jóvenes a participar porque el concurso les abre las puertas de otros lugares, además de descubrir qué les gusta y conocerse más a sí mismos.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.