Home » Pueblos Originarios

Museo Nacional de Antropología recibe a las ánimas mazatecas

Publicado por Naked snake el lunes, 24 octubre 2016
Sin Comentarios


Oaxaca.-La Fiesta de los Muertos es el ritual más importante para la comunidad mazateca de la sierra y las tierras bajas de Oaxaca; en su cosmovisión, es el retorno de sus antepasados en pleno ciclo agrícola para fecundar la tierra y renacer en el maíz y los hongos.

A dicha celebración, S´ui K´ien, se dan cita los huehuentones —como se les identifica a las ánimas— para visitar las casas, las calles, las iglesias y los panteones y compartir las ofrendas que les son obsequiadas.

Con el fin de ofrecer una visión holística de esta tradición, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) montó en el Museo Nacional de Antropología una ofrenda de Huautla de Jiménez, Oaxaca, que se podrá visitar hasta el 5 de noviembre.

Catalina Rodríguez Lazcano, investigadora de la Subdirección de Etnografía del recinto, explicó que el montaje de un altar de muertos y la ambientación de un panteón en el patio central busca acercar al público al conocimiento de la cultura de este grupo etnolingüístico, propósito que fue respaldado con la ejecución de algunas expresiones rituales, musicales, dancísticas y alimentarias ligadas al recibimiento de sus antepasados.

foto_homeHuautla de Jiménez es un poblado que se encuentra ubicado a casi 250 kilómetros al noroeste de la capital del estado, en el corazón de la Mazateca Alta de Oaxaca, y es considerado un importante centro rector de toda la región en  los campos político, social, económico, comercial y religioso. En 2015 fue incorporado al Programa de Pueblos Mágicos.

Con el llamado del cuerno o del caracol se marca desde el 27 de octubre de cada año el inicio de las faenas en los panteones, los rituales de la temporada se extienden hasta el 5 de noviembre.

Representantes de la población y autoridades de Huautla de Jiménez participaron en el montaje del altar en el MNA, quienes utilizaron materiales tradicionales: una mesa como base y encima un arco de carrizo forrado con flores de cempasúchil y begonia.

La mesa habitualmente se cubre con papel picado o con un mantel de tela, y sobre ésta se acomodan platos con mole y tamales, tazas con café y atole, refrescos o envases de aguardiente, y frutas de temporada, como plátanos, manzanas, naranjas y mandarinas. En la parte posterior se colocan imágenes de la Virgen de Guadalupe y otros santos.

Al término de las festividades, algunas personas se comen los alimentos de la ofrenda, pero otros más los entierran para darle cierta sacralidad a los componentes del altar.

Entre los mazatecos, la vida de las personas se extiende más allá de la existencia física; esto es, el deceso solo marca el inicio de un proceso de siete años consecutivos en el que los familiares deberán realizar una serie de ritos funerarios para purificar su espíritu y pueda adquirir el rango de antepasado.

Los muertos reciben diferentes nombres: ch´a so h´ó, yuba o huehuentones. Este último es el más generalizado y aceptado; proviene de la raíz náhuatl huehue, que significa ancestral y se traduce como viejo o antepasado.

En la Fiesta de los Muertos, S´ui K´ien, los huehuentones son personificados por amigos o familiares varones del fallecido, y durante 10 días recorren las calles, los espacios públicos y los domicilios, pero no de manera luctuosa, sino con bailes y  música de violines, vihuelas, güiros y tambores.

Estos personajes bailan ataviados con el típico huipil mazateco y con listones satinados de vivos colores. Usan máscaras de ancianos, sarapes, sombreros y gabardinas; algunos llevan bastón. Aun cuando su baile y la música se asocian a lo carnavalesco, no se trata de un juego, pues representan a los espíritus de los antepasados mazatecos.

Al término del ritual de recibimiento de las ánimas mazatecas, que se hizo este domingo en el patio central del MNA, se abrió la exposición temporal Perfiles mazatecos, en la Media Luna del vestíbulo, la cual se compone de objetos y fotografías de este pueblo indígena. La muestra permanecerá hasta el 20 de noviembre próximo.

El Museo Nacional de Antropología está ubicado en Paseo de la Reforma y Gandhi, colonia Chapultepec Polanco, en la ciudad de México. Horarios de visita; de martes a domingo, de 9 a 19 horas y tiene un costo de acceso de 65 pesos por persona; para estudiantes, maestros, personas con discapacidad y jubilados con credencial el ingreso es gratuito. Los domingos, la entrada es libre.

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.