Home » Reflexión

la Columna Rota/ Karen y Erik; Feminicidio y homicidio; en manos de quien debía cuidarlos

Publicado por Naked snake el miércoles, 22 marzo 2017
Sin Comentarios


Por Frida Guerrera

¿Quiere que le traiga los ataúdes de mis hijos; para que vea todo lo que los lastimaron? Sacrisanta Mosso; a la Juez

Oaxaca.-Sacrisanta y Carlos, decidieron unir sus vidas el 18 de junio de 1998; ambos querían formar una familia, Sacrisanta finalmente inició el sueño de crear el lugar más seguro del mundo su hogar; el 16 de junio de 1999 nació Karen era día del padre, la alegría se desbordó al verla, el tenerla en sus brazos tan pequeña, que ese bello ser haya estado y crecido dentro del vientre de su madre, para Sacrisanta y Carlos, era la bebé más hermosa del mundo, los deseos de Sacrisanta para su pequeña era darle mucho amor, que siempre fuera feliz, protegerla perennemente, darle una familia que constantemente supiera que si Sacrisanta faltaba tenía una inmensa familia que podía apoyarla; le pusieron Olga Karen, Olga porque a Carlos le gustó ese nombre para ella, Karen porque a Sacrisanta le parecía un nombre que sonaba con mucha fuerza, y su hija era ya desde pequeña fuerte, Karen quería ser abogada, defender a Sacri, Karen eriklas mujeres, luego de conocer algunas situaciones de violencia que padecían algunas de las madres de sus amigas, por eso estudiaba, era muy dedicada, ayudaría a las mujeres que no tuvieran dinero para pagar un abogado y entonces lograr que se hiciera justicia.

Cinco años después llegó Erik el 15 de marzo de 2004; Erik se aferró a la vida, a Sacrisanta, desde un principio, Erik para nacer tuvo muchos problemas, pero él se sujetó a la vida, de hecho, nació a los siete meses, pero siempre luchó por estar con sus padres, su nombre lo escogió su bisabuela, porque Carlos y Sacrisanta no se ponían de acuerdo, con una sonrisa en los labios Sacrisanta afima; “Entonces fue ERIK, el que estudiaría robótica”.

Karen siempre fue una buena hermana, quería mucho a Erik, desde que nació Erik, siempre estaban juntos, jamás hubo celos entre ellos, peleaban como todos los hermanos lo hacen, pero invariablemente se respetaron; después de 4 meses que nació Erik, Carlos como muchos hombres decidió dejar a su familia, alejado de todo sentimiento de protección a su familia, simplemente dio la vuelta y se fue, dejando a Sacrisanta llena de dolor, de soledad, de un sinfín de preguntas, lo único que Sacrisanta quería era desaparecer, los sentimientos de culpa eran infinitos, con la cabeza baja Sacrisanta nos cuenta, “Me sentí inútil no logré una familia para mis hijos”.

De pronto verlos ahí dormidos, inocentes, llenos de vida, Sacrisanta juró que iba a luchar siempre por ellos, que, aunque sola los iba a seguir protegiendo, ellos merecían todo, porque nacieron de un gran amor, eso fue lo que la hizo fuerte, lo que la hizo enseñarles a sus hijos a serlo, formo buenos seres, no tenían sentimientos de mezquindad hacía nadie, aunque la gente los lastimará, ellos jamás respondían de una manera violenta, solo se daban la vuelta. Llena de dolor, de enojo, de soledad, Sacrisanta expresa, “de nada sirve ser buena, me arrebataron a mis hijos, me dejaron vacía, me quitaron la fuerza, esto es demasiado y ellos quienes me daban toda esa fuerza ya no están”.

Karen y Erik fueron asesinados dentro de su casa, el 4 de agosto de 2016, una mañana que personas llenas de odio, de maldad, decidieron arrancarles la vida y el corazón a su madre, seres llenos de rabia que los golpearon, los estrangularon y a Karen la violaron, fue el ADN encontrado en su cuerpo él que señaló, al ahora detenido, desde entonces, muerta en vida como muchas veces lo ha expresado Sacrisanta , “A mí también me asesinaron, no han celebrado mi funeral, pero estoy muerta”.

El viernes 17 de marzo de 2017, las autoridades le notificaron a Sacrisanta la detención de uno de los asesinos de sus hijos, se le partió el corazón al tratarse de alguien muy cercano a ellos, alguien a quien ella también cuido, alguien que jamás imagino fuera capaz de hacerle tanto daño a sus hijos, al fin como ella dijo en entrevista para FridaGuerrera, hay un rostro, el enojo la hace mostrar su decepción.

” Después de ver cómo fue tratado el presunto asesino, un menor de 17 años que tiene más derechos que mis hijos, él no tenía derecho a lastimarlos, y hoy que está ante las autoridades, que muchas pruebas lo señalan como quien asesinó a mis hijos, lo tratan como si fuera un buen ser humano, él está vivo, tiene a su madre a su lado, mis hijos ya no están, él fue parte de quienes me negaron la dicha y el orgullo de que mis hijos me digan mamá, eso está negado para mí, de abrazar a mis hijos, les truncó sus sueños, y sí, no creo que el solo haya hecho todo lo que le hicieron a mis hijos, y no pararé hasta que se sepa toda la verdad, sí, hoy mis hijos no tienen derechos, no tienen voz, pero yo soy su voz, y voy a hacer que las autoridades quienes fueron los que lo señalaron escuchen y sepan todo lo que hizo sufrir a mis hijos, las leyes son injustas con las víctimas, por eso crecen las mujeres asesinadas por la impunidad”.

La familia de Sacrisanta es muy grande, el impacto fue demasiado para todos, tíos, tías, primas, sobrinos, de Karen y Erik los amaban, a todos agradaba lo educados que eran, lo respetuosos que eran con la gente, su abuelo Don Cande, llora, y señala que, frente a los cuerpos de sus nietos, les juró que su vida a partir de ese momento la iba a dedicar a buscar a los asesinos, enérgico se une al dolor de su hija y expresa. “Lo dijimos, sea quien sea va a pagar todo este dolor que nos dejaron”, y ratifica, “Así será no dejaré a mi hija sola, no permitiré que salga impune ese que tienen en la cárcel, aunque se trate de quien se trata”. “Aunque quisieron que los olvidarán, que dejaran de amarlos; ellos viven en nuestros corazones y cada vez son más quienes se unen a este amor por Karen y Erik”; reafirma Sacrisanta.

El 15 de marzo fue cumpleaños de Erik, habría cumplido 13 años, Sacrisanta recuerda como disfrutaba ese día le fascinaba que llegará su cumpleaños, adoraba que le cantaran Sacrisanta y Karen las mañanitas, que lo llenaran de humildes y sencillos regalos, eso no importaba, eran regalos, era su día; hoy esos regalos son flores para su tumba, ya no pueden festejar los tres juntos, las fechas importantes, en diciembre las tumbas de Karen y Erik, se vieron vestidas con adornos navideños, el 14 de febrero les llevo globos, les adorno de corazones, cada vez que los va a visitar besa las dos cruces blancas que ahora representan físicamente a sus hijos, las acaricia, les habla.

El 20 de marzo  fue a verlos, les fue a contar que finalmente ya hay un rostro, que ya sabe quién los lastimó tanto, con los ojos llenos de lágrimas les vuelve a prometer que será su voz, que aunque no la puedan abrazar ella espera que vengan a sus sueños a hacerlo, y sí como ella lo dice, ya nunca volverá a escuchar MAMÁ, ya no habrá abrazos, ya no habrá besos y sonrisas, juegos, charlas, hoy solo le queda seguir exigiendo justicia, que uno de los presuntos asesinos de su hijo, sea juzgado como adulto, hoy solo le queda sentarse en medio de esas dos tumbas, sacar una manzana y compartirla con ellos, situando con todo el amor que les tiene, un trozo de manzana en la tierra de cada una de sus tumbas, cerrar los ojos y sonreír al recordar los momentos a su lado.

Las autoridades del estado de México tienen todo el poder de castigar como se debe a quién fue señalado por las mismas autoridades como el presunto asesino de Karen y Erik, los vecinos de Viveros Tulpetlac, lugar donde vivían Karen Erik y su mamá han creado una petición en Change.org para exigir que no sea liberado el presunto asesino y sea juzgado como adulto, debido a la magnitud de sus mezquinas acciones, una buena forma de que usted desde donde se encuentre se sume a la exigencia de justicia, en este caso que arrancó el corazón de una madre, de una familia completa, un penetrante caso que cimbra el alma de quienes son padres, o cualquiera que tenga un poco de conciencia y empatía al dolor de Sacrisanta.

Aquí la petición.

Justicia para Karen y Erik Mosso

Quieres contar una historia de feminicidio, o intento de feminicidio búscame, ayúdame a visualizarlas.

@FridaGuerrera

fridaguerrera@gmail.com

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.