Home » Arte

Fallece el juglar oaxaqueño, Lukas Adán

Publicado por shinji_nerv el sábado, 20 mayo 2017
Sin Comentarios


 

Fortino TORRENTERA O.

Oaxaca.- Los humanos buenos mueren jóvenes. La tarde de este viernes 19 de mayo falleció en la playa San Agustín en Huatulco, una promesa de la canción oaxaqueña, un joven que no sólo se comprometió con su realidad y le cantó a esta su tierra que amó, Lukas Adan se nos adelantó.

Su canto siempre lo entregó sin medidas, estaba ahí cuando hacía falta, fue uno de los trovadores oaxaqueños que más recorrió y se conoció en comunidades, espacio que consideraba sagrado en la convivencia social.

En cada una de sus composiciones reflejaba con una metáfora correcta, la realidad que se vive en México, en Oaxaca, le cantó lo mismo al chapulín, a su abuela, al mezcal que de la política nacional, con una lírica que entre el ambiente musical se le conocía como el juglar oaxaqueño.

Si algo sorprende de su legado es que todas sus composiciones tienen una estructura melódica muy clara y aunque para muchos músicos leer nota cuenta, Lukas Adán demostró que el talento, la inspiración y el compromiso hallaban su escape en cada una de sus piezas

“Tengo un sueño recurrente/Que nace en mi sangre e inunda mi mente/En mi sueño mi pueblo nunca más su indignación se traga/ de ver vacía su mesa, a su hijo sin escuela/ en esta pobreza que mata”, dice “Tengo un sueño” una de sus composiciones.

Siempre fue solidario con el gremio artístico y cultural de Oaxaca, pero en especial de las comunidades, participando en diferentes festivales, ferias y fiestas patronales, donde compartió su canto con los campesinos, los indígenas, “los que estamos jodidos”, dijera él mismo.

En su haber existen unas 50 canciones con diversas temáticas, abordadas siempre con el carácter musical preciso y con esa voz festiva que caracterizó a este trovador oaxaqueño, quien el próximo mes grabaría algunas piezas para Radio Educación y con el apoyo de Rafael Catana.

Hablamos de un músico que estaba haciendo una propuesta distinta, con un trato distinto al folclorismo que ha hundido la tradición y ha impedido el desarrollo musical. Con su guitarra y su voz evocaba lo mismo paisajes del estado que imágenes sagradas o de la miseria que se vive; hablamos pues de una propuesta que es justo darle seguimiento.

Quienes tuvimos la oportunidad de compartir el escenario, Lukas Adán, no sólo fue un talentoso cantautor, sino que siempre extendió la mano a los amigos y no amigos; si algo lo caracterizo fue su ángel y ben trato, su pérdida representa un duro golpe a la música oaxaqueña. Descanse en Paz el músico, amigo y hermano, Lukas Adán.

 

 

 

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.