Home » Patrimonio Cultural

Expondrán en Chicago, trabajo de conservación de la camisa de Francisco Villa

Publicado por shinji_nerv el Martes, 2 Mayo 2017
Sin Comentarios


Ciudad de México.- Los procesos de  conservación preventiva y la investigación realizada por alumnos de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM), a la camisa que portaba el general Francisco Villa, el 20 de julio de 1923, cuando fue acribillado en Parral, Chihuahua, serán expuestos en la reunión Anual del American Institute for Conservation, que se llevará a cabo a finales de este mes en Chicago.

  Las estudiantes Alicia Cañiza, Urani Correa, Valeria López e Inés del Ángel Mejía, del cuarto semestre de la Licenciatura en Restauración, fueron seleccionadas  para participar en el encuentro académico, donde presentarán su investigación el 30 y 31 de mayo, en la sección de carteles.

Lorena Román Torres, profesora titular del taller de Textiles de la ENCRyM, precisó que es una gran oportunidad para que los estudiantes asistan a uno de los encuentros más prestigiados internacionalmente, y den una muestra del trabajo que se realiza en el plano educativo en el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Refirió que la camisa del general Villa llegó al taller de la escuela para hacer un ejercicio académico, en el que se explica a los alumnos que hay piezas que no se pueden intervenir, sólo se debe realizar conservación preventiva e investigación, porque la finalidad es que se preserve por más generaciones.

La camisa  de vestir de Francisco Villa, confeccionada en algodón, fue donada en 1965 al Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec, por Austreberta Rentería, segunda esposa reconocida del líder revolucionario,  junto con un traje de charro conformado por tres piezas (saco, pantalón y chaleco), además de un saco de lino, una bandera con la leyenda  “Ejército Constitucionalista–Guadalupe Victoria” y una espada militar.

Asimismo, entregó una daga, unas mitazas (pantalón de cuero para montar) con las iniciales “F V”, una pistola colt 44, un sombrero de paja, un retrato de cuerpo entero del general con Austreberta Rentería y las prendas que llevaba consigo el día que fue asesinado: un sombrero texano, una camisa interior, una camisa, un saco de lino (el cual también se trabajó en el taller de textiles hace un año) y un pantalón gris.

La restauradora Lorena Román explicó que las piezas llegaron totalmente limpias al museo. De acuerdo con los datos proporcionados por Francisco Villa Campa, nieto del revolucionario, la viuda lavó y cosió la camisa de su esposo, porque fue uno de los pocos objetos que conservó tras su muerte, mientras que Luz Corral, primera mujer de Villa, recibió todas las propiedades y pertenencias.

La prenda tuvo un gran significado para Austreberta, quien eliminó las manchas de sangre, repuso los botones faltantes, zurció y cubrió los impactos de bala que pusieron fin a la vida de su esposo.

“Austreberta  era quien le confeccionaba su ropa, y muestra de ello es que la camisa carece de etiqueta y presenta un añadido de la misma tela en un costado. Se sabe que Villa adquiría las telas y su mujer las cosía”, indicó la especialista.

La camisa fue sometida a varias pruebas para identificar materiales constitutivos, colorantes y agregados, así como aquellos depositados en su superficie, como posibles restos de material hemático, para lo cual se utilizó Fluorescencia de Rayos X y Luminol sin éxito, sin embargo, se espera que en el futuro se puedan obtener resultados veraces con procedimientos más específicos.

También fue analizada a simple vista y se encontraron manchas de color marrón saturado, aparentemente de óxido, y otras pequeñas de color grisáceo a causa de un ataque de microorganismos, actualmente inactivos, así como unas de color blanco.

Las manchas blancas que presenta, comentó Lorena Román, podrían deberse a acumulación de jabón o de sales que penetraron durante el proceso de lavado, ya que en esa época se acostumbraba hacer remojos y después limpiar con lejía o detergente. Mientras que las de óxido pudieron haber sido ocasionadas por el tiempo que permaneció en un baúl al lado de las pistolas del general Villa.

El zurcido que realizó Austreberta en los cortes de los brazos y pecho acentuó la deformación de la prenda, no obstante, los especialistas decidieron conservar la modificación porque forma parte de su historicidad, además coincide con los deterioros que presenta el saco que también llevaba Villa al momento del ataque, y que el año pasado fue intervenido en la ENCRyM.

Una vez analizada la camisa, se hizo una propuesta de conservación que incluyó la estabilización del botón del cuello y de los hilos sueltos, doblados y quebradizos, por medio de una costura en forma de “x”, con el objetivo de evitar más fricción. También diseñaron un maniquí que servirá para minimizar los dobleces y la manipulación constante de la pieza.

El soporte, confeccionado con materiales inertes (ethafoam, tyvek sofwrap –marcar registradas—, guata, tema de algodón y alambre), es articulado, lo que permite colocar los brazos ligeramente flexionados frente el torso y evitar la fricción en las partes más afectadas.

Cabe mencionar que la camisa del general Francisco Villa, así como el resto de la colección donada por Austreberta Rentería, forma parte del acervo del Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec.

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.