Home » Arte, Cultura

Oaxaca, mucho que celebrar este domingo en el Día Internacional del Jazz

Publicado por Naked snake el viernes, 28 abril 2017
Sin Comentarios


Fortino Torrentera O.

Oaxaca.- Uno de los primeros lugares que el jazz tocó en México fue Oaxaca, que según las primeras indagatorias sería en la Mixteca con el salterio y el banjio, sin embargo, las más recientes investigaciones suponen que llegó primero al Istmo como lo demuestran géneros tales como el foxtrot y la polka.

Este domingo 30 de abril, se festejará en todo el mundo el  “Día Mundial del Jazz” (International Jazz Day). Una efeméride que pretende sensibilizar al público sobre las virtudes de la música jazz como herramienta educativa y como motor para la paz. Durante esta jornada se realizan miles de actuaciones de jazz con entradas gratuitas en casi los 200 países participantes, donde Oaxaca tiene mucho que celebrar.

Oaxaca es uno de los primeros reductos del jazz en nuestro país, importado por el alto número de trabajadores migrantes “pachucos”, “Pochos” y luego “mojados” oaxaqueños que ya sabían leer música o tocar algún instrumento.

Desde entonces, el jazz llegó Oaxaca para quedarse, pues en la década de los años 50 ya se había insertado en el espíritu compositivo local como se muestran en algunas piezas de Jesús “Chu” Rasgado Irigoyen o en el filling del afrojazz bolerístico de Álvaro Carrillo.

Antes, en la Mixteca se desarrolló también el foxtrot e incluso se presume una fusión de este ritmo norteamericano con rasgos musicales tradicionales de esa región en un género que han dado por llamar “Yaasi” o “Yaasii”.

Glorias del jazz local, netamente oaxaqueño tienen sus bases en el extraordinario trompetista, Jorge Fernando Hernández y su grupo Yope Power; en el Grupo de Jazz de la Escuela de Bellas Artes, proyecto que encabezó Guillermo Porras; así como la creación de la Orquesta Primavera de Oaxaca y la presencia del maestro Rodolfo “Popo” Sánchez Vega.

El jazz en Oaxaca ha crecido exponencialmente en la última década con la presencia de uno de los mejores saxofonistas del país, el maestro Miguel Samperio, lo mismo que quien es considerado el discípulo de Django Reinhardt, el guitarrista español Pere Soto o también el arreglista de Rocío Jurado y excelente jazzista, Alberto Moreno, quien formó la primera y más reconocida Big Band en Oaxaca.

Precisamente al avecindarse el maestro Samperio de quien podemos decir que respira, come y bebe jazz a cada instante de su vida, coincidió con un gusto exquisito por este género que se cultivo hasta entonces en Oaxaca, con lo que se desencadenó un movimiento de la nueva generación con un alto nivel de ejecución.

Así surge en la escena, Arody Martínez, extraordinario músico que combina la herencia musical de su natal Zaachila con los sonidos más clásicos o contemporáneos de este género, llevándolo a ganar el Premio Charlie Parker que es considerado el Oscar del sax en el jazz del mundo.

También de esa veta que abrió el maestro Samperio están surgiendo jóvenes saxofonistas en una especie de escuela informal donde acuden a “palomear” con su maestro y de paso han ido desarrollando otros instrumentistas como Ornel Jiménez o Arquímides Hernández en el bajo, Emanuel Carrera o Lucio Jiménez, Álvaro Torres o Beto Cruz en la guitarra, solo por mencionar a algunos.

En Oaxaca se han realizado diversos festivales de jazz y aunque tiene un amplio público, destacados exponentes y asiduos seguidores, no existen en las instituciones públicas estrategias serias para promoverlo, ha logrado sobrevivir más por su esencia subterránea y la pasión que supera el ímpetu de la fama o el dinero.

Jazz significa libertad, diálogo, solidaridad y ayuda mutua. Y estos son algunos de los valores fundamentales de la humanidad. Hoy en día el jazz sigue siendo una fuente de inspiración para millones de personas que luchan por el respeto y la dignidad humana.

A lo largo de su historia, el jazz ha pasado de ser una simple música de baile popular a una compleja forma de arte. Hoy en día el jazz no es sólo de un estilo de música, sino de que contribuye también a la construcción de sociedades más inclusivas.

La celebración de esta jornada tiene como objetivo sensibilizar al público en general sobre las virtudes de la música jazz como herramienta educativa y como motor para la paz, la unidad, el diálogo y el refuerzo de la cooperación entre pueblos.

Los gobiernos, las instituciones educativas y la sociedad civil que participan en la promoción del jazz aprovechan esta oportunidad para difundir la idea de que el jazz no es sólo un estilo de música, sino que también contribuye a la construcción de sociedades más inclusivas.

En noviembre de 2011, durante la Conferencia General de la UNESCO, la comunidad internacional proclamó que el 30 de abril sería desde entonces el Día Internacional del Jazz. Siendo una forma sensibilizar, sobre todo a la juventud, acerca de los valores universales del jazz.

Se ha establecido que el jazz rompe barreras y crea oportunidades para la comprensión mutua y la tolerancia; es un símbolo de unidad y paz; reduce tensiones entre individuos, grupos y comunidades; fomenta la igualdad de género; refuerza el papel que juega la juventud en el cambio social; promueve la innovación artística, la improvisación y las nuevas formas de expresión; Así como estimular el diálogo intercultural y facilita la integración de los jóvenes marginados.

Para este año, la directora General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Irina Bokova, y el músico Herbie Hancock, Embajador de Buena Voluntad de la Organización, anunciaron que la celebración, el 30 de abril de 2017, del Día Internacional del Jazz tendrá por sede La Habana, Cuba.

Por ello se ha programado un gran concierto en el Gran Teatro “Alicia Alonso” de La Habana, bajo los auspicios del Ministerio de Cultura de Cuba, el Instituto Cubano de la Música y la Comisión Nacional Cubana de la UNESCO. Durante el concierto, que se transmitirá en directo vía streaming, un extraordinario elenco de artistas rendirá homenaje al jazz como forma artística internacional.

El concierto principal tendrá como directores artísticos a los relevantes pianistas y compositores Herbie Hancock y Chucho Valdés, y a Jhon Beasley y Emilio Vega como codirectores musicales. Actuarán además otras reconocidas estrellas internacionales, tales como Ambrose Akinmusire (Estados Unidos), Carl Allen, (Estados Unidos), Marc Antoine (Francia), Richard Bona (Estados Unidos), Till Brönner (Alemania), A Bu (China), Igor Butman (Federación de Rusia) y Bobby Carcassés (Cuba).

También, Regina Carter (Estados Unidos), Kurt Elling (Estados Unidos), Kenny Garrett (Estados Unidos), Herbie Hancock (Estados Unidos), Antonio Hart (Estados Unidos), Takuya Kuroda (Japón), Ivan Lins (Brasil), Sixto Llorente (Cuba), Marcus Miller (Estados Unidos), Youn Sun Nah (República de Corea), Julio Padrón (Cuba) y Gianluca Petrella (Italia).

Cierran el cartel figuras como Gonzalo Rubalcaba (Cuba), Antonio Sánchez (México), Christian Sands (Estados Unidos), Esperanza Spalding (Estados Unidos), Chucho Valdés (Cuba), Ben Williams (Estados Unidos), Tarek Yamani (Líbano), Dhafer Youssef (Túnez), Pancho Amat (Cuba) y César López (Cuba). A ellos se añadirán otros músicos cuyos nombres se anunciarán en los próximos días.

Para más información sobre el Día del Jazz 2017, ver la retransmisión del evento o registrar algún evento relacionado con el jazz en el calendario oficial, visite:www.jazzday.com (link is external) o www.unesco.org/new/es/jazz-day

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.