Home » Arte

Resurge la voz de una generación en Oaxaca, el grupo de rock “Cuero y Metal”

Publicado por shinji_nerv el sábado, 3 junio 2017
Sin Comentarios


Fortino TORRENTERA O.

Oaxaca.- Considerada con “Luzbel” la banda de heavy metal más importante de México y una de las 20 más destacadas dentro del rock en español en el continente, después de 25 años, volvió a sonar en Oaxaca el grupo “Cuero y Metal” con miras al concierto “Guerreros del Metal II” en el que participarán importantes bandas del género este 17 de junio en la Ciudad de México.

 

Los sencillos que lanzó esta banda entre 1984 y 1993, son considerados discos de culto en Inglaterra, Alemania, Japón y países donde se cultiva el heavy metal, además que al volverlos a escuchar, notamos sus innovaciones que años después en los acordes de grupos como Gun´s and Roses o Nirvana.

 

Este 17 de junio participarán en el festival “Guerreros del Metal II” en el Bar Cosa Nostra que es el actual hoyo funky del heavy metal en México, el cual se encuentra frente a la Arena México “Cuero y Metal” de Oaxaca alternará la escena con “Ramses” uno de los grupos más decanos del género; “Megaton” de Guadalajara; así como “Rip”, “Voltax” y “Drakonian” de la Ciudad de México.

 

Además tienen la invitación para ir a Japón y al Metal Fest en Alemania que se celebrará en el 2018, ya que está en boga el rescate de las bandas que sonaron, que tenían propuesta pero que no se difundieron, que como en el caso de “Cuero y metal” han sido más conocidas en otras partes que en México, pues sigue sonando en las radio de Paraguay, Chile, Argentina, Perú y Colombia.

 

La noche de este jueves en un espacio llamado “High” de la Colonia Reforma, este histórico y pionero grupo de heavy metal reapareció en la escena con tres de sus integrantes originales; Miguel Ángel Cortés Corpus, Jorge Villegas y Alejandro Blanco, reforzados en la guitarra por el maestro Álvaro Torres, integrante de aquella generación y Rudas Cortés en la Batería, siendo abierto este ensayo por la banda “Lilith Skin”.

 

Después de 25 años, se volvía a encontrar una generación marcada por “Cuero y metal”; mujeres y hombres acompañados de sus hijos; seguidores eternos de este grupo, compañeros de la Escuela Secundaria Técnica 14 y claro, habíamos muchos chavos-rucos de la entonces acelerada banda rocanrolera.

 

Precisamente fue Corpus, quien radica actualmente en Guanajuato, quien tomó la iniciativa de reunir de nuevo a la banda que nunca pudo coincidir, después de que por una década productores los buscaron para grabar y tocar en festivales; “Cuero y metal” está listo para volverse a subir al escenario, según nos cuenta el más consecuente de sus integrantes, el bajista Miguel Corpus:

 

– ¿Hace cuánto no tocaban juntos?

– Realmente tenemos 25 años que no nos reunimos la banda completa, pues Pepe Lievano que junto a mi creamos esta banda que al agotarse creó el proyecto Milenium con Saúl Greñas y la voz de Alejando Blanco.

 

– ¿Cómo empezó “Cuero y Metal”?

– Pues en 1982 Pepe Liévano y yo teníamos como 12 años y empezamos a hacer rolas cada quien por su lado, hasta que coincidimos y pensamos en formar una banda en la secundaria, la cual se llamó “Love band”.

En aquel entonces yo iba a la Casa de la Cultura Oaxaqueña y por eso se de la tablatura, aprendí con hexagrama, imagínate; mientras que Pepe si tenía un poco más de estudio y conocimiento de música.

Le muestro una canción, él otra; hacemos una rola entre los dos, luego una de él y luego una mía y es cuando nos propusimos a hacer una banda en 1984, por lo que invitamos a Fernando Fernández “Fena” en la batería; a Pedro Marmolejo como guitarra líder, Pepe Lievano en la guitarra, Marco Tulio Ramírez en la Voz y yo en el bajo.

Después nos presentamos en la Plaza de la Danza, ahí se salió Fena y entró Luis Felipe Trujillo, para que después se saliera Pedro Marmolejo y entra Jorge Mata y el cantante Alejandro Blanco –considera la voz de una generación que empujó como nunca el rock en Oaxaca-.

La consolidación del grupo fue cuando entraron Mata y Blanco, pero “Cuero y metal” era una banda de la banda, por eso tuvimos varias alineaciones.

El primer bajista fui yo, luego Alberto Chontal y al final Jorge Villegas, aunque también estuvo Sergio López (ex Luzbel) que en paz descanse, después “El Hebreo”, pero la idea ahora es hacer fuerza todos para retomar este proyecto.

Entre los músicos de la banda, como Josh, hermano de Fena nos ayudaban a corregir ciertas posturas o tonalidades, así hicimos la banda entre tocando y aprendiendo; la banda aportaba, no había tanta música, oíamos a Deep Purple, Black Sabbath o Led Zeppelin.

 

-¿Qué pasó con “Cuero y Metal”?

– “Cuero y Metal” fue una banda de toda la banda como le demuestra la alineación en poco más de 10 años que duró, considerando que el Metal no es muy bien visto en la sociedad y más en la de aquel tiempo, por eso pocos duramos en este género.

Lo que pasó con la banda es que hicimos música que no se grabó toda en su momento, sólo dos discos: “Escuadrón metálico” que es un acoplado de varias bandas en 1987

 

– ¿Han pensado volver a grabar?

– Pues hay muchas opciones, pues tenemos mucho material que se quedó rezagado, lo tengo en el escritorio debido a que no éramos músicos de hacer partituras, sino más bien de estructura, pues n soy un músico de estudio, sino más bien de corazón que es una diferencia muy peculiar hoy en día, ya ves que ahora hay chavos que estudian y tienen muy buena calidad.

En ese tiempo buscábamos un sonido propio, por eso experimentamos con esas armonías extrañas, el punch y la fuerza que tiene el metal,

 

– Les tocó vivir un cambio en la música pero también en los soportes de lo análogo a lo digital ¿Cómo notas estos cambios?

 

– Pues creo que ayudó muchísimo porque hay mayor capacidad de almacenaje y sobre todo la portabilidad, mientras que en aquel momento no teníamos acceso a toda la música como se tiene hoy

 

– ¿Cómo ves hoy la escena del Heavy Metal?

 

– En Oaxaca lo sigo viendo muy incipiente, no despega; lo sigo viendo igual que hace 35 años, pues si no escuchar el metal esporádicamente en lugares particulares, no hay lugar más que algunas tocadas que hace la banda casi de manera clandestina en hoyos o en espacios underground y si hay grupos, pero no la difusión que se desearía.

Por ello es importante rescatar a bandas que realmente toquen, que se abran espacios y se deje de satanizar a este género, pues para empezar el verdadero mercado del metal no está en Oaxaca, sino en la Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara o Puebla, donde si han apoyado a las bandas que emergen.

Algo que sí puedo decir es que el metal oaxaqueño está resurgiendo en grupos como Noesis que es folk metal, Ritual, 1.21, La Santa, Cruz Guardian, Survivor, Metrocult, en fin muchos de la escena local que están latentes y el hecho de que estemos aquí como “Cuero y Metal” puede ser un buen motivante para los chavos y para la banda oaxaqueña.

 

Al preguntarle sobre el metal mundial actual, dijo que habían buenos y pocos grupos, pero en la actualidad no hay una banda de heavy metal que despunte, como que ya fue la época de este género derivado de la fusión y el desarrollo que ha tenido, pero el metal duro, el heavy, el pesado, es raro encontrarlo.

 

Concluye diciendo Corpus respecto a la pasión por este género: “Resulta un gusto y un gasto ser metalero”, pues representa una buena inversión cada concierto. Actualmente sigue componiendo e integró en Guanajuato la banda “Mezcal metal”, pero no ha dejado de tocar este género; muchos de los integrantes se sumaron a labores religiosas o empresariales, salvo Corpus, Villegas, Blanco y Torres que desempolvan su ropa negra, sus chamarras para volver hacer sonar a una banda que marc%

Comentarios

comments

Comentarios cerrado.