Home » Arte

Gabino Cué y su Secretario de Cultura, olvidan aniversario luctuoso de Rufino Tamayo

Publicado por shinji_nerv el Viernes, 24 junio 2016
Sin Comentarios


Lilia TORRENTERA G.

Oaxaca, México.-Hoy entre el lamentable olvido del gobierno de Oaxaca,  que encabeza Gabino Cué Monteagudo  y la ignorancia cada vez más grotesca de quien se hace pasar como intelectual, Alonso Aguilar Origuelam  secretario de las Culturas y Artes de Oaxaca, la grandiosidad del pintor Rufino Tamayo no mereció mención alguna en su tierra natal, Oaxaca en el 25 aniversario de su fallecimiento.

Cortesía Museo Tamayo / Conaculta Pintó más de mil 300 óleos, entre los que se encuentran los 20 retratos de su esposa Olga, con quien estuvo casado durante 57 años; realizó 465 obras gráficas, como litografías y mixografías, 350 dibujos, 20 murales, así como un vitral.

Cortesía Museo Tamayo / Conaculta
Pintó más de mil 300 óleos, entre los que se encuentran los 20 retratos de su esposa Olga, con quien estuvo casado durante 57 años; realizó 465 obras gráficas, como litografías y mixografías, 350 dibujos, 20 murales, así como un vitral.

A nivel  nacional, se  realizó una semana de  actividades culturales por parte del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) como  exposiciones, conferencias, talleres y la apertura de una sala  en el Museo Rufino Tamayo para exhibir  permanentemente la obra del oaxaqueño cuya obra  ese cotiza en millones de dólares en  las mejores casas subastadoras del mundo.

Aqui  nada.

El reponsable de “la política cultural” del gobierno estatal,  muestra una vez más su incapacidad a lo que para su supina actuación en el cargo, no le reditúe ganancias.

Dedicado a “administrar” los 33 millones de pesos que envía la Federación  para apoyar proyectos culturales para el beneficio  de la ciudadanía, Aguilar Orihuela y su equipo de colaboradores se han dado a la tarea de repartir y beneficiarse de este erario público de manera discrecional con   sus grupos de lisonjeros.

Poco importa entonces recordar a Rufino Tamayo.

De las graves equivocaciones que el gobernador Gabino Cué Monteagudo cometió en su gobierno, habrá que atribuirle su desdén por la cultura.

Primero,  cuando dejó en el cargo a Andrés Webster Henestrosa , herencia de Ulises Ruiz Ortiz, luego con más de un año de dejar sin titular a la SECULTA,  después con un nulo apoyo financiero para que Francisco Martínez Neri  hicera un último intento de enderezar el rumbo de la podrida dependencia y por último,  el nombramiento de un recomendado que además de  ignorante,  despóta e incapaz, lo pone a cada rato en rídiculo con su declaraciones, programas y omisiones.

La política de mantener contenta a la comunidad  artística “organica”, (esa que vive de  becas, proyectos  y “paros monetario” de Aguilar Orihuela) ha constado muy caro  todos y todas quienes conforman la  diversidad cultural de Oaxaca,  en especial a  las comunidades indígenas y pueblos afromexicanos, a los que este gobierno no les  cumplió  acceder a su derecho a la cultura.

Con Aguilar Orihuela todos los programas que olieran a  comunitario, fueron desaparecidos, como los Nidos de Música, por ejemplo.

Entonces, que podría espera Rufino Tamayo, siendo indio  mixteco.

Millones de pesos  ha dado el gobierno estatal al Grupo Milenio para la impresión de libros, muchos de ellos, de poca valía y menos  con contenidos culturales o artístico, que no sean de  la elite gobiernista, por supuesto.

Pero para Rufino Tamayo  ni un catálogo o  edición especial que diera cuenta de su arte para conocimiento de las nuevas generaciones.

Por cierto, Aguilar Orihuela favoreció esas tajadas millonarias a Milenio pues se debe recordar que le sirvió como su corresponsal,  irónicamente en temas de cultura, pero sobre todo vendiendo entrevistas cuando se le arrimó maliciosamente al pintor Francisco Toledo para que le diera chamba.

Si un grande del arte contemporáneo en el mundo, como Rufino Tamayo no mereció  mención alguna, imagínen el grado de igorancia y desprecio que  en el  presente sexenio se le dió  a la cultura, al arte y a la misma sociedad oaxaqueña.

Para Rufino Tamayo  no hubo ningún homenaje digno en su Oaxaca.

Sí a quienes ensalzan  a Oaxaca con su arte y sus aportaciones culturales se les ignora con tal autoritarismo por quienes ostentan un cargo público,  desde el gobernador, sus funcionarios y en grado superlativo, por Aguilar Orihuela,  nada  más  puede esperar entonces, el pueblo oaxaqueño, entre los que cuentan familiares de las ocho personas fallecidas por la  brutalidad policíaca el pasado 19 de junio.

 

 

 

 

 

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.