Home » Marquesina Cultural

La pasión estética del maestro Maximino Javier en el MUPO

Publicado por shinji_nerv el Martes, 14 marzo 2017
Sin Comentarios


 

Fortino TORRENTERA O.

OAXACA, MÉXICO.- Si la alegría y los sentimientos de un pueblo, de su gente ha sido plasmado en una obra visual, ha sido el maestro Maximino Javier, quien con disciplinada y callada trayectoria ha logrado construir con sus personajes un discurso estético que a partir de este viernes será mostrado en el Museo de los Pintores oaxaqueños.

MaximinoJavier“Si, no olvido a mi pueblo”, dice el pintor oaxaqueño al preguntarle el uso intensivo de personajes, sobre todo en sus obras de gran formato, de las cuales compartió con una pintora que no realiza bosquejos ni proyectos, sino que ese discurso lo va construyendo como la obra lo pida.

En un recorrido que el maestro hizo este martes al montaje de su exposición con la prensa cultural, comentó: “no tengo mucha preferencia por los temas, tengo preferencia por los personajes, que hacen los personajes, cómo los voy a poner, qué color, qué textura, etcétera, eso sí me preocupa”, aunque reconoce que ha encontrado en el beso una forma estética de expresarse.

“El beso lo he abordado muchas veces y me encanta por la estética, me encanta y quiero hacer una escultura, pero lo ando pensando muy bien porque no es un tema fácil de trabajar”, responde a una de las reporteras al comentar que actualmente está trabajando la escultura en bronce y la cerámica.

A lo largo de las salas donde se muestran sus obras en óleo y guaché, no sólo se notan los años en que ha trabajado con lo figurativo, sino que hace un despliegue de técnica, lo mismo en cuadros con contrastantes colores que otras donde dominan los colores de tierra, siempre marcado por el trazo que logra con el esgrafiado.

Miembros de la primera generación del Taller Rufino Tamayo, recuerda que salió de ese taller se fue a radicar a la Ciudad de México donde hizo múltiples exposiciones cuando estaba el boom de la pintura oaxaqueña, después del 80, se fue a Guadalajara donde un galerista lo llevó a San Francisco, California a hacer litografías. “Ahí conocí al maestro Francisco Zúñiga que me permitió desarrollar la litografía y esa fue una etapa muy importante de mi carrera”.

Experimentación y búsqueda

maximinojavier17 (1)“Al principio tuve mucha influencia del maestro Toledo y en el camino me puse a pensar que debía cambiar y mirar un poco a donde yo era, así fueron naciendo los personajes que manejé un tiempo, luego me preocupé más por las texturas y colores, por lo que mi trabajo se hizo más lento porque había más preocupación tanto por el futuro de mi trabajo, como de técnicas y demás”.

Agrega: “Los personajes son los elementos con los cuales me expreso, pues es lo que veo y digo que es necesario que estén haciendo algo”

Y es que el artista a lo largo de su trayectoria de casi 40 años si algo ha caracterizado su proceso de creación ha sido la experimentación y la búsqueda. “Tal vez a primera vista no se note, pero siempre he procurado darle un cambio (a su propuesta visual)”.

Reconoce que la técnica en la cual se identifica más es en el bronce. “Lo que más me gusta trabajar es el óleo, siento que es la técnica que mejor manejo, trabajo mucha gráfica y litografías, aunque ahora estoy incursionando en la cerámica y en la escultura”.

Al ser miembro de la primera generación del Rufino Tamayo, reconoce que Rafael Donis -fundador y primer director de ese taller- fue como un padre para ellos, no obstante su tendencia era más abstracta, “me gustaba mucho su trabajo, pero no como para tener influencia de él, pues yo estaba más metido en lo figurativo siempre, pero era como un padre para nosotros y le estoy muy agradecido, pues nos guio desde el principio”.

Sobre esa generación considera que definitivamente es un grupo con características muy propias, pues la mayoría veníamos del campo, de cuidar animales y labrar la tierra, siendo una de las etapas más hermosas que he tenido.

El tiempo, el mejor juez

maximinojavier13Al preguntarle sobre el estatus de una escuela de la pintura oaxaqueña, respondió: “Creo que es el tiempo el que tiene que calificar si es o no una escuela, lo que sí puedo decir es que fue un movimiento muy importante porque fue el parteaguas del arte de Oaxaca que si bien era conocido por Tamayo, por Toledo, por Nieto o Aquino, pero con la fundación del Tamayo que se empezaron a hacer exposiciones en México, se despertó el boom de la pintura de Oaxaca”.

En los 80´s, insistió, el movimiento pictórico oaxaqueño tomó auge en las galerías donde prácticamente se vendía todo, “pero con la violencia que hay en México, así como el nacimiento de la tecnología como es el internet, la gente se empezó a alejarse de las exposiciones, por lo que los galeristas empezaron a usar otros medios para vender, lo que provocó que se fuera enfriando un poco el mercado del arte”.

Afortunadamente en Oaxaca, dice, se han abierto muchos espacios de grabado y litografía, incluso hay hornos para la fundición de bronce y vidrio, talleres de cerámica, “entonces creo que en Oaxaca se ha dado un paso muy importante dentro de la creación del arte y es importante que vengan artistas de afuera a tomar clases o a dar su punto de vista y creo que Oaxaca llegará a explotar otra vez artísticamente”.

 

 

 

 

 

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.