Home » Reflexión

“La especulación no debe rebasar a la planeación”: Teresa Franco

Publicado por Naked snake el Miércoles, 22 junio 2016
Sin Comentarios


Oaxaca.-Al plantear los ejes a debatir en el encuentro de reflexión que se realizó en el Castillo de Chapultepec, sede del Museo Nacional de Historia, Teresa Franco, directora general del INAH, fue enfática al manifestar que “no puede permitirse que la especulación rebase a la planeación” en lo que respecta a generar espacios que más allá de la ganancia, ponderen los derechos humanos y culturales de la sociedad mexicana.

El INAH —dijo— tiene la gran responsabilidad de “ir detrás” de muchos de estos proyectos de los desarrolladores, de dialogar, convencer y ejercer la autoridad que se le tiene conferida, para acotar lo que a veces puede suponer un detrimento de los espacios urbanos históricos, que son los más atractivos para las inversiones privadas y públicas.

inahEn la mesa redonda, en la que se abordaron los antecedentes de una situación que a nivel mundial se ha acrecentado en los últimos 25 años, y participaron Gustavo Araoz, presidente del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS); Nuria Sanz, representante de la Oficina de la UNESCO en México; Ernesto Becerril, secretario del ICOMOS Mexicano, y Raúl Delgado Lamas, director general de Sitios y Monumentos de la Secretaría de Cultura, la directora general del INAH expresó que “debemos saber leer de centro a periferia y viceversa, e interpretar los saldos positivos o negativos de intervenciones recientes”.

Es aquí en donde los argumentos técnico-académicos deben tener un peso específico, toda vez que se sustentan en instrumentos normativos de carácter internacional, como la Recomendación sobre el Paisaje Urbano Histórico (2011), emanada en el seno de la UNESCO, que advierte de la fragmentación y el deterioro urbano por el desarrollo urbano rápido e incontrolado de las zonas urbanas y su entorno.

Teresa Franco explicó que la “necedad” de la que en ocasiones se acusa al INAH, parte en realidad de “argumentos reiterados que tienen un fondo, es por ello que no sólo son una oposición de principios, sino un compendio de saberes”. De ahí que también debe valorarse la participación de la sociedad civil en la toma de decisiones que le afectan de forma directa.

“En el país, cada vez más, bajo denominaciones distintas, se van agrupando actores con capacidad de acción para defender planteamientos diversos. La obligación del INAH es tener la mejor fundamentación y ser capaz de difundirla, la sociedad puede estar al frente de una defensa del patrimonio cuando sabe de qué se trata.

“El reto es enorme, el encuentro que hoy tenemos no se limita a compartir experiencias nacionales e internacionales, se trata también de saber leer los intereses de una sociedad que propone cambios, defiende tradiciones o quiere una transformación del espacio que no rompa con su identidad comunitaria. Si no logramos hacer valer los altos planteamientos que tenemos para la defensa de estos espacios urbanos históricos, habremos fallado en la labor”, advirtió la titular del INAH.

Francisco López Morales, director de Patrimonio Mundial del INAH, rememoró el “grito de alerta” que el historiador Silvio Zavala pronunció en su libro En defensa del Paseo de la Reforma (1993), cuando ya varios edificios habían rebasado la visual que por mucho tiempo dominó el Ángel de la Independencia.

Lo mismo que Zavala —continuó—, el arquitecto Enrique del Moral mostró su preocupación por el devenir de lo que llamaba “ambientes urbanistas”, en los que “la alteración de uno solo de los elementos constitutivos de un conjunto monumental rompe el encanto, la armonía y el equilibrio existentes. La inserción de una unidad nueva discordante, deja invalidados al resto de los elementos integrantes del conjunto”.

López Morales hizo hincapié que el origen del llamado Memorándum de Viena sobre el Patrimonio Mundial y la Arquitectura Contemporánea (2005) —que también aborda la gestión del paisaje urbano—, fue la polémica que se dio en torno al posible retiro de esa ciudad europea de la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO, justo por un proyecto arquitectónico que afectaba la visual de su casco histórico.

Sobre esa misma temática se expresó Jorge Sánchez-Cordero, miembro del Consejo de Gobierno del Instituto Internacional para la Unificación del Derecho Privado (UNIDROIT). El reconocido jurista destacó que el monumento es vector de una significación cultural, “asegura el testimonio del pasado para el futuro”, de modo que “existen tantos patrimonios culturales, cuantos territorios existan. Éste (el patrimonio cultural) existe por la apropiación que de él hace la comunidad, y por su transmisión”.

¿Cuál es el proceso evolutivo del paisaje?, cuestionó, “el entorno del monumento se evaluaba, hasta épocas recientes, en la medida en la que constituía una dependencia visual y estética del monumento. La nueva percepción, empero, inscribe al contexto, a su entorno, a su zona de interés cultural, y en lo sucesivo, en las estrategias de proyectos urbanos para convertirse en un vector de reflexión para un desarrollo sostenido del entorno.

“En nuestra legislación, las zonas culturales deben reconceptualizarse como zonas de protección ya que delimitan un perímetro de intervención indispensable en la protección del monumento y deben de inhibir la emergencia de elementos visuales nocivos. Todo proyecto urbano debe considerar las perspectivas monumentales que concierne el acceso a los monumentos y a su salvaguardia”.

Por lo tanto —subrayó— “debe rechazarse todo aquel proyecto que pretenda alterar el carácter histórico intrínseco del monumento y la viabilidad de su lectura histórica”.

Gustavo Araoz, presidente del ICOMOS, sostuvo que los paisajes culturales y las ciudades cambian constantemente por lo que no se debe tratar de congelarlos, sino aprender de los cambios, sin dejar de proteger y respetar la arquitectura.

La representante de la Oficina de la UNESCO en México, Nuria Sanz, indicó que el mercado y el patrimonio nunca han sido buenos amigos y se tiene que reaccionar con mayor celeridad porque hay más de mil lugares Patrimonio Mundial que están en riesgo a causa de los desarrollos urbanos de la vida contemporánea.

Raúl Delgado Lamas, director general de Sitios y Monumentos de la Secretaría de Cultura, coincidió en que el patrimonio cultural se ve afectado por el desarrollo económico, y puso como ejemplo la transformación de Paseo de la Reforma en los últimos 16 años, derivada de proyectos inmobiliarios.

Teresa Franco, directora general del INAH, anunció que se creará un micrositio en el que se incluirán las ponencias de los participantes de esta mesa redonda sobre la integridad y la autenticidad de los paisajes urbanos históricos, así como de las convenciones que hacen referencia a estos conceptos.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.