Home » Deporte

Columna 171/ Crónicas Beisboleras

Publicado por Naked snake el Lunes, 18 julio 2016
Sin Comentarios


Por Jaime Palau Ranz
Recuerdo al Almirante.
Oaxaca.-Nadie sabe cómo nació ese sobrenombre exactamente, seguramente es por su origen, nació en el puerto de Ciudad del Carmen, Campeche, me refiero a Nelson Barrera Romellón, un extraordinario bateador, de poder y muy oportuno, líder en cuadrangulares en la historia, tuvo tiempo de superar al gran Superman de Chihuahua, Héctor Espino, solo dos jonrones hay de diferencia, suficientes para ser el mejor, cuando se anunció a finales de 1995 que llegaría el béisbol profesional a Oaxaca gracias a la adquisición de los Charros de Jalisco, ilusionó a los cientos, quizás miles de fanáticos que había en esta capital, a principios de 1996 se anuncia las primeras contrataciones y refuerzos del equipo, un nombre sobresalía sobre todos lo demás, Nelson Barrera.
nelson barreraNo era un secreto que habían pasado sus mejores años, sin embargo el deseo de superar algunas marcas históricas lo hizo tomar el aire suficiente para echarse al equipo al hombro, no es lo mismo estar en un equipo plagado de estrellas y en su mejor momento como es los Diablos Rojos del México, que llegar a uno como Guerreros de Oaxaca, completamente nuevo donde eres el hombre franquicia, el gran líder, el ejemplo, bueno, estoy seguro que ese veinte no le cayó nunca, tenía una enorme habilidad para batear, aplomo para destrozar a un lanzador enemigo en los momentos importantes, les ganaba la partida mental con esa naturalidad e instinto, solo que eso es muy diferente a saber enseñar, a transmitir conocimientos a los muchachos empezando con el ejemplo dentro y fuera del terreno de juego, finalmente eso no es un pecado, el hacía su trabajo y lo hacía muy bien, cargaba con el peso a la ofensiva del equipo, no tenía la obligación de ser maestro o saber hacer de todo, suficiente para muchos jugadores compañeros de profesión fue verlo resolver con serenidad un enfrentamiento a la hora cero y producir carreras importantes para ganar partidos, por eso llegó a ser el gran ídolo.
Este recuerdo del gran Almirante es porque en esta semana se cumplen 14 años de su inesperada desaparición, un 14 de julio de 2002, queriendo conectar una antena en la azotea de su casa en San Francisco de Campeche, roza unos cables y sufre una descarga de corriente eléctrica que terminó con su vida, ya su carrera como jugador profesional había terminado, mas no así la de la vida, tenía una esposa e hijos que aun requerían de su apoyo y sostén, tenía algunas pláticas por ofrecer en escuelas o algunas clínicas por dar con técnicas de bateo, pero así sucedió y muy joven inició su leyenda, aún continua el recuerdo en de sus hazañas en la mente de los aficionados que tuvieron la fortuna de verlo, descanse en paz.
Un reflejo de la situación.
Para nadie es un secreto que las cosas en Oaxaca están complicadas, hay desabasto, vías de comunicación bloqueadas, inseguridad, falta de valores en los ciudadanos, discusiones y pugnas en las calles por miembros de los sindicatos de la construcción que pelean al no ponerse de acuerdo o amenazan con parar la poca obra que hay aún existente, esto termina por afectarnos a todos, la desilusión en los rostros de la gente es evidente, los comentarios son de hartazgo pero también de conformidad, lo ves en las tribunas del estadio Licenciado Eduardo Vasconcelos, se nota en el calentamiento de los peloteros antes de cada juego, no hay chispa, no hay alegría, no hay ánimo, contrasta con la práctica de los visitantes, es imposible no notarlo, adicionalmente durante los juegos se pierden constantemente ventajas, se cometen algunos errores mentales o de falta de concentración y el desánimo no permite una reacción para regresar y vencer a los contrarios.
Es terrible ver a los trabajadores del estadio en la misma actitud, al encargado de prender la pistola radar se le olvida y tiene que correr ya empezado el juego a hacerlo para que aparezca en la pantalla a cuantas millas por hora está lanzando el pitcher, también es común ver que aparezca en pantalla información errónea de los jugadores, por ejemplo dar la información del bateador en turno y que dos tengan la misma posición, lo cual es imposible, van dos semanas seguidas con las mismas anomalías y aunque se les ha recalcado a los trabajadores nadie se hace responsable y como si no importara, he visto discusiones en la tribuna debido a esa situación ya que ha coincidido repetidamente que la quiniela se gana gracias a una anotación de carrera de algún jugador cuya información en pantalla es errónea, el que cobra ya no quiere devolver el dinero de la quiniela y el que debía haber ganado por tener la posición correcta del que timbra la carrera, ya no puede cobrar.
Durante el juego del jueves 14 de julio entre Rieleros y Guerreros sucedió algo parecido, apertura de la primera entrada, hombre en primera y segunda de los visitantes, dos outs, la cuenta del bateador era dos bolas y dos strikes, en la pantalla del estadio apareció 3 y 1, el siguiente lanzamiento fue malo, lo que llevaba la cuenta real del bateador a llena, solo que los corredores, llevados por la pantalla, salen caminando con toda tranquilidad a la siguiente almohadilla pensando que se había otorgado la base por bolas, por supuesto que el receptor tiró a tercera y fue tocado el corredor con toda tranquilidad, fue inútil su alegato señalando a la pantalla, la cuenta que es válida es la del ampáyer principal y todos deben estar atentos, sin embargo tenía también razón, la desconcentración de quien está en los controles de la pantalla es evidente.
Otro detalle que llama la atención es el volumen del sonido ambiente, es muy elevado y debería ser disminuido antes del lanzamiento del pitcher, solo que muchas veces se baja justo al momento de hacer el disparo o incluso posterior al mismo, el poner música a todo volumen es común sobre todo cuando el equipo local está bateando, ayuda en teoría a desconcentrar al lanzador rival, no necesariamente es cierto, lo que si no debería pasar es mantenerlo durante el lanzamiento, por otro lado, en fechas recientes, empezaron a captar con las cámaras del estadio a personas en la tribuna mostrándolas en las pantallas con alguna música alusiva, eso me parece bastante ingenioso y es agradecido por el público ya que no se toma a mal, saludan a la cámara y se divierten, el problema que veo es que lo hacen entre lanzamientos mientras el equipo local está a la defensiva y muchas veces mantienen la música a alto nivel cuando el lanzador de Guerreros ya está en acción, nuevamente la misma situación descrita, no solo está mal mantener el sonido distractor para el lanzador mientras trabaja, sino que adicionalmente se le aplica al equipo local, todo esto no es más que un reflejo de la situación que estamos viviendo, todos estamos distraídos, esperemos termine pronto.
Si desea contactarme favor escribir a jpr.cronicas@gmail.com
Facebook: Jaime Rafael Palau Ranz

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.