Home » internacional

Autoriza Trump oleoducto en tierras sagradas Sioux

Publicado por Naked snake el domingo, 12 febrero 2017
Sin Comentarios


Oaxaca.- -A pesar de la resistencia multitudinaria de los pueblos indígenas y ciudadanos comunes, la construcción del oleoducto de Dakota Access, que amenaza las tierras sagradas de los sioux, podría estar más cerca de convertirse en realidad.

Se trata de un oleoducto de mil 168 millas que atravesaría sus tierras consideradas sagradas y por la cual se han levantado a protestar las comunidades dakotas, nakotas y lakotas de Dakota del Norte y Sur, Iowa e Illinois, así como grupos ambientalistas del país y del mundo.

El proyecto, que había sido bloqueado recientemente por el gobierno de Barack Obama por considerar sus riesgos medioambientales, logró superar este martes un nuevo trámite para su futura construcción.

Esto ocurre como consecuencia de una orden del presidente Donald Trump, quien el 24 de enero, mismo día que se autodenominó ambientalista, pidió la aprobación urgente de este oleoducto.

siux-01-1-300x225El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EU es quien administra las tierras por donde está previsto que pase la tubería requerida. El año anterior ya había dado su aprobación, pero luego, apenas unas horas después y como resultado de la presión indígena y ciudadana, este mismo ente se había retractado: había denegado su autorización y había anunciado como urgente una revisión del impacto medioambiental.

Las comunidades sioux consideran que el oleoducto pasa por tierras sagradas

Un grupo de indios americanos marcharon el 4 de septiembre, hacia un sitio sagrado de entierros que fue perturbado por topadoras que construyen el Oleoducto de Acceso Dakota (DAPL por sus siglas en inglés). La marcha transcurre adyacente a un campamento donde cientas de personas se reúnen en apoyo a la tribu Standing Rock Soiux en su protesta contra esta obra que, según los planes, cruzará el río Missouri en las cercanías.

Cientos de protestantes, quienes temen que el oleoducto contamine su agua, forzaron a los trabajadores de la obra y empleados de seguridad a retirarse y detener el trabajo.

Al llegar al sitio en disputa, tras enterarse de la presencia de las topadoras, el grupo de manifestantes fue confrontado por agentes de seguridad de la compañía constructora con perros y gases irritantes

El presidente Obama hizo una visita a la reserva de los sioux en Dakota del Norte, junto a su esposa Michelle Obama, el 13 de junio de 2014. Fue recibido por el jefe tribal David Archambault II.

Cientos de personas acampan junto al río Missouri en apoyo a la protesta de los sioux contra la construcción del oleoducto DAPL, cerca de Cannon Ball, en Dakota del Norte. La reserva indígena hospeda la mayor convocatoria de indios americanos en más de 100 años. Indígenas de todo el país acampan aquí mientras protestan contra la construcción, la cual temen que destruya su fuente de agua.

Las personas firman una carpa tradicional indígena con mensajes de apoyo a la manifestación. Se supone que el oleoducto transportará unos 470 mil barriles de petróleo por día desde el campo petrolífero Bakken, en Dakota del Norte, hasta unas refinerías en Illinois.

Phil Little Thunder Sr. (Phil Pequeño Trueno) asiste a una reunión por la tarde en el campamento formado en ocasión de la protesta contra el oleoducto DAPL en Dakota del Norte, donde se han congregado cientos de protestantes y la mayor convocatoria de indígenas en un siglo.

Sin embargo, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército ha otorgado a la empresa Energy Transfer Partners LP el permiso necesario para terminar la construcción de este oleoducto. Fue el propio Robert Speer, secretario interino del Ejército, quien hizo el anuncio oficial y dijo que “la decisión de qué hacer se basa en una cantidad suficiente de información ya disponible” que apoyó la aprobación para acceder a la solicitud de servidumbre y, como resultado, tomó la decisión de poner fin a la notificación de intención de preparar una Declaración de Impacto Ambiental.

Ante esta decisión, los sioux han prometido una batalla legal después de la concesión del Ejército estadounidense. Los miembros de la reserva india de Standing Rock, hunkpapas y dakotas, han reunido el apoyo de decenas de otras tribus del país en los últimos meses en su oposición al proyecto y aseguran que seguirán luchando para preservar su naturaleza y el agua potable de millones de personas.

¿Qué implica la orden ejecutiva del presidente Trump sobre aprobación de oleoductos?

El abogado de los habitantes de la reserva india pide que se considere una ruta alternativa. Otras organizaciones también han reaccionado: “La reversión de Trump del compromiso previo del Estado de llevar a cabo un estudio de impacto ambiental sobre el acceso Dakota del Pipeline es tan repugnante como predecible. Los Sioux de Standing Rock y demás pueblos americanos indígenas que han luchado por sus sagrados derechos de tierra y agua tribales merecen tener una vida digna y un futuro saludable. Estamos junto a ellos acompañándolos en la lucha y vamos a poner presión financiera sobre los bancos que financian el proyecto de este destructivo oleoducto”, reaccionó Erich Pica, presidenta de la organización Friends of Earth.

La obra del Dakota Access está valorada en $3,700 millones y su intención es transferir hasta 570,00 barriles de petróleo crudo por día desde la región de Dakota del Norte hasta Illinois. Según la Cámara de Comercio de Estados Unidos, su construcción proveería a la región con 12,000 nuevos empleos.

Sin embargo, los nativos aseguran que la tubería impactaría cementerios, anillos de piedra de oración, artefactos y otros sitios ceremoniales e históricos indígenas, así como el cauce del río Missouri, fuente de agua potable para millones de personas.

Según Tom Bastian, del Departamento de Recursos Natuales de Missouri, el volumen anual de este río es de aproximadamente 19.3 trillones de galones por año. Los sistemas comunitarios de agua en Missouri abastecieron a más de 5 millones de habitantes en el año 2015.

Después de que el movimiento indígena del pueblo Sioux de Standing Rock frenara el inicio de la construcción del oleoducto Dakota Access, Trump ha autorizado la reanudación de las obras. La reacción masiva de ambientalistas e indígenas no se ha hecho esperar.

Regeneración, 10 de febrero de 2017.- Luego de que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos aprobara la etapa final de construcción del oleoducto de Dakota Access el pasado miércoles, la empresa Energy Transfer Partners, encargada del proyecto, inició excavaciones inmediatamente. El proyecto, que se teme pueda contaminar irremediablemente el río Missouri, fuente de agua para millones de personas, ha sido causa de múltiples protestas desde el año pasado.

Desde el pasado miércoles, decenas de protestas de cientos de personas han tenido lugar en ciudades como Los Ángeles, Manhattan, Denver y San Francisco, en donde cerca de diez personas fueron arrestadas mientras intentaban impedir el paso al Edificio Federal.

El descontento de ciudadanos, representantes indígenas, y grupos ambientalistas que se han manifestado esta semana tiene lugar no sólo por el daño ambiental sin precedentes que sufrirá esa región del país vecino, sino también por las recientes declaraciones de Donald Trump, quien ha afirmado que su decisión se dio en un contexto sin reclamos ni protestas.

“Como saben, aprobé dos oleoductos que estaban estancados en el limbo hace mucho tiempo. Ni siquiera creo que haya sido polémico. Ya sabe, los aprobé, y ni siquiera recibí una llamada en contra diciendo: ‘Lo que usted ha hecho es terrible’. Ni una llamada”, afirmó.

Sin embargo, la puerta para los comentarios y los reclamos no estaba abierta.  Tras la llegada de Trump a la Casa Blanca, la línea telefónica de comentarios de la población se cerró. No obstante, declaraciones de cientos de miles de personas que denuncian el proyecto, una vez que el cuerpo de Ingenieros del Ejército abriera un periodo de comentarios de la población a finales de enero.

Las protestas no han sido las únicas reacciones a la decisión del presidente  Trump, este miércoles fueron entregadas cerca de 200 mil versiones electrónicas de comentarios en contra del Dakota Access Pipeline, a la oficina del Cuerpo de Ingeniero en Manhattan. Además, en Davis, California, el concejo municipal votó por unanimidad el retiro de 124 millones de dólares de servicios bancarios al banco Wells Fargo, por el respaldo que éste otorga al proyecto de oleoducto.

También, la tribu Sioux prometió comenzar una batalla legal, en una declaración reciente, el presidente del consejo de la tribu, convocó a las naciones nativas de Estados Unidos a luchar juntas en contra de esta nueva afrenta a los pueblos indígenas y los recursos de la Tierra.

La demanda que se busca interponer tiene dos argumentos como base: el primero, que la declaración de impacto ambiental fue abandonada totalmente, y que por lo tanto el Cuerpo de Ingenieros no puede otorgar el permiso de construcción, de acuerdo con Jan Hasselman, abogado en jefe de la firma no lucrativa de abogados Earthjustice para Standing Rock Sioux.

“El presidente no tiene autoridad para cambiar la ley y la orden ejecutiva no apoya este cambio”, dijo. El cuerpo de ingenieros está menguando la presión política y violando la ley, y los derechos de las tribus al abandonar la declaración de impacto ambiental.”

El oleoducto se ubicaría en el Lago Oahe, del río Missouri, destruyendo las reservas de agua de la zona, y de muchas más que comparten conexión acuífera, además de que se trata de tierras sagradas para el pueblo Sioux.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.