Home » Reflexión

la Columna Rota/ Huérfanos, el daño colateral de la violencia feminicida

Publicado por Naked snake el Viernes, 23 septiembre 2016
Sin Comentarios


Por Frida Guerrera

Oaxaca.-Cuando somos niños, la vida pasa tan ligera que lo único que nos angustia es perder un lápiz, no haber hecho la tarea o contestarles mal a nuestros padres, mejor aun cuando eres bebé solo lloras para que te den de comer, te cambien y mamá y papá te sonrían…

“La muerte es una situación de gran dolor para una familia. En términos generales nos torna vulnerables, quiebra proyectos de vida y nos obliga a una reestructuración profunda.

Con la idea de “proteger” al niño de la impresión de la muerte, los padres (o los adultos, que se quedan a cargo) recurren a distintos comportamientos. Muchas personas usan metáforas para explicar la muerte (“el papá está durmiendo para siempre”), y la mayoría evita expresar sus sentimientos de dolor en frente de los niños. Una de las conductas más recurridas es la de excluirlos de los ritos fúnebres.

Columna niñez 22 de septiembre 2016Algunas de estas conductas se explican bajo la premisa que los niños “no se dan cuenta” o bien “no entenderán” si se les habla de la muerte”

Dra. Pamela Rojas G., Médico Familiar

Desde el día que iniciamos la visualización diaria de los feminicidios 2016, en México, nos hemos encontrado con un fuerte problema, la mayoría de los medios que abordan los feminicidios de mujeres, no dan un seguimiento a la historia detrás de ellas, por lo cual ha sido un tanto difícil llevar el registro de los pequeños que quedan huérfanos, porque mamá fue asesinada por papá, y él o está purgando una condena en la cárcel que es lo ideal, o está prófugo, o decidió suicidarse.

Entonces los pequeños se quedan de pronto sin quienes se supondrían les darían cobijo, amor, cuidados; La mayoría de estos niños y niñas, no alcanzan a entender, qué sucedió, los niños de entre 0 a 2 años: Desconocen el concepto de muerte, sin embargo, perciben la ausencia de su padre o madre.

Verónica Guadalupe Robledo Pérez, tenía 27 años, fue asesinada el 9 de septiembre de 2016, en el Estado de Chiapas. El presunto feminicida ya está detenido, sin embargo, los padres y el esposo de Verónica, temen que pueda ser liberado, ya que “Erick”, trabaja en el Gobierno del Estado, hoy 2 pequeños de 1 año y 1 año y medio, perciben que mamá, no está.

Devani Carolina Montelongo Mendoza, de 22 años, fue asesinada por su pareja Ernesto Leobardo Robledo, y padre de su hija de dos años, el 20 de julio de 2016 en el Estado de Monterrey, la pequeña fue tomada como rehén por su padre, tiempo después fue detenido, la pequeña sabe que mamá no está y que papá intento lastimarla también a ella.

Teresa de Jesús Rodríguez, fue asesinada por Julio César su esposo y padre de sus dos hijas, el pasado 22 de junio de 2016, en el Estado de México, las menores de 14 y 2 años de edad fueron heridas por su padre al momento de la agresión una de las pequeñas tiene 2 años, y sigue esperando los brazos de su mami. Su padre fue detenido.

De 3 a 5 años: Apoyados en su pensamiento mágico y egocéntrico ven a la muerte como temporal y reversible, similar a dormir. Y piensan entonces que mamá regresará pronto.

Dulce Paola de La Rosa, de 25 años, fue asesinada el 1 de septiembre de 2016, en Culiacán, Sinaloa, por su ex pareja Cesar Fernando, el maltrato al que era sometida fue por varios años, ante el miedo no lo denunció, Dulce decidió entonces dejarlo, tenía un trabajo con el cual mantenía a sus tres pequeños 2 de 3 años (gemelos) y 1 de 6 años, hoy los pequeños están con la familia de su mamá, esperando tal vez a que ella regrese pronto.

Francisca Janeth Fraire Lozano, de 32 años fue asesinada el 24 de mayo de 2016, en Monterrey, por su pareja José Martín Mata, quien se suicidó después, el pequeño de 5 años hijo de Janeth, fue testigo de los hechos, y fue traslado al DIF del municipio de Zuazua. El pequeño también está en espera de que mamá pueda regresar.

Carolina Hernández Sánchez, de 26 años, fue desaparecida y posteriormente asesinada el 19 de marzo de 2016, en el Estado de México, por su supuesto novio, José Guadalupe Villeda Ruíz, quien ya fue detenido; Carolina dejo a dos pequeñas solas con su abuelo que se encuentra enfermo, una de las pequeñas tiene 5 años, y hasta el momento, no entiende qué le pasó a su mamá.

De 6 a 8 años: La muerte se interpreta como un castigo, es como un “personaje” que te atrapa. En este sentido, logran identificarla como un hecho irreversible pero no universal.

4 de febrero de 2014, En Guerrero la tibieza de la noche envolvía el apartamento de Patricia Orizaba Ruiz e Israel Chimal Gallardo, ambos eran médicos su pequeña hija quien entonces tenía 6 años, no imaginaba lo que iba a suceder.

Por la noche papá y mamá iniciaron una discusión, discusiones que los pequeños que se sienten seguros en casa, jamás entienden, pocas veces volteamos a ver, a entender que, frente a nuestras guerras sentimentales, están quienes también están siendo violentados por el hecho de presenciar, gritos, golpes, y hasta asesinatos.

La pequeña hija de Patricia lo vivió esa noche, su inocencia no alcanzaba a entender qué sucedía, la niña ya se encontraba en su habitación, cuando escuchó los gritos, rápidamente fue al dormitorio de sus padres y vio a su mami que estaba siendo lastimada por su papá, Patricia aún estaba con vida, le pidió a la pequeña que pidiera ayuda a sus vecinos, la niña bajó a tocar la puerta de sus vecinos, quienes acudieron a tratar de auxiliar a Patricia. La policía, llegó ante el llamado de otras personas quienes solicitaron su presencia, la nena fue reguardada en el apartamento de sus vecinos.

La pequeña no entendía que su papito le hubiera hecho daño a su mami, a la mujer que siempre la protegió.

El feminicida fue encontrado con el torso desnudo y con manchas de sangre, el mismo señaló a los policías que había asesinado a Patricia.

El inculpado fue detenido en el momento y se encuentra en el CERESO de Acapulco, el proceso penal por el feminicidio, bajo la causa penal 23/2014-1, se encuentra en desarrollo. Y sí, como en otros casos, aun no le han dictado sentencia.

Desde este espacio y de manera muy escueta tenemos contabilizados aproximadamente 100 pequeños que se han quedado en la orfandad solo en 2016, muchos se quedan en manos de los abuelos maternos, como sucedió con la hija de Patricia, quien desde entonces y a la fecha sigue tomando terapia psicológica.

Otros más al resguardo de los diferentes estados, otros tantos solos, podría contarle muchos más casos, sin embargo, el tema hoy es por qué dejamos invisibles a los pequeños, ante esta y otras muchas situaciones, pensando que los niños y niñas no entienden lo que pasa, o qué en algún momento lo entenderán.

Líneas arriba le expongo el impacto de la muerte en pequeños menores de seis años, pero también los hay de 10, 12, 14, 17. Que sufren por la ausencia de sus madres, para ellos la muerte es percibida de esta manera; 9 a 12 años: Se adquiere la concepción adulta de la muerte; final, irreversible y universal. Pese a que comprenden el proceso biológico de la muerte, la viven como un hecho lejano para ellos y como un castigo por malos comportamientos.
13 a 18 años: Pese a que perciben a la muerte como más cercana, se enganchan con actividades de alto riesgo adoptando una actitud “inmortal”.

Debemos tener claro que los niños y niñas sienten, que son humanos, que también sufren, y que muchas veces los adultos egocéntricos nos centramos en nuestro dolor, ¿pero y ellos, ellas?, ¿por qué seguimos catalogándolos como quienes en algún momento entenderán, nuestras pelas, nuestros divorcios, nuestras ausencias, nuestros asesinatos.?

Se habla mucho del interés superior del niño, se habla de salvaguardar su integridad física y emocional, pero como dirían muchas abogadas con quien hemos platicado, todo es demagogia, no existe tal protección para nuestra niñez.

Así que la próxima vez que levante la voz, que le levanten la mano, que griten, que haya golpes, voltee a ver a quienes se convierten en los daños colaterales y padecen la violencia con la misma magnitud… porque también ellos están siendo violentados.

Mi mami no está; no sé a qué hora va a regresar

Septiembre 2016

Fuente: http://medicinafamiliar.uc.cl/html/articulos/040.html

@FridaGuerrera

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.