Home » Cultura

Tras frustrada confrontación, van al rescate del Monumento a la Madre

Publicado por Naked snake el lunes, 15 mayo 2017
Sin Comentarios


Fortino Torrentera O.

Oaxaca.- La aparente intención de generar una confrontación entre vecinos y la iniciativa del pintor Markoa Vásquez quedó conjurada la mañana de este domingo cuando acordaron ir al rescate del Monumento a la madre y el jardín que lo protege de la crecida vial en ese importante crucero.

Desde las 10:00 horas iba en crecimiento el rumor de que vecinos de ese parque ubicado frente al Instituto Tecnológico de Oaxaca (ITO) irían a desalojar al polémico pintor, bueno al menos algunos vecinos que llamaron a los medios de comunicación fue a lo que convocaron.

A decir de uno de los jóvenes que apoya la iniciativa del pintor, dijo que supieron de ese llamado, pero encontraban importante que los vecinos se acercaran a dialogar, pues la única intención es rescatar este espacio público ante la amenaza de su privatización

Este joven quien con una veintena de voluntarios que encabeza Markoa, desde hace cinco domingos han empezado a trabajar en ese espacio abandonado, donde hicieron tequio para limpiar ese parque o pintar las cunetas y escalinatas que por más de cuatro años en que se concluyeron las improvisadas vialidades que la cercaron, nadie protegió.

Minutos después del mediodía, dicen algunos testigos, llegaron vecinos encabezados por dirigentes de los Comités de Vida Vecinal (Comvives) de la colonia Linda Vista, el ex marquesado y de otras colonias circunvecinas, apostando algunos agoreros de la violencia que la confrontación llevaría a “quitarle la máscara a Markoa que siempre busca reflectores y sólo saca agua para su molino”.

Al inicio del encuentro, algunos azuzaban a los demás a sacar al pintor de las acciones que emprendía, mientras que los seguidores de este esperaban escuchar los argumentos que al iniciar la plática coincidieron: rescatar este espacio público y diseñar estrategias de convivencia vecinal.

Así, lo que parecía estaba dirigido para una confrontación, terminó en un apretón de mano y el acuerdo de trabajar juntos, tanto las organizaciones vecinales de la zona como las iniciativas civiles o individuales como el caso de Markoa, quien al preguntarle qué organización lo apoyaba, respondió: “Ninguna, no creo en las organizaciones”.

Y el trabajo del polémico pintor quien estuvo en huelga de hambre en Santo Domingo, que fue “chamaqueado” por una extravagante que se hizo pasar por embajadora de la UNESCO, en fin, es evidente en ese parque que ha ido muriendo poco a poco.

Es lo que dice un anciano que desde hace varias décadas trabaja como velador en un establecimiento cercano: “He visto cómo ese parque ha tenido la vida que tenemos los pobres, por momentos te aman y por momentos no existes”.

“Espero que ahora si los vecinos nos organicemos y rescatemos ese parque que significa mucho para quienes hemos vivido, o como yo que he trabajado por más de 40 años aquí, porque parece que se pelean al enfermito, al moribundo, mientras el que lo enfermó, el que casi lo mata que fue el gobierno con sus obras, el que casi logra asfixiado parece que los enfrentara”, comenta el octagenario.

Tanto Markoa como los vecinos advierten que existe la intención de convertirlo en el estacionamiento del ITO, lo cual sería un delito, no sólo por ser un punto cultural referencial de la zona y un símbolo de la calidad humana de la ciudad, sino un espacio público que debe proteger la autoridad y salvaguardar su verdadero propietario, el bien público.

Markoa al ser abordado este domingo, dijo que el trabajo realizado es en homenaje a la Madre, luego de su festejo el pasado miércoles y con la intención de que sea la ciudadanía la que rescate y cuide este lugar que es propiedad de todos y responsabilidad de las autoridades el mantenerlo vivo.

Informó que además de la recolección de basura, el pintado de algunas áreas y la rehabilitación de la fuente, este domingo acudieron a este tequio más de 80 jóvenes donde se realizó un evento con marimba, un taller con la reutilización con PET.

Cuando se realizaban estas actividades, agregó, “Llegaron vecinos de la colonia Lindavista para comentarnos que ellos tienen un proyecto de rehabilitación de este espacio, por lo que acordamos sumarnos a ellos para recuperar este parque y evitar que lo vayan a convertir en un estacionamiento, aprovechando que se estaba convirtiendo en un basurero al aire libre”.

Citó el caso del Parque de la Amistad en las faldas del Cerro del Fortín que “estuvo abandonado y las autoridades dijeron que era un foco de infección y lo desaparecieron para construir el estacionamiento que hoy está ahí y que no sirve para nada”.

Por eso son importantes estas iniciativas ciudadanas, vengan de donde vengan, pero que sean de beneficio para todos, pues debemos emprender acciones preventivas que eviten estas acciones irregulares de la autoridad.

Y es que desde los instrumentos internacionales en la materia hasta hallarse plasmado en la carta magna, tanto el patrimonio como el espacio público son propiedad de la nación, entendiendo a esta como la gente, su gobierno y su territorio.

Las autoridades, está en la constitución, tienen la obligación de proteger y mantener el buen estado del patrimonio (material e inmaterial), más no modificarlo o destruirlo por capricho, intereses o ignorancia (por lo cual hay vías legales para que la comunidad interponga recursos legales contra estas acciones).

Y se entiende como espacio público aquel perteneciente a la comunidad y cuya obligación de darle el debido mantenimiento es el gobierno (dependiendo la jurisdicción que le corresponda, federal, estatal o municipal), pero que es para el libre, legal y debido uso de los ciudadanos en su conjunto.

Se entiende de facto, que es la ciudadanía salvaguarda tanto del patrimonio como del espacio púbico y por tanto serán los avecindados a estos espacios los albaceas de estos espacios y cuyas decisiones deben ser inapelables incluso para la autoridad cuando éstas cuenten con un respaldo técnico colegiado y el sustento del beneficio que traerá a la colectividad y no como hasta ahora que es la autoridad la que decide como propietaria de esos bienes públicos.

En el caso de Oaxaca, llama la atención que existe una estructura socio-culturales que no solo crea y mantiene, sino que ahora recrea el patrimonio cultural intangible o inmaterial, pues desde hace siglos se conservan productos como el mezcal, el nicuatole, las calendas y comparsas de muerto o toda la tradición gastronómica y musical de los pueblos, patrimonio creado y mantenido por la población, no por su gobierno que hasta ahora voltea bien par apoyarlas o para, de plano, venderlas.

Lamentablemente en materia de patrimonio cultural tangible compuesto por casas antiguas y vernáculas; parques y plazas; monumentos naturales, históricos, por mencionar algunos; en todo el país ignoramos los derechos y obligaciones que tiene de facto la ciudadanía, entre ella el cuidado del patrimonio todo.

Son pues los vecinos aledaños a estos espacios, a estas zonas culturales patrimoniales quienes crearon o por quienes se destinaron estas obras y deben ser ellos quienes determinen su uso y destino anteponiendo el bien común a partir del aval de especialistas o de otras organizaciones que aporten para evitar cometer los errores del pasado.

Este parque es un claro ejemplo de la profunda ignorancia de las autoridades municipales y estatales que desde anteriores administraciones hicieron obra sobre obra en torno a este parque y a este emblemático parque, el cuan hasta la fecha no tiene más que una improvisada e insegura entrada peatonal y otra vehiculas sin sentido.

Durante años, lejos de ser un orgullo, ha sido un problema para el peatón que debe cruzarlo, más aún que en uno de los cruceros opera una banda de niños en condición de calle que agreden a quienes se acercan al que consideran su territorio, como sucedió el domingo este domingo donde vecinos y este reportero fueron apedreados por los menores, quienes con otras bandas juveniles convierten es parque en tierra de nadie.

Es de mencionarse que lejos de proteger por la generaciones actuales, no las nuevas, el patrimonio se ha ido destruyendo, prueba de ello es que la última gran obra de arquitectura que se hizo en Oaxaca acaba de cumplir más de un siglo, el Teatro Macedonio Alcalá. Desde entonces el estado de las cosas ha estado aletargado ante la convulsión de que ha sido objeto por la pelea de intereses socio-político-económicos, donde lo más lamentable es la pérdida paulatina del patrimonio, el mismo que medio heredaremos a nuestros hijos y nietos.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.