Home » Reflexión

La columna Rota/La Saña, distintivo de la violencia feminicida

Publicado por Naked snake el Viernes, 30 septiembre 2016
Sin Comentarios


Por Frida Guerrera

“Somos seres de perversidad inmensa cada uno de nostros; villanos para quienes no existe más Dios que sus deseos, más leyes que los límites de su resistencia, más cuidados que sus placeres; sin principios, desenfrenados, disolutos, ateos. Indudablemente existen muy pocos excesos que no cometamos.”

― Marqués de Sade

 Oaxaca.-El embarazo es sin duda una de las mejores épocas en la vida, sentirse conectada con el ser que vive por nosotras, que late al ritmo del corazón, te hace sentir diferente, protegida, mágica, especial.

Una mujer embarazada simboliza la vida, lo sagrado, todos, buenos, malos, hemos nacido exactamente así, ¿entonces qué implica que una mujer embarazada sea asesinada?

Muchos casos en Puebla, México, nos han mostrado que la mayoría de los feminicidas las matan por temor a que el secreto sea revelado, ya sea porque estaban casados y querían evitar que sus esposas los descubrieran o simplemente porque les estorbaban para sus planes futuros.

Samaí Alejandra Márquez Salgado, la chica de 25 años embarazada de dos meses asesinada por su novio, en febrero de 2016.

Paulina Camargo, de 19 años (Puebla), tenía un embarazo de 18 semanas, y fue asesinada por su novio José María Sosa Álvarez, en agosto de 2015, José María arrojó los restos a la basura porque no quiso asumir su responsabilidad como padre.

 adrianaComo estos dos terribles #Feminicidios puedo exponerle otros tantos. Sin embargo, por si pasó desapercibida para usted le hago saber lo siguiente

El pasado 26 de septiembre de 2016, vi un video que me estremeció, el cuerpo de una mujer embarazada casi por dar a luz, arrojada a un río de aguas negras después de al parecer ser violada y asesinada, la grabación muestra el cuerpo de una joven mujer que hasta el momento no ha sido identificada, siendo arrastrado por la corriente, lamentablemente quien la saca a flote es su notorio embarazo, la escena es dolorosa, no hay adjetivo que le dé nombre a este hecho. El terrible feminicidio se descubrió en Otzolotepec, en el Estado de México, aquí la nota; http://afondoedomex.com/valle-de-toluca/feminicidio-180-asesinan-a-joven-embarazada-y-la-arrojan-a-un-rio/

 

No sé por qué la mayoría de las veces que hablo con hombres, respecto a los feminicidios que se dan en el Estado Fallido en que se ha convertido México, argumentan qué seguramente ellas se lo buscaron, que seguro andaban en malos pasos, o que fueron infieles, andaban de busconas, o simplemente, “a los hombres también los matan”, y sí, también los matan, pero la mayoría de los hombres que han sido asesinados no son asesinados por sus parejas, si acaso durante este tiempo, habré encontrado dos casos en el país, consultando las estadísticas nacionales publicadas el 25 de noviembre de 2015, me llamó la atención lo siguiente, tomado del documento

“LA SAÑA, DISTINTIVO DE LA VIOLENCIA FEMINICIDA

De acuerdo con la Ley General para el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia, se deberá entender por violencia, “…cualquier acción u omisión, basada en su género, que les cause daño o sufrimiento psicológico, físico, patrimonial, económico, sexual o la muerte tanto en el ámbito privado como en el público.” Asimismo, determina que la violencia feminicida, es la forma extrema de violencia, conformada por el conjunto de conductas misóginas que pueden conllevar impunidad social y del Estado y puede culminar en homicidio y otras formas de muerte violenta de mujeres.

Para Marcela Lagarde, el feminicidio, no solo se trata de un homicidio de mujeres, sino ante todo es un crimen de odio contra las mujeres, el conjunto de formas de violencia que en ocasiones, concluyen en asesinatos o suicidios y, además, que ocurren ante la inexistencia o debilidad del estado de derecho, donde se reproduce la violencia sin límite y los asesinatos no se castigan.

Para Lagarde, se trata del conjunto de delitos de lesa humanidad que contienen los crímenes, los secuestros y las desapariciones de niñas en un contexto de fractura del estado de derecho que se traduce en impunidad. En este sentido, los aspectos considerados para identificar un homicidio de un feminicidio, son que se trata de homicidios de mujeres que ocurren en circunstancias específicas y se perpetran con saña, pero sobre todo en condiciones donde el estado y sus agentes no lo castigan, sino por el contrario existe impunidad ante estos hechos.”

La mayoría de los feminicidios que se han cometido en este país, cada vez son más violentos.

Humberto Peña Moreno, asesinó, metió a un tambo el cuerpo de su pareja y le encendió fuego al interior de un mercado en el Estado de Nuevo León, Maribel García Reyes, fue brutalmente asesinada el 28 de junio de 2016, Humberto ya se encuentra en el penal de Topochico.

Cecilia Elizalde Mendoza, de 46 años fue encontrada con vida, completamente desnuda, semicalcinada, con una profunda herida en el cuello, el pasado 23 de junio de 2016, en calles de Ecatepec, en el Estado de México, Cecilia logró decirle a la policia antes de morir, que el atacante fue su ex pareja, el sigue prófugo.

 

Magdalena, fue descuartizada, decapitada y encontrada el 3 de agosto de 2016, en calles de Nezahualcóyotl, también en el estado de México, su cabeza fue hallada dos días después, el responsable Jesús Moreno, su pareja, quién confesó que la hizo cachitos, por infiel, él ya fue detenido.

Guadalupe “J”, de 45 años, fue encontrada asesinada a golpes en un río el pasado 26 de agosto de 2016, los hechos se dieron en Mixquihuala, en el Estado de Hidalgo, el presunto responsable de los hechos, su esposo, quien hasta el momento se encuentra prófugo.

Si usted leyera estas notas, sin darles el seguimiento adecuado y tuviera el pensamiento de la mayoría, de que las matan por algo, tal vez pensaría que fue la delincuencia o un ajuste de cuentas, pero no; estos son solo algunos casos de los cientos que hay de la misma forma, tan solo en este 2016.

Y sí, la saña con las que nos están matando es cada vez, mayor, los feminicidios de todas estas mujeres, de las ya 1105 del 1 de enero al 29 de septiembre de 2016, duelen, carcomen, asustan, nos ponen a la defensiva, porque el peligro lo corres dentro y fuera de casa.

¿Será acaso que nos matan de tal forma, ante la indiferencia ya no de las autoridades sino de la misma sociedad? Durante este periodo en el que desde este espacio hemos dado puntual seguimiento al tema del #feminicidio2016, tristemente nos hemos percatado de dos cosas.

Una, ellas no cuentan frente a tantos agravios cometidos tan solo por este gobierno descabezado por Enrique Peña Nieto, primero están los #43 en Ayotzinapa, Tlatlaya, Tanhuato, Apatzingán, las fosas en Veracruz, Michoacán, Baja California, Sinaloa, Estado de México, Morelos, y el más reciente Nochixtlán.

Las mujeres, son invisibles, ante tanta muerte y dolor, ellas pocas veces son tomadas en cuenta, y cuando llegan a serlo, es por circunstancias que también son de lamentar que sería la segunda.

Para la mayoría de la sociedad mexicana unos feminicidios duelen más que otros, o una mujer es más visible en medios de comunicación, redes sociales que otras.

El doloroso feminicidio de la mujer embarazada, fue solo publicado en algunos medios, sobre todo de nota roja y en @AfondoEdoMex que lleva la terrible cifra en el Estado de México de 188 solo este año, este feminicidio se dio dos días antes de que se reconociera el cuerpo de Karen Rebeca Esquivel Espinoza, la joven universitaria de la Unitec desaparecida el 22 de septiembre y encontrada el 25 del mismo mes, enmaletada.

Dolorosamente y quedando invisible Adriana Hernández Sánchez, de 52 años, quien según la ficha de su desaparición padecía, discapacidad intelectual, fue asesinada de la misma manera que Karen, las encontraron juntas, las mataron el o los mismos, también fue desaparecida y enmaletada y pasó desapercibida para la mayoría.

 ¿Hasta dónde hemos llegado ya como seres humanos, a no respetar la vida, una mujer embarazada que representa toda la pureza, el amor real?, usted nos falta para exigir que se esclarezca cada uno de los feminicidios y muertes violentas de mujeres en México.

El procurador del estado de México, Alejandro Gómez, indicó que según las investigaciones se presume que fue un franelero quien secuestró y mató a la joven Karen Esquivel y a la señora Adriana Hernández, en el municipio de Naucalpan. Ofreció de recompensa 500 mil pesos, para quienes den datos precisos para dar con el paradero del asesino, y ¡¡¡Qué bien!!!, bien en efecto tiene que ser castigado.

Pero al parecer se le olvidan los más de 180 casos que hay en el Estado de México, reitero solo en 2016, de los cuales, tres o cuatro han sido resueltos.

Y desde aquí le recordamos al Procurador, que sigue sin resolverse, el feminicidio y asesinato de Karen y Erick Alvarado Mosso, quienes en su casa fueron brutalmente asesinados el pasado 4 de agosto de 2016.

Y una vez más le hago la petición a usted, ciudadano de a pie, hombres, mujeres, que dejemos los estereotipos de lado, no importan más unas que otras, no importa más Estephany Magón, o María Villar, o Karen Esquivel, importan todas y nos importan porque a mí no me gustaría ser la próxima, ni me gustaría que a cualquiera de ustedes les pasara algo, esta labor es por todas, y hombres, dejen de justificar estos feminicidios, que usted nació de una mujer, sí, de una mujer como la N.N. que en su vientre llevaba a un ser apunto de nacer y que murió junto a su madre, quien le iba a dar vida y que por el antojo de un hombre, le dio muerte.

“Ningún lenguaje puede expresar el poder, la belleza y el heroísmo del amor de una madre”, Edwin H. Chapin.

Septiembre 2016

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.