Home » Arte

Fiquis , la mirada de Fernando Lobo a la telesociedad mexicana

Publicado por shinji_nerv el Viernes, 3 junio 2016
Sin Comentarios


Lilia TORRENTERA G. Parte 1

Oaxaca, Morbo, maquiavelas manipulaciones de la mente, distorsiones estéticas de la realidad, filosofía y teoría de lo que eres y no serás, cirugías pláticas a pasto y sexismo cabrón,y todo a través de  las pantallas es parte de lo que ofrecerá Fernando Lobo en la presentación de su novela “Friquis”, la tarde de este viernes caótico  en el Foro El Huaje de la Proveedoras Escolar.

fernadolobo5 Escucharlo en vivo  será excitante cuando  narre sobre el episodio de  las  musas inspiradoras que  a la generación que representa, la hizo  “se hizo venirse” con el cine de ficheras de cuerpos esculturales, sin silicona ni botox y que contratan en mucho, con su protagonista de la novela,   Tania Monroy,  molde contemporáneo  de las presentadoras televisivas, esculpidas a fuerza de bisturí.

Lobo,  confiesa que fue “buleado” por sus colegas escritores cuando tomó  en su novela Friquis el  tema  del “chisme rosa tan obvio y naco”   en los contenidos televisivos que “apendejan a la gente”, ya sea  por la mañana, por la tarde y  en especial, los fines de semana.

Le llevo al menos cuatro años terminar Friquis,  en un ardua investigación de campo que significó insomnios,  muy de la tercera edad para  chutarse las barras programáticas de la televisión abierta y de paga,  hasta infomerciales de fajas mágica para hacer cinturas a la Ninel Conde, le sirvieron  de inspiración para narrar con el lenguaje preciso y conciso la trama borrascosa de cada uno de sus personajes que de ficción, digamos, tienen el nombre.

En entrevista con Ciudadanía Express Fernando Lobo, da luces de  las “teleaventuras” aderezadas de ignorancia y manipulación de las masas  a las que llevará a la y al lector de Friquis, su novela  lanzada  bajo el sello editorial de Almadia.

Pantalla mata teoría

Fernando Lobo describe el proceso que lo llevó a lucubrar esta novela de 205 páginas netas, en la que hace gala  del argot y comportamiento televisivo  “a cuadro” y que describe  a través de sus personajes cómo el veneno televisivo de sometimiento se disoersa hacia una sociedad nacional a l adicta a modas vivenciales para construir su realidad de ficción

 

“Documentarme  en la realidad.  Dos años enteros sin parar viendo televisión y que gracias al apagón analógico ya no veo más, además de los infomerciales  en la madrugada que son una pieza maestra de la televisión que merecen novela aparte. Todo ello lo empate con  una serie de teóricos, algo de marxismo y así  pasar desde lo  más vulgar a lo más estrictamente teórico. Fue un doble juego, para llegar a la realidad a la que me estoy apegando en la novela y acércame a la realidad mexicana que cada vez está siendo más absurda y grotesca.”

 

Lobo también  saca a relucir los más oscuros placeres de las masas  que dejan pasar su existencia  frente televisión  y que se ha expandido a la eterna innovación de  nuevos aparatos electrónicos de pantalas que te llevan al nuevo paraíso del ego en  las redes sociales.

“Estamos viviendo en la egolatría, ver violencia,  belleza física, sexo. Eso se vivió desde los griegos-  La vida como espectáculo con morbo y tragedia; disfrutar con el sufrimiento ajeno. Cadáveres con  litros de sangre tirada. En lo más contemporáneo esto se lleva al celular a la tableta, con el Facebook y el Twitter.

La cita 18:00 horas no cover

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.