Home » Cultura

Conmemoran la vida y obra de la pianista Angélica Morales

Publicado por Naked snake el Domingo, 12 junio 2016
Sin Comentarios


Oaxaca.-Con una participación histórica de 49 jóvenes intérpretes, el Concurso Nacional de Piano Angélica Morales-Yamaha celebra este mes su octava edición, consolidándose como uno de los más importantes en el país, el cual ha brindado a muchos jóvenes mexicanos una plataforma privilegiada para el inicio de carreras internacionales.

El jurado está conformado por renombrados pianistas de amplia trayectoria, quienes con su vasta experiencia aportarán diferentes visiones: Guadalupe Parrondo y Héctor Rojas, ambos concertistas de Bellas Artes; el italiano Paolo Mello; el venezolano Kristhyan Benitez, y Fernando García Torres, impulsor de la primera edición del concurso en 1995 y presidente del jurado.

Concierto de piano 1Con dos décadas de historia, suman 230 los participantes en las siete ediciones previas del certamen. Desde su tercera edición, Yamaha de México provee los instrumentos con los que se lleva a cabo la prueba y entrega al ganador un piano.

La primera eliminatoria tuvo lugar entre el 6 y 8 de junio, de las 9:30 a las 18:00 horas, en la Sala Angélica Morales de la Escuela Superior de Música del INBA. Los seleccionados pasarán a la segunda eliminatoria: el 10 y 11 de junio, en la misma sede.

El viernes 17 de junio se celebrará, de las 10:00 a las 18:00 horas, la semifinal en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes. La final será el viernes 24 de junio a las 20:00 horas en la Sala Principal del recinto de mármol. Los concursantes estarán acompañados por la Orquesta Sinfónica Nacional, bajo la batuta del director huésped José Arturo González. Por primera vez, la final de la competencia será transmitida en la pantalla gigante colocada a un costado del Palacio de Bellas Artes y vía streaming.

Asimismo, el ganador tiene garantizada su participación como solista con una o varias orquestas, entre ellas la Sinfónica Nacional, la Escuela Carlos Chávez y la Sinfónica de Aguascalientes, así como la Camerata de Coahuila, además de su inclusión en el festival En blanco & negro que organiza el Centro Nacional de las Artes (CENART). También ofrecerá un recital en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes y/o en el Museo Nacional de Arte, y recibirá un premio económico de cien mil pesos y un piano Yamaha modelo CX2PE.

El segundo lugar obtendrá 75 mil pesos y el tercer lugar 50 mil. De igual forma, se reconocerá con un premio de 15 mil pesos a cada uno de los dos concursantes que realicen las mejores interpretaciones de la obra mexicana y de la pieza de Bach establecidas como obligatorias en la convocatoria. Todos ellos participarán en la gala de finalistas del Concurso en el Cenart.

También en el marco de este aniversario luctuoso, el pianista y miembro del jurado Kristhyan Benitez ofrecerá un recital el domingo 12 de junio a las 13:30 horas en el Auditorio Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes.

Por su parte, el ganador de la sexta edición del concurso, Ricardo Ali Álvarez, se presentará el domingo 19 a las 13:30 horas en el mismo auditorio, mientras que en agosto próximo se llevará a cabo una sesión de escucha guiada con grabaciones de Angélica Morales al piano, conducidas por Fernando García Torres y Lázaro Azar en el Aula Magna José Vasconcelos del Cenart.

De igual forma, el Centro Nacional de las Artes y el Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información Musical Carlos Chávez (Cenidim), del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), inaugurarán el próximo 15 de junio la exposición Angélica Morales von Sauer. Notas y memorias al piano, que permanecerá abierta al público hasta el próximo 7 de agosto, en un horario de martes a domingo, de 10:00 a 18:00 horas, con entrada libre.

La muestra, que se exhibirá en la Galería Juan Soriano del CENART, recorrerá la vida personal de la artista, sus estudios, trayectoria profesional y docente, a través de fotografías, documentos inéditos, partituras, grabaciones y algunos objetos personales, todos ellos en comunicación con el contexto histórico y cultural de la época que comprende los años 1862 a 1996.

En la exposición se presentarán por primera vez los documentos que forman parte del “Fondo Angélica Morales”, conformado por correspondencia personal, administrativa y jurídica, diplomas, reconocimientos, recortes de prensa, programas de mano, invitaciones, carteles, fotografías personales y familiares, negativos, libros, partituras, cintas de carrete abierto, entre otros materiales. Este acervo es parte de los fondos documentales del Cenidim y está resguardado por la Biblioteca de las Artes del CENART.

Otra de las actividades en conmemoración –y con la colaboración de la Fonoteca Nacional- será la edición de un álbum de cuatro discos compactos con grabaciones emblemáticas de la pianista mexicana que se pondrá por primera vez a disposición del público en este formato y a las cuales no se les había rendido honor suficiente, siendo comparables a las de los más reconocidos pianistas de su generación.

Los discos reúnen obras de compositores universales que fueron fundamentales en la trayectoria de Angélica Morales: Bach (Variaciones Goldberg y Minuetos extractados del Cuaderno de Ana Magdalena Bach), Liszt (Vals Mefisto y Rapsodia Española); Beethoven (Variaciones sobre un tema de la Eroica y las sonatas Les Adieux y Hammerklavier), Schumann (Toccata y Carnaval) y Brahms (Segundo Concierto) entre otros.

Angélica Morales tuvo su primera instrucción al piano a la edad de siete años. Tomó clases con Miguel Cortázar, quien la impulsó y apoyó al inicio de su carrera. A los diez años ingresó en la Hoschule für Musik de Berlín y en 1924, con solo 13 años, debutó como solista de la Filarmónica de Berlín y en 1925 lo hizo en la Salle Gaveau de París.

Durante los años posteriores estudió con grandes pianistas como Josef Hofmann y Josef Lhevine. Se casó con Emil von Sauer, discípulo de Liszt, con quien procreó dos hijos. A raíz de la muerte de su esposo se dedicó a dar clases, entre las que destaca el Curso de Perfeccionamiento Pianístico que lleva su nombre. La importancia de Angélica Morales ha superado las fronteras del tiempo; dedicó su vida al estudio y a la disciplina, a pesar de los momentos históricos que la alcanzaban: la Revolución Mexicana, la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial.

El Cenart está ubicado en Río Churubusco 79, esq. Calzada de Tlalpan, Col. Country Club, entre las estaciones del Metro Ermita y General Anaya.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.