Home » Cultura

Abren simposio y exposición sobre el libro en la Nueva España

Publicado por Naked snake el Jueves, 6 octubre 2016
Sin Comentarios


Oaxaca.-Desde el inicio del siglo XXI, uno de los dichos recurrentes en torno al libro es que desaparecerá pronto, sin embargo, “es ahora cuando la industria editorial y las investigaciones acerca de los impresos cobran más fuerza”, afirmó el historiador José Abel Ramos Soriano en la inauguración del simposio y la exposición El libro en Nueva España, historiografía en construcción.

Con sede en la Dirección de Estudios Históricos (DEH) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el evento académico inició con la participación de la investigadora Marcela Dávalos, quien a nombre de Luis Barjau, director de la DEH, afirmó que el simposio surgió por el interés historiográfico que se ha dado al libro, la escritura, el analfabetismo y otras temáticas afines.

Abel Ramos, investigador del INAH, aseguró que la realización del ciclo “permitirá continuar con una serie de estudios que, afortunadamente, cuentan cada vez más con un número mayor de especialistas”.

Añadió que un incentivo para indagar en la historia de libro durante la época colonial, es el legado de grandes figuras como Juan José de Eguiara y Eguren, autor de la Biblioteca Mexicana (1755), o de bibliógrafos como Joaquín García Icazbalceta y Ernesto de la Torre Villar, quienes en los siglos XIX y XX, respectivamente, rescataron gran cantidad de obras y documentos que son la base de proyectos actuales.
foto_home
Tras el acto inaugural, correspondió a Isabel Grañén Porrúa, directora de la Biblioteca Francisco de Burgoa, dictar la conferencia Tesoros musicales de la Nueva España, en la que habló de diversos libros que ha encontrado en mercados de antigüedades o en archivos, como el del municipio oaxaqueño de San Miguel Soyaltepec, donde junto a la asociación Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México (ADABI), participó en el restauro, estudio e interpretación de un ejemplar de música coral único en el mundo: Gradual Santoral, impreso en 1579 por Pedro Ocharte.

En su ponencia expuso que a partir de la instalación de la primera imprenta en territorio americano en 1539, operada por Juan Pablos en la capital novohispana, este negocio comenzó a tener una demanda considerable, al grado de que empleados de dicho empresario, como Antonio de Espinoza y Antonio Álvarez, instalaron sus propios talleres con imprentas adquiridas en Europa.

Contrario a lo que pudiera pensarse, continuó, en el territorio que ahora es México floreció durante los siglos XVI y XVII un gran mercado para los impresores, cuyos libros promediaban 150 volúmenes por tiraje, y se vendían a 20 pesos en oro. Inicialmente fueron obras de contenido religioso, filosófico y moral.

“Es interesante saber más de todos estos personajes anónimos, quienes nunca firmaron como autores pero fueron los encargados de hacer los primeros libros en la Nueva España”.

El programa del simposio incluye 18 conferencias y seis mesas relativas a temas sobre los libros europeos llegados a la Nueva España; el comercio de textos nuevos y usados; las publicaciones científicas; así como la iconografía y cultura visual en los volúmenes. Entre los ponentes y moderadores se encuentran los directores de los museos nacionales de Antropología y de Historia, Antonio Saborit y Salvador Rueda, respectivamente, o Clive Griffin, de la Universidad de Oxford, entre otros.

El doctor Abel Ramos comentó que la actividad académica se complementa con una exposición homónima, compuesta por 50 imágenes vinculadas al libro novohispano: sus antecedentes con la famosa Biblia de 42 líneas publicada por Johann Gutenberg en 1454; ilustraciones de los talleres y herramientas usados por los impresores e incluso algunas portadas y páginas expurgadas por el Tribunal del Santo Oficio.

Abierto para todo el público, el Simposio El libro en Nueva España, historiografía en construcción, continúa los días 6 y 7 de octubre, mientras que la exposición temporal permanecerá durante todo el mes en la Dirección de Estudios Históricos del INAH, ubicada en Ignacio Allende 172, Tlalpan Centro.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.